• 09:07
  • martes, 25 de enero de 2022

“No vería mal que la vacunación sea obligatoria”

Con 343 casos confirmados durante el día de ayer y 500 a la espera de resultados, el Intendente municipal entiende que la obligatoriedad de la vacunación es una posibilidad a tener en cuenta. Según el Jefe Comunal, “no vacunarse significa poner en riesgo la salud propia y la de los demás”. Por eso considera viable que la inoculación sea obligatoria en el territorio nacional. “La pandemia se va a terminar cuando la mayor parte de la población mundial esté vacunada”, dijo. En esta conversación con Cuatro Palabras, también habla de la cepa Ómicron, de los nuevos Centros de testeos, y de la posibilidad de aplicar nuevas medidas.
“No vería mal que la vacunación sea obligatoria”

Los casos confirmados ayer en nuestra ciudad corresponden a la sumatoria de hisopados positivos entre el Sistema de Salud público (285) y los laboratorios privados (58). Ayer, se realizaron más de quinientos hisopados y hay 991 vecinos que transitan la enfermedad. 

“Venimos trabajando en forma continua con el área de Salud desde que empezó la pandemia, y lo que estamos viendo ahora es un fiel reflejo de lo que está pasando en todo el mundo, en Europa, Latinoamérica y el país”, dijo a este medio el Jefe Comunal. 

Según Aiola, esta cepa tiene la característica de ser “extremadamente contagiosa, tiene un gran poder de infección y lo que estamos viendo es que a la par hubo un relajamiento de medidas de la población, que viene hace casi dos años atravesando esta situación, además de que se suma el calor, las fiestas, despedidas, las reuniones sociales y las vacaciones, lo que hace que exista un aumento considerable de casos”. 

 

-En muchos puntos del país hay desbordes en los centros de salud por los testeos, ¿cuál es la situación en ese sentido en Chacabuco?

El porcentaje de internación en Terapia y la mortalidad, son bajos. Eso permite que no se sature el Sistema de Salud. Pero lo que produce es un gran impacto desde el punto de vista económico y laboral. Porque las personas no pueden ir a trabajar, tienen que guardar el aislamiento correspondiente y eso repercute en las fábricas, en los lugares de trabajo, y en los equipos o plantel, que se ven reducidos, y hay que desdoblarlos. 

Por otra parte, se ve una gran afluencia de vecinos que se quieren hisopar, por una cuestión de responsabilidad, y lo vemos muy bien. 

Hoy hay tres Centros de Testeos, uno es el Hospital, el Club Nueve de Julio y el CIC de Alcira de la Peña, donde se recibe a mucha cantidad de vecinos. 

 

-Si bien bajó la ocupación de camas en relación a otros momentos de la pandemia, lo cierto es que el personal de salud sigue trabajando a destajo en los Centros de Atención, ¿qué sensaciones les manifiestan?

-El equipo de Salud obviamente viene haciendo un esfuerzo enorme desde que empezó la pandemia. Hoy la demanda es por consultorio externo o guardia febril, o en los Centros periféricos por los hisopados. Cuando hubo una disminución de casos muchos aprovecharon para tomar la licencia por vacaciones. Obviamente el agotamiento y el cansancio es algo que tenemos en cuenta y trabajamos en el tema. No es lo mismo que cuando tuvimos 73 pacientes internados, más la Terapia Intensiva llena. Hoy el nivel de ocupación de camas en la Provincia por Covid-19 es del 36%, y en su mayoría, con pacientes que no se vacunaron o que tienen una sola dosis. Es importantísimo recalcar que la vacuna es un elemento fundamental para prevenir los cuadros graves. Hoy estamos yendo a visitar a cada uno de esos vecinos que por algún motivo no se vacunó, para explicarlo claramente. 

 

-¿Qué opinión tenés de los vecinos que deciden no vacunarse?

-La vacuna, al no ser obligatoria, no se puede forzar. Pero como médico aconsejo a que todo el mundo se vacune, porque está demostrada su efectividad, entonces no vacunarse significa poner en riesgo la salud propia y la de los demás. Sabemos que las personas que están vacunadas, diseminan mucho menos el virus de quienes no lo están. 

En la Argentina, cinco millones de personas no vacunadas, sí pueden poner en riesgo el Sistema de Salud. Es una cuestión de responsabilidad social. En todos los países, con  todas las ideas políticas, aclaran que son un elemento fundamental para prevenir cuadros graves y la diseminación viral. Es más, la pandemia se va a terminar cuando la mayor parte de la población mundial esté vacunada. 

 

-Algunos países resolvieron que la vacuna sea obligatoria, ¿qué opinión tenés al respecto?

-Después de la cantidad de dosis aplicadas a nivel mundial, y viendo en este período, pienso que la vacuna es segura y que tenemos que cuidar a toda la población. Yo no vería mal que sea obligatoria. 

 

-Independientemente de las medidas que conocemos y de las vacunas, ¿qué tipo de conductas considerás que debería tomar la población en este momento de tanta circulación del virus?

-Tomar medidas restrictivas después de todo el tiempo que pasó, y teniendo en cuenta de que la vacunación ha sido exitosa en todo el país, porque hay dosis disponibles, no es una opción. En primer lugar, tendríamos que pensar en aplicar una tercera dosis a toda la población. Medidas restrictivas, mientras que la ocupación de camas siga estable, no son recomendables. Lo que sí se recomienda es mantener las medidas de cuidado que conocemos: distancia social, barbijo, concurrir a la menor cantidad de eventos posible, no bajar la guardia. Hay que considerar que todos estamos haciendo un esfuerzo por salir de esta situación que nos aqueja.