• 19:57
  • miércoles, 27 de mayo de 2020

“La situación se les está yendo de las manos”

En diálogo con Cuatro Palabras, el concejal Javier Estévez se refirió a la investigación periodística realizada por este medio a raíz de los ruidos de balacera de la madrugada del último sábado. Según pudimos saber, se trata de una práctica delictiva que viene ocurriendo reiteradamente en el depósito municipal de vehículos secuestrados. Estévez dijo “Este es el mismo manejo que tiene el Municipio en muchos temas, no es un hecho aislado”. También habló sobre la situación de la institución Hogar Máximo Gil, que se ve imposibilitada de pagar los sueldos a sus empleadas. Desde su bloque proponen “una solución definitiva”. 

“La situación se les está yendo de las manos”

Según Estévez “la problemática del depósito municipal no es nueva, nosotros desde el Bloque venimos insistiendo con el tema, porque hay muchas irregularidades, siempre hubo desidia en el estacionamiento, en un momento había caballos y otros animales entre los autos y las motos, hasta que denunciamos la situación y pudieron corregirla”.

Estévez recordó que al comienzo de la primera gestión de Aiola, “se enviaron dos mil motos a un desarmadero clandestino de Pergamino y nunca aclararon nada, fue una situación ilegal. Nunca pudieron encontrarle una solución definitiva a este depósito. Los robos son constantes, no hay seguridad concreta sobre lo que sucede”. 

En este caso, se trata de los vehículos que son secuestrados a los vecinos en distintos operativos de control de tránsito por infracciones. El problema para Estévez es que “luego no hay seguridad de que permanezcan en el lugar. Quedan en custodia del Municipio, y para el vecino que está en condiciones de pagar la multa y recuperarlo, el gobierno tiene que resguardarlos y claramente no lo está haciendo”. 

En ese sentido anunció que presentarán un pedido de informe para la sesión del miércoles 27, “donde el área correspondiente pueda aclarar a este Concejo cuáles son las medidas que está tomando con respecto a este tema. La situación se les está yendo de las manos”. 

Sobre la falta de respuestas del Estado Municipal a la información publicada por este medio y la alerta de los vecinos, Estévez dijo: “El Ejecutivo Municipal esconde la información, no es de ahora, no le conviene. Este es el mismo manejo que tiene en muchos temas. No es un hecho aislado”.

 

Una solución definitiva para el Máximo Gil 

 

En otro orden de cosas, el concejal se refirió a un proyecto de resolución que también se debatirá en la próxima sesión del HCD, referido a una situación histórica de la institución Máximo Gil, que a pesar de recibir becas del Estado Provincial, cada mes se encuentra con una carencia económica para afrontar los sueldos de quienes allí trabajan. 

Sobre esto Estévez dijo “sabemos que con las becas que se reciben desde el Gobierno provincial nunca alcanza a la hora de solventar los gastos de mantenimiento, alimento, vestimenta, y pago del personal” y recordó que durante la gestión de Darío Golía, en el año 2007 “hemos vivido la misma situación con los centros integrados comunitarios, entonces el Municipio absorbió a la planta municipal a los empleados, y desde entonces funcionan sin dificultades”. “Me parece que es momento de que el Estado intervenga y esté presente, sobre todo porque esta situación tiene que ver con niños. Es la solución definitiva”, finalizó.