• 21:33
  • viernes, 10 de julio de 2020

“Sabemos que manejamos dinero que no es nuestro” 

Jorge Caticha es parte de una nueva generación que se incorporó hace casi veinte años a la Fundación del Hospital Municipal. Hoy administran el Fondo Solidario generado por covid-19, donde gran cantidad de empresas y vecinos realizan donaciones en efectivo además de materiales e insumos. También, integran un Consejo de Salud, que venía madurando hace algunos meses. Caticha dialogó en vivo por Instagram con Cuatro Palabras y entre otras cosas dijo“La gente confía porque ve materializado el trabajo, y en buena hora, somos muy respetuosos de eso. Jamás nos olvidamos de que manejamos un dinero que no es nuestro”. 

“Sabemos que manejamos dinero que no es nuestro” 

Conociendo desde adentro cómo funciona el sistema de salud en Chacabuco, si tenés que volcarte por una opción, ¿preferís la continuidad del aislamiento o una apertura controlada?

Los extremos, sean cuales fueren, son malos. La primera medida que tomó el Gobierno nacional creo que fue correcta, teníamos que estar todos adentro, primero porque había que reequipar los Hospitales. Ese tiempo era necesario. Hay hospitales de la zona que no estaban tan preparados. Aquella medida era necesaria. Después, sostenerlo en el tiempo se hace muy difícil porque la gente necesita trabajar. No me gustaría estar en los zapatos de ninguno de los que toma decisiones. En líneas generales creo que Chacabuco lo ha cumplido muy bien. Y esa conciencia se vio muy reflejada en las donaciones que obtuvimos en el Fondo. En el momento en que los cobradores no podían salir por el aislamiento, los vecinos estaban preocupados por pagar las rifas.

 

Por la crisis económica, ¿vieron afectados los pagos de las cuotas de la rifa?

A quien puede, le pedimos que lo vaya adelantando. Quienes están atrasados, no lo están porque no quisieron, sino porque en principio, ni siquiera podíamos pasar a cobrar. La mayoría se puso al día. Y creemos que el mes que viene vamos a poder hacer dos sorteos para ponernos al día. 

 

Además de aportar todos los recursos para finalizar la tercera ala de internación, y para enfrentar la pandemia, donaron más de un millón de pesos a otras instituciones de la ciudad, ¿cómo se definieron esas donaciones?

Cuando estábamos pensando la rifa que tenemos en curso, el Intendente nos planteó que teníamos mucha cantidad de rifas en la calle, y no quería que algunas instituciones se vieran ahogadas. Al día siguiente organizamos otra reunión para ver de qué manera lo solucionábamos. Menos rifas no podíamos tener, porque necesitábamos en ese momento comprar los equipamientos para la tercera ala. Surgió la idea de hacer las donaciones para las instituciones que el Municipio creyera necesario, se hizo una evaluación. 

Después de ver la situación que enfrentaba el Hogar Máximo Gil adelantamos las cosas e hicimos efectiva la donación. 

 

Quizás muchos vecinos no paguen los impuestos, pero sí compran las rifas porque confían en las instituciones de la ciudad

Dicen mucho eso, la gente confía porque ve materializado el trabajo, y en buena hora, y somos muy respetuosos de eso. Jamás nos olvidamos de que manejamos un dinero que no es nuestro, y que viene totalmente de donaciones. A todos les gustaría sacarse el premio, pero si hacemos una encuesta, te puedo asegurar que el 90% de la gente no sabe qué número tiene, lo compran por colaborar. 

 

En tantos años de ser nexo entre la ciudadanía y el Hospital, ¿qué sintieron en los momentos en los que los recursos del Estado destinados a la Salud no llegaron o cuando finaliza una obra importante, pero paralelamente no hay insumos o falta tecnología?

Más allá de la institucionalidad, como a cualquier ciudadano, te duele. No debería suceder. En nuestro caso, cada vez que escuchamos algún reclamo, y si está dentro de nuestro radar, intentamos ponernos a disposición. Yo no creo que sea fácil la administración pública, o que si falta un insumo se haga a propósito, pero sucede o ha sucedido. No sé si sucederá. A nosotros no nos importa quién sea el Intendente, ni su color político. Es muy difícil solventar un Hospital. Si todo funcionara como tendría que funcionar, probablemente la Fundación del Hospital no existiría, pero la crítica siempre va a ser fácil.