23:07 h. Lunes, 14 de octubre de 2019

“Hay que trabajar con mano de obra local” 

Osmar Echeverría, secretario de Obras Públicas, estuvo en la mañana de Arrancamos Tarde (FM Radio Ultra 98.9) y habló de la construcción de las 132 viviendas cuyo inicio de tareas ocurrió en los últimos días. También se refirió a lo que él cree que fueron las obras emblemáticas de la gestión de Aiola y opinó sobre cuáles son los proyectos que se deben desarrollar para el Chacabuco de los próximos treinta años.

ENTREVISTA  |  10 de octubre de 2019 (09:50 h.)
Más acciones:

La información de inicio de obra o finalización circula, lo mismo cuando se discute porque no avanza, pero no es tan fácil parir un proyecto y lograr que empiece a carretear, ¿qué balance haces de estos cuatro años?

Soy crítico natural, tengo diferencias y un punto de vista distinto, pero, en términos generales, creo que tuvimos una actividad muy grande, muy intensa. Fueron cuatro años de muchísimo trabajo, momentos en los cuales estábamos casi desbordados. Es muy importante tener un equipo de gente que te acompañe con eficiencia y estoy muy satisfecho del equipo que hemos logrado. La gente trabaja con tranquilidad, con comodidad. Obviamente, que quedan cosas por hacer, muchísimas. En eso nunca me doy por vencido, nunca digo que he cumplido cien por ciento porque no es cierto. Hay un montón de cosas que están en carpeta lamentablemente, que por el imperio de no contar con los recursos suficientes no hemos podido llevar a cabo, pero esperemos poder continuar en el próximo período.

Dos cuestiones: ¿Que pasa con la burocracia estatal?, fundamentalmente por la dependencia que los Estados municipales tienen de los gobiernos centrales, y ¿Cuándo vamos a llegar al momento de la descentralización real de los fondos? 

Soy un defensor a ultranza de la economía municipal y hablo de lo que conozco bien, que es la parte de Obras Públicas. Pienso que toda obra pública que es concebida por su propia gente, por su propia comunidad, por los profesionales con incumbencia de la propia localidad, que lo terminan plasmando en un proyecto, ese proyecto llevado a obra, esa obra licitada, concursada y administrada por el propio Municipio, fiscalizada, controlada, y si fuera posible ejecutada por gente de su propia localidad, es para mí el círculo perfecto. A mi me parece que el pago chico es el lugar donde nos conocemos todos y sabemos quién es quién y nos vamos a cuidar más que ninguno de hacer las cosas con la administración austera, precisa y concreta de los recursos y la potencialización de la mejor calidad constructiva. Me parece que las experiencias marcan. Cuando vino una empresa de afuera que no tiene ningún tipo de compromiso con la localidad, vino simplemente a hacer un negocio económico, a hacer algo que le encomiendan terminarlo de la mejor manera posible dentro de todo y llevarse la plata. Eso no sirve, sobre todo,en los tiempos actuales donde hay tanta demanda, necesidad de mano de obra y de actividad comercial en el rubro vinculado a la construcción, hay que trabajar con la gente local.

¿Es impensado que en algún momento la secretaría de Obras Públicas, con el control del Concejo Deliberante y los consejos profesionales de arquitectos y de ingenieros puedan manejar directamente la plata? 

Hoy por hoy, lo veo medio utópico. No porque no me guste la idea, al contrario, me parece extraordinaria y coincide un poco con mi punto de vista. Para mi, la administración íntegra de los recursos y la asignación de los recursos por parte del municipio, es la mejor forma de hacer obra pública. Ahora, nosotros estamos sometidos a ciertos lineamientos, a ciertas conductas que vienen del gobierno nacional y que no las podemos evitar. 

¿Cuál es la obra más importante de la gestión de Víctor Aiola? 

Te diría que como obra ideológicamente significativa, creo que fue la Accesibilidad a los Barrios. Fue una obra extraordinaria. Y ahí tuvimos que trabajar muchísimo la parte técnica de Chacabuco, y no era cuestión de tirar pavimento en determinada calle porque sí. Había que hacer las obras de infraestructura de desagüe que permitiera que en el futuro funcionara como corresponde. Y ahora, esta obra, la de las 132 viviendas, yo creo que era una materia pendiente en la obra pública de la gestión de Víctor Aiola, con lo cual estamos muy satisfechos por haber logrado el inicio. 

La obra de cloacas que se está haciendo en el Barrio Alcira la Peña, es fundamental desde el punto de vista de la salud. 

Ese tipo de obras, una vez que están terminadas prácticamente no se perciben, porque solamente la percibe el vecino que tiene el beneficio de tener la conexión cloacal funcionando. Y solamente se ven en algunas esquinas las cámaras de inspección, pero no se ve más nada porque queda todo enterrado.

¿Cuál es el proyecto de infraestructura prioritario para el Chacabuco de los próximos 30 años?

El tema del agua me parece que es fundamental para el Chacabuco de treinta años para adelante. Otra cuestión que me parece importante es que si tenemos la suerte de que la variante de la autopista se reanude como obra y podamos tener en el futuro la autopista funcionando a la altura de Chacabuco como era nuestro deseo y como fue hasta que se paralizaron los trabajos. Y creo que la avenida de circunvalación pasa a ser un elemento esencial como obra de infraestructura.

¿Gana Víctor Aiola?

Yo creo que sí, es una elección peleada, la diferencia no va a ser grande pero creo que la diferencia va a estar a favor de él en el resultado final. 

¿Vas a seguir cuatro años más en la gestión pública?

No lo sé. Primero vamos a esperar el resultado. No lo hemos hablado para nada, a mi me encanta lo que hago, pero esto también cansa y uno ya es grande. Vamos a ver lo que quiere Víctor, si quiere seguir con la estructura de obras públicas o no. La decisión es suya, él es el intendente.