“Tenemos que ser mejores de lo que fuimos” 

ENTREVISTA A DARÍO GOLIA- Por Martina Dentella  |  17 de febrero de 2020 (09:09 h.)

Por los lugares de poder que ocupó y por el entusiasmo que despierta en un sector importante de la población, Darío Golía es una de las figuras políticas más importantes de Chacabuco. El dos veces intendente hoy se desempeña como vicepresidente de la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse). En esta entrevista con Cuatro Palabras habla, entre otras cosas, de sus años alejado de la función pública, del peronismo como oposición, y de los objetivos en esta nueva etapa. Dice que “no es quién para aconsejar al Intendente”, pero asegura que “El camino es un gabinete reducido, y más eficaz. Hoy no se condicen muchas políticas con la designación casi diaria de nuevo personal jerárquico”. Responde sobre las figuras de Alberto y Cristina, y los presos políticos. 

-En el 2015 el peronismo perdió las elecciones en Nación y Provincia, y a vos te tocó atravesar la derrota a nivel local, ¿cómo fue el proceso interno en el partido durante estos años y cómo lo viviste a nivel personal?

-Fue un proceso complicado, difícil. No hubo una dirección ordenada, los vaivenes de la política nacional y provincial y las discusiones internas nos afectaron mucho. A nivel local hubo una autocrítica importante del grupo interno que nos permitió detectar errores, y diferencias que nos llevaron al resultado que no queríamos. La posibilidad de poder revertir esa situación es un proceso esperanzador. 

-¿Cómo te sentís en la nueva función?

-La función pública es lo que me apasiona y a lo que me dediqué toda la vida. Me gusta estudiar, administrar, y veo que se pueden potenciar muchas cosas. La historia de los ferrocarriles es emocionante, atrapante, ha acompañado los vaivenes y el desarrollo del país. Queremos brindar un buen servicio para la gente, porque lo está esperando. 

-¿Cuáles son tus objetivos a corto plazo?

-Estamos haciendo una auditoría, y en el mientras tanto queremos brindar un servicio eficaz, seguro y barato. Mantener lo que está es el primer objetivo y mejorarlo, ampliarlo, generar nuevos horizontes. Hemos congelado las tarifas y ha sido muy importante, porque es un servicio fundamentalmente de los sectores populares, de los trabajadores. Más de un millón y medio de personas por día toman servicios de trenes. 

-Como Intendente y como diputado procuraste estar cerca de los jóvenes. Hoy en día, quienes estudian en otras ciudades tienen que afrontar un gasto muy grande para volver de visita, ¿se te ocurre una respuesta a corto o mediano plazo que tenga que ver con la ampliación del servicio de trenes a Chacabuco?

-Estamos trabajando en eso. Es el deseo y la solicitud de toda la región, son las prioridades que uno tiene en agenda para tratar de resolver. Ojalá podamos implementarlo rápidamente. 

-¿Hay proyección en Chacabuco para los jóvenes que deciden apostar en su ciudad o para quienes vuelven de estudiar siendo profesionales?

-Chacabuco es mi ciudad y la amo. Todos los chacabuquenses deberían poder proyectar un futuro. Me gustaría que mis hijos estudien y se queden en la ciudad, y que puedan fortalecerla, y lo mismo deseo para todos los jóvenes. Primero tiene que haber un proyecto de país que nos abrace a todos, y si eso pasa los chacabuquenses tenemos que generar más oportunidades. 

-¿Creés que el peronismo va a lograr ordenar sus diferencias internas y potenciarse para recuperar el municipio?

-Seguramente vamos a presentar una alternativa potente. Chacabuco perdió una gran posibilidad. Más allá de que al Intendente lo reciban y visite ministerios o se saque una foto, las posibilidades que hubiese tenido un intendente del mismo color político son superiores. Lo digo sin chicana política. La realidad es que todas las segundas y terceras líneas uno las conoce, y tiene otra forma de llegar, bajar diferentes programas. Estuvimos cuatro años con un intendente alineado a las políticas nacionales y la verdad es que sirvió para que lleguemos a declarar la situación de emergencia. El pueblo es sabio, hoy eligió de está manera, y nosotros tenemos que presentar un proyecto superador a lo que fuimos capaces de hacer cuando nos tocó gobernar. Tenemos que ser mejores de lo que fuimos. 

-La situación económico-financiera del Municipio es complicada, como exintendente por dos mandatos, si tuvieras que aconsejar al Intendente, ¿qué le recomendarías?

-No soy quién para recomendar ni dar consejos. Cuando me tocó asumir por primera vez, el Municipio estaba en situación de emergencia económica, y goberné con un gabinete muy reducido, con tres secretarios, y pocos funcionarios. Cuando fuimos ordenando la administración, fuimos organizando otras competencias y poniendo más funcionarios. Hoy no se condicen muchas políticas con la designación casi diaria de nuevo personal jerárquico. Creo que es abundante, creo que se podría achicar y mucho para ser más eficaz. 

Otro gran problema es la cantidad de funcionarios de otras ciudades, como si en Chacabuco no tuviéramos profesionales capaces para cumplir esas funciones importantes, y con importantes sueldos. 

-El presidente Alberto Fernández dijo que la demora en algunas designaciones tenían que ver con buscar el equilibrio, ¿cómo viene la convivencia?

-Hay un equilibrio donde están todos representados. Es importante la apertura que ha tenido Alberto, inclusive con un sector del radicalismo que representa Ricardo Alfonsín. 

-¿Qué lugar ocupa Cristina Fernández en está coyuntura?

-Es muy importante. Ha sido la base fundamental para el triunfo de octubre, es quien posee el mayor caudal de votos en Argentina. 

-¿Hay presos políticos en Argentina?

-Sí, totalmente. Hubo durante los cuatro años del gobierno de Cambiemos presos políticos, y hoy son parte de esa estrategia. No tengo dudas, hubo detenciones arbitrarias. La discusión es semántica, pero la decisión de encarcelar funcionarios fue política. 

Más acciones: