• 06:16
  • sábado, 17 de abril de 2021

¿A quién le van a hacer creer que son independientes?

T6AXCP6ZCFHIFO7INKBWTYBESM
¿A quién le van a hacer creer que son independientes?
La persecución judicial que sufre Cristina Fernández de Kirchner no es ninguna novedad. Vemos, desde hace tiempo, una guerra jurídica -o lawfare- emprendida con causas insostenibles, armadas a medida de los poderes cuyos privilegios se ven afectados cada vez que asume en nuestro país un gobierno popular.
En ese sentido, apoyamos y celebramos el alegato de Cristina en la causa Dólar Futuro, en donde con el coraje que la caracteriza, enunció con nombres y apellidos los atropellos y el funcionamiento corporativo de la justicia argentina, en connivencia con sectores mediáticos y de la oposición política. La causa por la que hoy declaró la vicepresidenta se inició por una denuncia del dirigente radical Mario Negri el 30 de octubre de 2015, cinco días después de las elecciones de aquel año. Por supuesto, cayó bajo la órbita de Claudio Bonadío. Manejan causas, fechas, declaraciones. Una justicia a medida del poder económico y corporativo. Tal y como dijo Cristina en su alegato, “no hay posibilidades de una vida democrática sana con funcionarios que parece que constituyen una aristocracia".  Y volviendo a retomar las palabras de la compañera, ¿a quién pueden hacerle creer que la justicia argentina es independiente, que no tiene intereses sectoriales y corporativos, que son imparciales?. ¿Cómo van a justificar las grotescas maniobras que efectúan y las persecuciones que llevan adelante? ¿Cómo justificarán los seis encuentros que el presidente de la Cámara de Casación, Gustavo Hornos, mantuvo con Mauricio Macri?. El mismo juez que, el 4 de diciembre del año pasado, se ganó el titular del Diario Clarín que lo adjetivizó como “el juez anticorrupción”. ¿A quién le van a hacer creer su independencia, mientras los verdaderos culpables de beneficiarse con la devaluación, Mauricio Macri y parte de su gabinete, no deben rendir cuentas a nadie?.
Como siempre, no nos corremos ni un centímetro del lugar que ocupamos siempre, y apoyamos con el pecho lleno de orgullo a Cristina Fernández, por la valentía de enfrentar a las corporaciones que actúan en contra de los intereses del pueblo argentino, por ser la mejor representante de esos intereses populares. Adherimos también al pedido urgente de una reforma judicial, que termine de una vez y para siempre, con los privilegios de unos pocos.

Fuerza Peronista