• 05:24
  • lunes, 18 de enero de 2021

“La salida será con trabajo y mas trabajo”

Así considera que será el principio del fin de la emergencia sanitaria y económica, el concejal (en uso de licencia) Martín Carnaghi. En esta entrevista con el periodista Gustavo Porfiri, se refirió al 2021, a la obra pública local, y asegura que el radicalismo de Chacabuco no existe, que “el Intendente es un representante del macrismo”. Por otra parte, Carnaghi dice que la responsabilidad del peronismo está en “recuperar la visión comunitaria y tener seriedad y responsabilidad en el diálogo político”. 

“La salida será con trabajo y mas trabajo”

¿Cómo están viendo el horizonte para el 2021 desde tu espacio?  

- El año que viene, la contienda será entre el macrismo y el Frente de Todos, con sus distintos matices y referentes. Espero que estemos todos en un marco de unidad en ese gran frente que construimos en el 2019 propuesto por nuestra conductora, que es Cristina, y que obviamente tiene otros actores. Lamentablemente el radicalismo no existe más en Chacabuco, lo que hay es macrismo, hoy el radicalismo no está representado por nadie. 

-¿Macrismo o aiolismo?

-Macrismo, representado por el intendente Aiola. No tengo ninguna duda. 

- Martín Carnaghi, estás diciendo que aquel acto de sinceridad que tuvo Víctor Aiola en el local de calle Avellaneda, cuando dijo “¡Aiola es Macri, carajo!”, se mantiene. 

-Está más vigente que nunca, con todo lo que eso implica. 

-La perspectiva de gestión con una gobernación y un ejecutivo nacional parado en la otra vereda desde el punto de vista ideológico, a los Chacabuquenses, nos deja en un lugar incierto. 

-Si hubiera algún tipo de horizonte de parte del intendente, de recapacitar y tratar de gestionar pensando en los chacabuquenses y no en Mauricio Macri, no debería ser un problema. De hecho, hemos tenido un año muy difícil, en un contexto absolutamente inesperado, y que implicó que el Frente de Todos debiera modificar las prioridades en la vida.

A pesar de la pandemia, las distintas líneas de acción de política pública han sido orientadas en proteger el trabajo, la producción y a los que menos tienen. Tenemos muchísimos ejemplos para eso.

No ha sido un problema el hecho de que Chacabuco esté gobernado por un intendente de otro signo político, ha estado demostrado en la distintas transferencia de recursos extraordinarias, como por ejemplo la de la provincia de Buenos Aires, que además de ejecutar como corresponde en tiempo y forma la coparticipación, a pesar de que el secretario de Gobierno y el jefe de Gabinete, mientan en reiteradas oportunidades diciendo que no es así, la verdad es que los números demuestran que la coparticipación no sólo se ejecutó en tiempo y forma, sino que además Chacabuco recibió alrededor de 200 millones de pesos en el marco de la pandemia en aportes extraordinarios. 

Algunos fondos previstos para obra pública, para construcción de viviendas y algunos anuncios a nivel provincial que se han hecho, van a llegar…

-Tenés que preguntarle al secretario de Obras Públicas, las obras ya se están ejecutando. Yo te puedo garantizar que los fondos para la obra pública que se prometieron durante este año se están ejecutando y los que se prevén para el año que viene se van a enviar. Ahora, si después no sabes cómo terminar una vivienda o no sabes cómo hacer un bache, bueno, eso ya es un problema de la gestión municipal. Lamentablemente nosotros no tenemos intervención sobre eso.

-Darío Golía estuvo muy presente en la política local durante los últimos meses, es un protagonista central del peronismo local que está muy activo...

-Yo creo que es una responsabilidad de todos los dirigentes en un contexto como este, recuperar la visión comunitaria. Esa es la actitud que necesitamos para esta etapa, para lo que viene.

Yo creo que la responsabilidad que tiene el peronismo, es comprometernos en la gestión en función de lo que necesitan nuestros vecinos y con la mayor amplitud y capacidad de escucha con el otro, aunque no piensen igual que uno. Y en esa tarea hay que trabajar con mucha humildad, con mucha horizontalidad y también con mucha seriedad y compromiso. 

-En la perspectiva de cualquier peronista, porque es una ambición lógica e incluso esperable de cualquier actor político, está llegar a Reconquista 26.  El peronismo indudablemente tiene que proponerse volver a conducir el Ejecutivo porque ya viene de algunas patinadas importantes y no hay otra forma de hacerlo que no sea por los votos. ¿Hay en marcha un proceso de reconfiguración, de refresco, de rejuvenecimiento, de renovación?

-El peronismo fue dando sus discusiones y sus procesos, creo que un mojón en ese debate fue la elección del 2017. Y el otro, sin duda fue el 2019, donde a pesar de haber ido a un proceso interno, creo que logramos llevar a cabo una elección muy importante. El proceso político se desarrolla a través de proyectos, y el proyecto de un peronismo horizontal, plural, que sea capaz de escuchar al vecino y de ser parte de esa comunidad que dice o que quiere representar, es algo que nosotros lo veníamos construyendo y nunca vamos a cesar en esa tarea. 

La casi ausencia de nuestro candidato Ricardo Chiminelli en la cosa pública o en la arena política, ha caducado un poco ese proceso que veníamos desarrollando. 

 El eje central tiene que ser que nosotros seamos capaces de generar las condiciones para que luego de la emergencia empecemos a pensar en recuperar la normalidad post pandemia. Y eso es la salida clara y contundente del trabajo, trabajo y más trabajo. Tiene que ser nuestra tarea para para lo que viene. Y para eso hay un potencial enorme.