• 01:19
  • sábado, 27 de febrero de 2021

Se viene otro radicalismo

En un encuentro realizado en el restaurante Granja Paliof, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, fortaleció su candidatura a presidir la UCR con la presencia del dirigente histórico, Federico Storani. El evento también contó con la la participación del senador nacional, Martín Lousteau.

42f48d5c-46a8-4167-8286-01ac656283c1
Se viene otro radicalismo

Se acercan las internas radicales que el 21 de marzo enfrentarán a Gustavo Posse y Maximiliano Abad en la disputa por la presidencia del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical, y desde el sector del intendente de San Isidro, quien encabeza la lista 114, cuenta con el apoyo de Martín Lousteau y representa al sector más moderado del radicalismo, comenzaron a mover piezas en las secciones electorales del interior. Durante un ágape brindado para los militantes en un restaurante al aire libre ubicado en la zona de quintas de Junín, Posse expresó a Cuatro Palabras “que una razón por la cual hay elecciones internas, es para terminar con 5 años de sumisión y de servilismo por parte del radicalismo de la provincia de Buenos Aires, que nos hizo daño a nuestro partido, a Juntos por el Cambio y al sistema político en general”. El hijo de Melchor Posse, histórico referente radical que también encabezó el municipio sanisidrense, territorio ininterrumpidamente radical desde 1983 hasta la fecha, señaló que “las nuevas autoridades que surjan de la elección del 21 de marzo, deberán ratificar el carácter frentista del radicalismo, pero en el sentido de ensanchar Juntos por el Cambio, para que de esta manera el 41% que nos votó se convierta en una mayoría. Así cambiaría  la presencia del radicalismo, pasaría a ser socio pleno, a dirigir sus propios actos y a ser convocante del frente”.

“El protagonismo no se pide, se gana en la cancha”

Respecto a la forma en que la UCR debe acceder a un rol más protagónico en la alianza con el Pro, Posse manifestó que “cuando se construye desde un partido como el  radicalismo, a partir de ahí no se pide nada, el radicalismo se lo gana todo en la cancha. Nosotros queremos que en todos los distritos en el nivel nacional, provincial, y en el nivel de las listas municipales, en cada lugar todos los radicales puedan ejercer sus cargos, para eso son las PASÓ. Así que no es necesario que se rompa Juntos por el Cambio, ni pedir nada, todo se gana con el voto de la gente. 

La palabra de un histórico

Otra de las figuras protagonistas de la tarde radical en Junín, fue el referente Federico Storani. El ex presidente de la Federación Universitaria Argentina y cinco veces diputado nacional, acompañó con su presencia el encuentro y destacó que “aunque a algunos les parezca un poco descabellado una interna en medio de una pandemia, sin embargo la vida de los partidos políticos es fundamental para organizar la vida institucional del país”. En cuanto al proceso que cree debe darse dentro del Partido, Storani indicó “la necesidad de renovar tanto personas como ideas. Nosotros estamos presentando en la figura de Gustavo Posse, un proyecto de síntesis que es muy adecuado, con una gestión que logró el equilibrio en medio de la pandemia, preservando la salud y una muy buena actividad económica en San Isidro. Y a su vez, una figura que se proyecta, que tiene mucha llegada a los jóvenes, con un pensamiento socialdemócrata moderno, como quería Raúl Alfonsín, como la de Martín Lousteau. Por eso me parece que es un proyecto muy atractivo que le hace falta al país, porque de lo que se trata es de generar una alternativa que nos haga recrear una esperanza”, finalizó.

Lousteau: “Para conducir, tenemos que entusiasmar”

¿Que tiene que pasar en las elecciones de octubre 2021 para que sintamos  los argentinos que otra Argentina es posible? Hay diferentes escenarios posibles, yo puedo esbozarte dos: El kirchnerismo se volverá más duro, presentará una alternativa más cristinista que la de ahora y, por el otro lado, Juntos por el Cambio presenta las mismas caras e idénticas metodologías que utilizó hasta ahora. Eso a la sociedad no le abre ninguna esperanza de que algo pueda ser distinto. Creo que en esa elección hay que plantar la semilla de que la coalición sea m´ñas amplia, tiene caras nuevas, que los que quieren debatir internamente tiene una voz y que esa voz va a ser escuchada. por eso, para que la coalición funcione distinto, el radicalismo en el futuro no puede ser como lo fue hasta ahora. Además, queremos que el radicalismo empiece a hablar también hacia afuera, al afiliado que no viene a votar, al que era radical y se olvidó, al que no conoce que es radical y al que no sabe que le gustaría ser radical. Así, en la medida que ganemos la validación de la gente, sentarnos en una mesa programática y conducir la coalición de Juntos por el Cambio, ese lugar de poder no se puede reclamar, se debe ganar entusiasmando y logrando el apoyo de la gente.