11:43 h. Miércoles, 24 de Abril de 2019

Todas las voces, todas 

NEGOCIACIONES PARITARIAS  |  04 de Abril de 2019 (00:19 h.)
Más acciones:

Desde las 07:00 de hoy se llevará a cabo una nueva ronda de conversaciones dentro de la Comisión Asesora de Relaciones Laborales. A diferencia de las dos convocatorias anteriores que cursó el Gobierno Municipal en los últimos días del mes de marzo, en esta ocasión estarán todas las partes. Recordemos que en las dos últimas oportunidades -18 y 25 de marzo- la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) decidió no participar argumentando que primero deberían celebrar su propia asamblea donde definirían su postura escuchando previamente a sus afiliados. En el medio, el Departamento Ejecutivo decidió mejorar su oferta inicial y decretó, junto a los salarios del mes de marzo, un monto fijo de 2000 pesos no remunerativos para todos los trabajadores. El Sindicato de Trabajadores Municipales sí participó de las dos reuniones anteriores pero no aceptó la propuesta unilateral del intendente Aiola. 

Luego de su asamblea, ATE dejó planteada una dura postura. “Hay un alto nivel de conflictividad como consecuencia de las tensiones económicas y los compañeros sostienen que debemos plantarnos con medidas de fuerza y movilizaciones” le decía a este medio el Secretario General Horacio Calarco. 

Hoy comienza una nueva etapa de cara a la discusión de los salarios de 2019. Ni el gobierno, ni las organizaciones sindicales, pueden avanzar en un acuerdo sin tener en cuenta que lo que está en juego es literalmente la heladera de cada trabajador. Los salarios promedio de la Administración Pública Municipal dejan a la mayor parte de los laburantes en la delgada línea que divide entre los que están -o no- dentro de la pobreza, a pesar de mantener un trabajo formal. Por lo tanto, no hay tiempo para dilatar una escala de mejoras salariales que, al menos, no empeore la situación de las familias municipales y los vuelva a situar en su capacidad de consumo, previa a los coletazos que dejó la megadevaluacion, las corridas cambiarias y el impacto en la cadena de precios. Tal como se sintió en la asamblea de ATE, es poca la paciencia que queda en el carretel y a eso deben responder quienes hoy discutirán en la misma mesa.