09:09 h. Jueves, 23 de enero de 2020

 “Trato de ser más sincero que correcto”

 Es uno de los pocos intelectuales académicos de la ciudad. Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UBA), director y docente universitario, Marcelo Chata García es también actor, exmurguero y músico y desde esas lógicas disruptivas habló durante más de dos horas en Arrancamos Tarde (FM Radio Ultra 98.9). Dice cuáles son sus pasiones y responde preguntas relacionadas a la coyuntura política y económica, el feminismo y la ciudad.
Conversación  |  05 de diciembre de 2019 (10:05 h.)
Más acciones:

Una de las pasiones del Chata García -como lo conocen en Chacabuco- es escribir. Dice “Uno no escribe desde la verdad, escribe para aportar a la sociedad variables que en la lucha cotidiana se pierden”. Asegura que es un agradecido de poder vivir de lo que le gusta: levantarse a las siete de la mañana, preparar el mate, leer, escribir, pensar, preparar charlas y clases, estrategias, pensar a quiénes debe dirigirse, pensar a cada sector de la sociedad. ”Me apasiona ver que a través de las universidades se permite una mejor calidad de vida a un montón de sectores sociales. Vengo de formación marxista, y para mí tomar los medios de producción hoy en día es tomar el conocimiento, tenemos que lograr que la sociedad se apodere del conocimiento, no de los títulos, el desafío es la apropiación del conocimiento”, cuenta en diálogo con Arrancamos Tarde.

Habla de las obras de teatro en las que trabajó y de las personas que admiró y recuerda a Carlos Bettolli, “era un tipo que cuando te tocaba como docente en la secundaria pensabas “cómo un tipo con tanta capacidad y tanto talento me está dando clases acá en mi ciudad”, y rompía con el reconocimiento institucional, porque cortaba con la idea de que los buenos docentes estaban en otro lado, a mí me quedó grabado”.

En otro trayecto de la conversación habla de su participación en el suplemento F de Cuatro Palabras donde escribe desde hace más de un año. Considera que su rol debe debe ser “hablar de su propia contradicción, trato de ser más sincero que correcto, exponiéndome a que la nota genere crítica, incomodidad - con todo el derecho- sino subestimamos al lector”.

“Los cambios son relacionales, cuando la mujer modifica su forma de percibirse, y aparecen abanicos de identidad, obviamente la identidad masculina cambia, hay algo para redescubrir, pero también creo que nosotros teníamos que salir a pelear algunos derechos, como ocupar el rol de la paternidad, porque de algunos lados la cultura te expulsa, y algunas debilidades que como varones no nos permitíamos tener y no es tan fácil ni tan racional salir del rol”, dice.

En el último tramo de la conversación responde acerca de su visión sobre el macrismo en el poder y expone: “Lo que a uno le dejó ver el macrismo es que hubo ciertos sectores de la burguesía que no tienen un proyecto de país sino un proyecto de negocios, que ni siquiera le fueron fieles al macrismo, hicieron una acumulación financiera obscena a costa de un montón de quilombos para todo el resto de la sociedad”.

En ese sentido asegura que el sector energético fue el pilar de los que más ganaron, “y la burguesía financiera no se preocupó y se hizo un festín con la devaluación y las tasas altas, igual que cuando se instalan los mecanismos de la acumulación financiera con Martínez de Hoz en los 70 y con el menemismo. No respetaron siquiera a sus propios socios, ahora ya acumularon y se van”.

También se refiere al presidente electo Alberto Fernández, cree que su gobierno “Va a volver a buscar ganancias desde otro sector, la economía argentina es pendular, y tiene al sector productivo trabajando a la mitad de la capacidad, creo que va a volver a resurgir ese sector porque Argentina tiene posibilidades productivas muy grandes, por eso van a volver a reinvertir acá, el año que viene va a ser muy malo, con mucho ajuste, que Fernández puede bancarlo alegando a la herencia, y para el 2021 va a haber una acumulación basada en la producción”. Para García Alberto Fernández “es una incógnita”, porque “no sé si es el profesor universitario de la UBA con declaraciones super sensatas y con líneas claras, o el Alberto Fernández que pintaba hace cinco o seis años 6-7-8”.

Por último, fue consultado sobre cuáles son las políticas que necesita Chacabuco para convertirse en una ciudad productiva. García, desde su mirada academicista y por su trayectoria en el abordaje de esta problemática dice: “Lo que se veía en mi época es que si al campo le iba bien a Chacabuco le iba bien, y estos cuatro años fueron un cementerio de locales cerrados, está claro que la salida por la burguesía comercial no es. Hay que desarrollar el sector productivo y diversificar en la ciudad. Hay empresas muy grandes e importantes, hay que ver cómo pueden generar servicios y cómo se puede desarrollar una economía real de producción, hay que fomentar la producción elaborada, es un desafío para la universidad también, en relación a quiénes debemos formar. Tiene que haber un diálogo entre el Estado, la Universidad y los sectores empresarios”.