“Los vecinos deben denunciar”

Cuestiones ambientales y de salud pública  |  21 de enero de 2020 (09:13 h.)

A tono con los reclamos de organizaciones ambientalistas y nuevas generaciones que a nivel global exigen a la política frenar la catástrofe que ha generado las actuales formas de producción y consumo, el Municipio de Chacabuco busca ponerse a la altura de las circunstancias. Asi llega al gabinete el joven abogado Marcos Pintos, especialista en Derecho y Gestión Ambiental, que no duda en hablar de la problemática de las fumigaciones, el basural a cielo abierto y la necesidad de hacer hincapié en la educación y concientización de la población. Respecto a las aplicaciones de agroquímicos y limpieza de mosquitos en zonas urbanas dijo “Los vecinos no tienen que dudar en denunciar, porque la ordenanza en ese aspecto es bien clara”.

Marcos Pinto tiene treinta y ocho años, es abogado especialista en Derecho y Gestión Ambiental y acaba de incorporarse al gabinete de Víctor Aiola. Trabajó en una ONG relacionada a la educación ambiental y participó de varias charlas relacionadas a la concientización de la población. Con su llegada, y por sus consideraciones personales, el área podría dar un giro y alinearse con la demanda social a nivel global. “La problemática de las fumigaciones es una cuestión que está latente, que está presente en toda la sociedad, hay que ir avanzando en lograr una regulación que proteja al vecino”, dijo en su primera entrevista con Cuatro Palabras. Además, habló de la erradicación del basural a cielo abierto y del estado del agua.

-¿En qué ejes vas a trabajar desde el área?

-Las temáticas son súper variadas, pero voy a hacer hincapié en educación y concientización poblacional. Queremos trabajar con los colegios, con el nivel inicial primario y secundario potenciando los conocimientos que hoy ya tienen los chicos, no es que no están cerca de la cuestión ambiental sino que están muy informados. Y si bien son los principales receptores, después son comunicadores fuera de las escuelas para toda la sociedad. Ya estuvimos trabajando con las colonias junto con el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable para ir haciendo hincapie en esta cuestión educativa antes del comienzo de la jornada escolar.

-La semana pasada trabajadores municipales encontraron una pila de bidones tirados a un costado del camino, estuvo la Policía Ecológica en Chacabuco, ¿pudieron avanzar para encontrar a los responsables?

-Si, principalmente se estuvo trabajando en las cuadrillas que andan por toda la ciudad investigando, advirtiendo cualquier tipo de situación. A los envases de fitosanitarios, con material para fumigar se los incautó y llevó al Centro de Acopio Transitorio del Municipio, que es el lugar adecuado para ese tipo de bidones. Se dio intervención a la Policía Ecológica, que verificó uno por uno los bidones y se labraron las actas administrativas girando este expediente a lo que es el OPDS, para que a través de los números logren la trazabilidad tratando de identificar el vendedor y el productor, que en definitiva fue el que dio uso y se estima que tiró los bidones. Ahora tenemos que esperar que la causa avance, pero desde el área de medioambiente del gobierno de Chacabuco queremos transmitir que no vamos a permitir ningún tipo de situación similar, vamos a trabajar hasta las últimas consecuencias con este expediente y con lo que sea necesario para que la gente tome conciencia.

-Hay cada vez más alarma de los vecinos y vecinas respecto a las aplicaciones con agrotóxicos en la zona urbana, ¿cual es la situación?

-La problemática de la fumigación es una cuestión que está latente, que está presente en toda la sociedad, hay que ir avanzando en lograr una regulación que proteja al vecino. Contamos con una ordenanza que está vigente, estamos trabajando para la reglamentación de la misma, en la creación de un sistema de control para este tipo de aplicaciones. Más allá de eso, obviamente, hoy en día por cada reclamo se hace la denuncia formal o por alguna red social, y se toman cartas en el asunto, se evalúa, se cita al vecino, se explica, se hace el expediente y se investiga si esa aplicación fue fuera de la normativa o si fue dentro de la regulación legal.

-¿Ya hay expedientes iniciados?

-Sí, hay expedientes iniciados por supuesto. Lo que siempre pedimos al denunciante, en el caso de tratar como medio probatorio, es la fotografía, para que se visualice específicamente la placa del fito-aplicador para poder avanzar en la investigación, porque es el medio de prueba, no hay otro. Se nos hace difícil porque en el momento de la constatación la fumigación ya pasó, ya se fue el mosquito.

-Hay varias denuncias por algunos mosquitos que son lavados en zonas urbanas, que generan un segundo problema de contaminación en el agua.

-Sí, en ese caso los vecinos no deben dudar en denunciarlos, porque la ordenanza en ese aspecto es bien clara. Las fumigaciones están prohibidas en zona urbana y en cuanto al aparato, al mosquito, solo puede ingresar a la ciudad por una reparación. No para lavarse ni para cargar combustible.

-En Pergamino -con idéntico modelo agroproductivo que Chacabuco- por orden de un juez federal encontraron 18 agrotóxicos distintos en el agua corriente, ¿Cuál es la situación del agua?

-No tenemos registros de haber encontrado productos agroquímicos en el agua en zonas urbanas. Desde ya, cualquier reclamo de los vecinos para realizar algún análisis de agua se puede llegar a hacer. Se hizo en algún momento en establecimientos rurales y escolares y ninguno dio positivo.

-En Chacabuco sigue funcionando un basural a cielo abierto, ¿van a trabajar en esto?

-Se está trabajando fuertemente. Hay una ley provincial de erradicación de basurales a cielo abierto para los municipios de la provincia, tenemos que avanzar en ese sentido. El punto es el costo de los materiales de impermeabilización del suelo. Primero hay que hacer una fosa y después realizar ese sistema para que los líquidos no pasen a la tierra y por ende llegue a las napas. Tenemos un pedido iniciado a OPDS y estamos a la espera para que de curso a los expedientes y tener certezas para poder avanzar con la erradicación del basural. Yo hago mucho hincapié en que la celda sanitaria tiene una vida útil que parece depender también de cuán conscientes seamos nosotros en la reducción de la basura. Las campanas y la separación en origen tiene mucho que ver con eso. Todo material reciclable que uno arroje a las campanas, ya sea papel, vidrio, cartón, tela, telgopor a las campanas, hace que lo que se arroja a los contenedores y que en definitiva va a la planta de residuos sólidos urbanos, termina siendo mucho menor. Reutilizar y reciclar y por ende reducir, es esencial para un correcto tratamiento de lo residuos.

-¿Cómo está trabajando la planta de reciclado de sólidos urbanos?

Todo el material reciclable que se recolecta de las campanas va hacia la planta, cada vez hay más participación en estas campanas por parte de la población y eso ha hecho que tenga la ambición de querer incrementar en buen número las mismas. La planta está trabajando con la Cooperativa a tope, con mucho material reciclable y realmente está funcionando muy bien.

-¿Cuál es el destino del material reciclado?

-En la planta solo hay acopio del material reciclado y hay empresas dedicadas a hacerse de ese material para que vuelva al proceso productivo. Algunas se llevan el plástico, otras el cartón, otras se llevan el vidrio y todos esos materiales vuelven a utilizarse.

 

Más acciones: