19:36 h. Lunes, 20 de Mayo de 2019

MALVINAS: Lo que va de ayer a hoy

Publicación pedida: La historia es pasado, presente y futuro.​  |  02 de Abril de 2019 (13:55 h.)
Más acciones:

De aquel desembarco en Malvinas el 2 de Abril de 1982, para algunos pletórico de gloria y para otros día fatídico. En todo ese tiempo el país en sus diversas manifestaciones paso de las majestuosas y vibrantes con el tiempo de presuntas jornadas de una guerra nacional contra el Imperialismo y el Colonialismo a una profunda etapa de Desmalvinización que es la que atravesamos actualmente profundizado por CAMBIEMOS con su cipayismo atroz. Trataremos de interpretar este hecho trascendente de la historia Patria objetivamente, aunque no despojado de la ideología que impregna mi pensamiento y accionar ya que no hay hechos ni historiadores asépticos.

El pueblo argentino apoyó sin retaceos el 2 de Abril aunque la decisión de ocupar las Islas Malvinas Georgias y Sandwich del Sur hubiera sido tomada por la camarilla Cívico – Militar del proceso que durante 6 años nos endeudo hasta la eternidad con una fabulosa deuda externa, desindustrializando al país con su secuela de desocupados y marginados, con miles de desaparecidos, hay que señalar que fueron el movimiento obrero y el pueblo en su conjunto los destinatarios reales de esa violencia, ya que solo con el terror y las desapariciones pudo el plan oligárquico  Neoliberal prosperar e imponerse transitoriamente. Basta ver hoy los datos de la pobreza actual, la desocupación, la devaluación de la vida para comparar la actualidad con ese pasado tétrico aunque no tan remoto.

Aunque el desgobierno de la Junta Militar no se daba por enterado, ya estaba profundamente corrompido y corroído antes de la guerra de las Malvinas, así el 30 de Marzo aunque apaleado y reprimido el pueblo había decidido con su lucha dar por finalizada la trágica experiencia cívico – militar del 24/03/1976. De manera que ni siquiera un triunfo militar o diplomático en la guerra podía salvar al régimen de su triste destino.

Pero esto tal vez no lo imaginaban las cúpulas cívico-castrenses y este parecer las embarcó en la fatal guerra del Atlántico Sur.

También se dice que la idea inicial era ocupar el archipiélago y luego retirar las tropas, una vez iniciado el debate en la O.N.U dicen que Galtieri cambio de idea, cuando se vio “majestuoso” frente a la plaza llena, que lo hacía sentir otro Perón, pero en las antípodas de su pensamiento y accionar, ya que el pensamiento de Galtieri era represor Neoliberal entreguista y cipayo. El pueblo ante el hecho consumado del 2 de Abril salió a la calle sin preguntarse quién manda, su objetividad fue más allá de las “intenciones” de Galtieri y sus generales porque objetivamente el hecho bélico significó la lucha contra una gran potencia imperialista que puso al descubierto, que no somos socios del primer mundo occidental sino sus satélites y vasallos. Nuestros mandos militares educados en la Doctrina de la Seguridad Nacional para cuidar los intereses de las clases dominantes en su propio país, creyeron realmente que los EEUU nos consideraban su aliado y su amigo antes que un gendarme que cuida su patio trasero.

Acaso, ¿No habíamos estado juntos con EEUU en la guerra sucia contra Fidel Castro, el Salvador y la heroica Nicaragua?

Indudablemente no tuvieron en cuenta que el imperialismo no es desleal y traidor con sus socios y amigos ya que Gran Bretaña es guardiana de sus mismos intereses. Las sucesivas juntas habían adherido y ratificado su adhesión al “estilo de vida occidental y cristiano” que no quiere decir otra cosa que sumisión del país al bloque occidental como gendarme menor ante una eventual ola de liberación nacional y el CAMBIEMOS actual y su política exterior e interior no juegan a caso, de lamebotas del Imperio?

Y comprobamos que de un día para otro esta guerra en la cabeza de los generales no era el contra el Imperialismo, la O.T.A.N y la Oligarquía sino que percibía en ellos la doctrina de la seguridad nacional y la represión de lo popular.

Ellos los que estaban en el campo de batalla educados a partir de 1955 en la sumisión Occidente y en la idea de que toda lucha por la independencia nacional encabezada por el pueblo era subversión, se vieron conmocionados por tales acontecimientos, por eso Malvinas dejó numerosas enseñanzas, citaré solo algunas: 1) Quienes fueron y son nuestros verdaderos enemigos políticos: El imperialismo, la oligarquía, los cipayos y sus manifestaciones: Deuda externa, Malvinas usurpadas, desocupados, marginalidad, analfabetismo y colonización cultural. 2) Quienes nuestros amigos los pueblos hermanos de América Latina que se levantaron en nuestra defensa en un abrazo solidario como había ocurrido en los tiempos de la independencia dando todo sin pedir nada. 3) Al auténtico ejército sanmartiniano, el replanteo, la educación sobre la verdadera naturaleza del colonialismo y sus cómplices de adentro y que la soberanía territorial no existe, es cháchara sin soberanía política, económica – cultural, sin justicia social, como había empezado a estructurar y enseñar el Kirchnerismo - Peronista en alianzas con ejércitos nacionalistas de América Latina. 4) Que existe una sola Patria, que es la Nación Latinoamericana y una sola bandera, la de la Patria Grande.

Para concluir, qué mejor que las palabras acertadas de un soldado combatiente que hablaba así de Malvinas: “Para la dictadura lo sabemos fue una maniobra para ocultar su crisis política y sus crímenes, les salió mal en lo militar y político, en cambio para nosotros y el Pueblo Argentino, las Malvinas representan históricamente una lucha y una reivindicación Anticolonialista y Antiimperialista”.

QUE LA MEMORIA Y EL RECUERDO DE LOS QUE CAYERON PELEANDO NO SE BORRE DE LAS CONCIENCIAS DE TODA LA SOCIEDAD.

Nelson Coronel, para el Ateneo Arturo Jauretche Manuel Ugarte.