• 12:20
  • sábado, 19 de septiembre de 2020

“Yo no soy anticuarentena”

En esta entrevista con Cuatro Palabras, el intendente Víctor Aiola se refiere a los “populistas de la pandemia, que le dicen a la gente lo que quiere escuchar y no actúan con la razón”. Habla de la saturación del sistema de salud a nivel regional, la necesidad de cuidar las camas de terapia intensiva y explica por qué las próximas dos semanas serán cruciales para Chacabuco y la Provincia. “Soporto con mucho dolor todas las críticas pero tengo la tranquilidad de que estoy haciendo las cosas bien”, asegura el jefe comunal. 

“Yo no soy anticuarentena”

Por Alejo Dentella

Respecto al comportamiento del virus en la región y particularmente en Chacabuco, ¿Cúal es tu opinión? ¿Dónde estamos parados?

Hoy en Chacabuco estamos en una situación epidemiológica con solo ocho casos activos y hemos tenido, en total, 95 casos positivos y es un muy buen trabajo el que ha realizado el equipo de Salud, sobre todo con el protocolo de seguimientos de los contactos estrechos, con los controles en los accesos, y también por la conducta individual de los vecinos que han sido muy responsables en la gran mayoría de los casos. 

A nivel regional se está viviendo una situación muy compleja y difícil. En el interior provincial, ha empezado a haber mayor cantidad de casos. De hecho hoy deben quedar 4 municipios sin casos, el virus está replicándose y contagiando de forma continua. 

 

¿La baja incidencia de casos respecto a otras ciudades vecinas tiene que ver con haber respetado los lineamientos de Provincia y Nación?

-Muchos practican lo que yo llamo el “populismo de la pandemia”. Repiten lo que la gente quiere escuchar, son populistas de la pandemia, critican y hacen cosas en contra de la razón y en contra  de las recomendaciones de la salud nacional, provincial y municipal. Esa gente no toma conciencia hasta que no le toca de cerca, cuando les toca en persona, ahí se dan cuenta de que no es una mentira. En Bragado hay 500 casos, fallece gente todos los días, colapsó el sistema de salud, tuvieron que derivar pacientes a otros municipios, no es mentira, es verdad. Es una realidad que nos duele, nos molesta, nos incomoda, pero la salud debe ser cuidada porque -esperemos que eso no llegue- podríamos tener que decidir si alguien entra a terapia intensiva o no.

 

Para que se entienda, si hoy Chacabuco tuviera 500 casos positivos, ¿el sistema de salud se desbordaría o no?

Sí, se desbordaría totalmente. La situación de Bragado es una situación en la que podemos estar nosotros en cualquier momento si no hacemos las cosas que tenemos que hacer. No es una comparación, es una descripción de lo que pasa y lo digo con toda la tristeza. Chacabuco está a disposición de las ciudades vecinas que necesiten ayuda. 

Cuando te dicen “en Argentina mueren 43 personas por día por accidentes de auto y no pasa nada, o el año pasado fallecieron 3000 personas por neumonía, neumococo, y por gripe ,entonces esto es mentira”. No es mentira, porque los accidentes de auto o el neumococo existen pero no te desbordan el sistema de salud, una pandemia sí te desborda y lo hemos visto en ciudades muy cercanas. 

 

 

¿Como médico consideras que todavía pueden venir momentos difíciles? 

-Sí totalmente, primero la población debe saber que los próximos 15 días van a ser los más difíciles que va a pasar la Provincia y nosotros también. Hay un desborde en los procesamientos de los resultados, porque los laboratorios no dan a basto. 

Ayer los propietarios de gimnasios hicieron una marcha, pero nosotros vamos a hacer lo que está permitido por la Provincia y por la Nación, y no es porque somos serviles al gobierno y que no tenemos -como dicen algunos- la fuerza para desafiar. Simplemente no se puede, ninguna ordenanza puede estar por encima de una ley o un decreto provincial y nacional, y cuando empiece a aumentar el número de casos habrá que responder por eso. Nadie puede pedirle al intendente que haga algo fuera de la ley. Si nosotros queremos que estén abiertos los gimnasios tenemos que trabajar como sociedad para estar en fase 5. 

 

¿Qué te pasa a vos cuando la gente que no tiene responsabilidad ejecutiva dentro del mismo espacio que vos militás, sale a atacar con tanta dureza las políticas para generar fisuras?

-Siempre en este caso cito a Max Weber que habla de las éticas de las convicciones, y la ética de la responsabilidad. La ética de la responsabilidad significa que cuando uno gobierna tiene que ser muy responsable. Uno puede tener el recurso del populismo de la pandemia, “hagan, salgan, jueguen, usen, vayan, reúnanse todos y ya está”, la gente te va a aplaudir una semana o menos, hasta que la terapia esté llena. Cuando la terapia este llena y un familiar de la persona no tenga lugar en la cama de terapia no te va a aplaudir más. Yo ahora soporto con mucho dolor todas las críticas pero tengo la tranquilidad de que estoy haciendo las cosas bien. Yo no soy anticuarentena. Me puedo equivocar, obviamente, porque no soy infalible. Yo puedo soportar todas las críticas, pero nadie me va a mover del camino de hacer lo que corresponde sanitariamente, de todo lo que sea explicado por la razón y sea científicamente comprobado. Está en juego la vida, y hay que ser muy muy responsable.