• 07:44
  • jueves, 04 de junio de 2020

“Tomamos medidas que no nos gustan”

El último viernes, antes de que se confirme el nuevo caso de coronavirus en la ciudad, el Intendente Aiola habló en Arrancamos Tarde (FM Radio Ultra 98.) Se refirió al estado de salud de los pacientes contagiados, e insistió en que todavía no es momento de continuar con la flexibilización a nivel local, “Pero se quieren adelantar los pasos. Si no ingresamos a la tormenta no podemos flexibilizar, es como secarnos antes de meternos al mar”, dijo. Anoche, en un vivo a través de las redes sociales, habló de la clausura de algunos comercios, anunció el nuevo horario de apertura del acceso Hipólito Yrigoyen y aseguró que junto a sus funcionarios evalúan nuevas flexibilizaciones aunque “van a llevar tiempo”. 

“Tomamos medidas que no nos gustan”

Aiola aseguró en un vivo a través de las redes que “lo más probable es que en las próximas semanas se disparen los casos muchísimo, no en Chacabuco, pero sí a nivel nacional y provincial, y es seguro que el presidente, el gobernador y el jefe de gobierno porteño, tengan que dar marcha atrás”. Sobre el tratamiento que reciben los pacientes con coronavirus explicó que “es sintomático, sabemos que no hay una vacuna ni existe un tratamiento específico, es decir, si tiene dolor de garganta se le da un analgésico, si tiene fiebre, un antitérmico, si tiene mucha tos, paff de salbutamol, si necesita oxígeno, se le da oxígeno, no hay tratamiento para el coronavirus”. 

En los últimos días se han clausurado algunos comercios por incumpliento de las normas de seguridad establecidas por el Municipio, en el vivo de facebook el Jefe Comunal explicó “Hemos clausurado algunos negocios porque no cumplían con los horarios de cierre o porque no cumplían las condiciones para trabajar normalmente. Es un poco para concientizar, a nosotros no nos gusta clausurar absolutamente nada, pero cuando algunos se pasan de vivos y no cuidan al vecino tenemos que tomar medidas que no nos gustan”. 

En otro orden de cosas, Aiola pidió que “aunque cueste un poquito más” los vecinos compren en Chacabuco: “No quiero ver que entren camiones de afuera, en mercados liberados, cada compra de esas es un puesto menos de trabajo en Chacabuco, un comerciante angustiado, una persiana cerrada, sabemos del compromiso que han tenido los comerciantes, y nos preocupa y mucho”.  

El Intendente dijo a los más de seiscientos vecinos que lo seguían por facebook “Sé que el aislamiento es difícil, sé que cuesta mucho llevarlo adelante, son muchos días, la curva se ha aplanado pero empezamos a entrar en la tormenta”, y aseguró que junto a su equipo “estamos pensando en otras flexibilizaciones y las estamos conversando con provincia, pero eso va a llevar un tiempo”.

Por último anunció que el acceso Hipólito Yrigoyen abrirá una hora antes todos los días, a las 07:00, para que puedan ingresar los vecinos de Cucha-Cucha que deben trabajar en la ciudad.