14:43 h. Jueves, 22 de agosto de 2019

Se cae la espuma

 

La compañía cordobesa Porta Hermanos, que fabrica el conocido Fernet 1882, pidió un concurso de acreedores y se suma a las grandes empresas, como Coca Cola Argentina, que ven afectada su situación financiera como consecuencia de las polìticas económicas de los últimos años. El encarecimiento de la estructura de costos de producción provocado por los tarifazos y el aumento de los combustibles, pone en jaque a la industria nacional y amenaza nuevamente con engrosar la lista de desocupados argentinos que ya alcanzó los dos dígitos.Con más de 130 años de historia, Porta Hermanos le da trabajo a más de 500 empleados y en su planta de la ciudad de Córdoba se fabrican productos como el Fernet 1882, alcohol Bialcohol, vinagre Casalta y vodka Nikov, entre otros. (

EN CÓRDOBA  |  23 de julio de 2019 (10:03 h.)
Más acciones:

La empresa cordobesa Porta Hermanos, fabricante del fernet 1882, pidió el concurso de acreedores. Temor en las familias de 500 empleados que ven peligrar su fuente de trabajo. 

A esta altura no es una novedad que la polìtica económica implementada en nuestro país por el Gobierno de Mauricio Macri alienta la especulación financiera en desmedro de la actividad productiva, haciendo dificilísima la supervivencia de la pequeña y mediana empresa. Los tarifazos han aumentado exponencialmente los costos de producción y la inflación pulverizó el poder adquisitivo de los consumidores. Esto afecta negativamente las ventas, que son el pulmón de cualquier emprendimiento industrial, lo que empuja a que durante gran parte de la gestión de Cambiemos se hayan bajado una innumerable cantidad de persianas que dejan patrones fundidos y empleados engrosando los índices de desocupación.

Ahora, en el último tramo de la gestión macrista, parece tocarle a las grandes empresas. Y así como es sabido que la existencia del fernet no puede entenderse sin el acompañamiento de su par inseparable, tras presentar hace tiempo atrás la empresa Coca Cola Company un plan preventivo de crisis, ahora es el turno de la bebida espumante.

La cordobesa Porta Hermanos, fabricante dle fernet 1882, pidió el concurso de acreedores

Si bien la compañía aclaró que la decisión no afectará la actividad de la empresa ni a los empleados, las 500 personas que se encuentran en relación de dependencia en la fábrica ven con temor la posibilidad de perder su fuente de trabajo. Con más de 130 años de historia, en su planta de la ciudad de Córdoba se fabrican productos como el fernet 1882, alcohol Bialcohol, vinagre Casalta y vodka Nikov, entre otros. Mediante un comunicado, la compañía informó que solicitó el concurso por las dificultades financieras que atraviesa como consecuencia de la coyuntura. "Esta herramienta preventiva nos permitirá realizar un proceso transparente y organizado de reestructuración de las finanzas y así evitar que se erosione el capital de trabajo, la estructura de costos y se dificulte la operatoria empresaria", explicaron.

Para intentar llevar tranquilidad, la compañía aclaró "se continuará con el nivel de producción, líneas de productos y desarrollos tecnológicos".

La empresa fue creada en 1882 por la familia de inmigrantes italianos Porta, y se convirtió en la primera fábrica de licores del interior del país.

De Córdoba a toda la Argentina, bebida nacional

Aunque ninguno de los jarabes que lo componen son argentinos, el fernet con coca es considerado un clásico nacional, especialmente vinculado a la provincia de Córdoba.

Lleva dos o tres hielos, una medida variable de fernet y gaseosa cola. 

Fernando, Fernandito, Fernan son los nombres que se le dan a este particular trago, tocado con el misterio de conformarse con dos bebidas cuyas fórmulas son complejas y secretas, una de origen italiano, la otra, estadounidense, y que juntas adoptan un carácter típicamente argentino.

Se dice que antes de tomarse con coca, el primer intento de llegarse al resultado actual tuvo como coprotagonista a la soda, a partir de 1950, y que luego se varió reemplazándola por el dulce jarabe norteamericano. Algunos asocian la invención del Fernandito a un barman cordobés, mientras que otros la relacionan con unos estudiantes jujeños que vinieron a estudiar a la Docta y lo impusieron en tierra cordobesa.

Lo cierto es que, más allá de las polémicas sobre la génesis de este clásico cóctel argentino, es necesaria una reflexión seria acerca de las consecuencias que viene acarreando un modelo económico que atenta contra la producción nacional. Sobre todo, si esto conlleva a que en Argentina sea más rentable poner dinero a multiplicarse preñado por altísimas tasas de interés, que arriesgarse a la aventura de una creatividad productiva que le dá trabajo a la gente y active la economía mediante un círculo virtuoso de industria y consumo interno.