• 04:27
  • jueves, 24 de septiembre de 2020

Todes a la pesca

Luego de un inicio de fin de semana con intensa lluvia, finalmente las condiciones climáticas hicieron posible que muchos chacabuquenses se volcaran a la Laguna de Rocha. Mas de medio centenar de vecinos ocuparon las instalaciones del lugar y disfrutaron del día en medio de controles policiales respecto al cumplimiento del distanciamiento social. La versión oficial dio cuenta del buen comportamiento de los aficionados a la pesca, aunque se pudo observar cierto relajamiento en el uso de barbijos.

Todes a la pesca

 

Una tarde a pleno sol fue la excusa ideal para que este domingo una gran cantidad de chacabuquenses eligieran la Laguna de Rocha para disfrutar de la pesca y el aire libre. Mas de medio centenar de personas hicieron uso de las instalaciones del centro recreativo. La policía comunal verificó los protocolos de distanciamiento.

 

De acuerdo a datos proporcionados en la zona de ingreso a la Laguna de Rocha, durante el día domingo se contabilizaron 400 entradas vendidas, que no incluyen a socios del Club de Pesca ni a menores, entregándose a quienes se iban retirando de regreso a Chacabuco un comprobante para justificar la circulación al momento de pasar por los controles del acceso de Hipólito Yrigoyen. 

La Policía Comunal hizo varios recorridos durante el transcurso de la jornada con el objeto de corroborar el respeto de las medidas preventivas, algo difíciles de verificar cuando se trata de contactos estrechos, dado que como había muchas personas que fueron en familia, el distanciamiento social no era lo que más se acataba. “Se están respetando las reglas a medias”, señaló un vecino consultado por Cuatro Palabras. “Cuando la policía hace la pasada, todos se distancian y se ponen el barbijo; cuando se retira, se lo vuelven a sacar y se acercan”, expresó describiendo una escena que se repitió durante todo el día. Por su parte, desde el sector comisionado por el Club de Pesca para cuidar el lugar, apuntaron que “sería necesaria más presencia policial para que los que van a la Laguna cuiden los protocolos, para que pueda continuar abierta”. El intendente Víctor Aiola, señaló que “no va a dudar en cerrarla si no se respetan las normas contra el coronavirus”, por lo que hay temor de que se retroceda de fase y se vuelvan a cerrar las instalaciones. Asimismo, en la Laguna estaban presentes aquellos que creen que la cultura del cuidado individual debería bastar a esta altura de la pandemia. “Para mí ya tendrían que levantar todo, llegamos a un punto en que cada uno tiene que cuidarse así mismo'', opinó un pescador. Por otro lado, también estuvieron en el lugar quienes afirman que cuando se trata de la responsabilidad personal, todos se relajan. “Somos hijos del rigor, las reglas solamente se respetan cuando hay una autoridad presente que controla”, señaló uno de los consultados, que también coincidía en que “solo la presencia policial hacía que todos tuvieran colocado el barbijo”. Más allá de los distintos puntos de vista, lo real es que la forma en que viene evolucionando la pandemia a nivel local, un posible retroceso de fase hizo que muchos pensaran que la de este domingo puede llegar a ser una de las últimas tardes de laguna en quien sabe cuánto tiempo. Por eso, aprovecharon.