• 06:18
  • sábado, 17 de abril de 2021

“No hay riesgo al diferir la segunda dosis”

 

Ante el aumento exponencial de contagios en la provincia de Buenos Aires, el gobierno bonaerense anunció una serie de medidas que regirán a partir de hoy, entre ellas la suspensión de actividades recreativas y comerciales entre las 2 y las 6 de la mañana en 110 distritos que se encuentran en fase 4, y la limitación a un máximo de 10 personas para reuniones sociales. En Chacabuco, por el momento -y según el secretario de Salud Ignacio Gastaldi- el número de contagios está controlado y la ocupación hospitalaria a un nivel estable. En diálogo con Cuatro Palabras el funcionario se refirió al plan estratégico de vacunación que retrasa la llegada de nuevas dosis a la ciudad, y respecto a la intención del gobierno de diferir las segundas dosis aseguró que “en algunas vacunas está determinado que se puede prolongar el período entre la primera y la segunda aplicación sin ningún riesgo, es más, con beneficios”. 

994dc680d4cf11eabaea42010a8e000a
“No hay riesgo al diferir la segunda dosis”

 

“Las medidas de restricción nocturna son de la Provincia, por eso Chacabuco deberá sumarse muy probablemente. La suba de casos en el Interior provincial tiene un retraso en relación a lo que ocurre en las grandes urbes, en todo lo que tiene que ver con el área metropolitana de Buenos Aires o la ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ese retraso, desde el comienzo de la pandemia, ha ocurrido siempre”, explicó el Secretario de Salud. 

La situación local, refleja que los números en la actualidad “nos están favoreciendo, con un número de casos positivos estables, salvo algunos días que hay mayor cantidad de casos que se establecen por criterio clínico epidemiológico como fue el lunes”. 

Según Gastaldi, pasamos el tercer pico desde que inició la pandemia, que tuvo la mayor cantidad de casos (183 confirmados) en la semana epidemiológica nueve del 2021 que terminó el sábado 6 de marzo. “Posteriormente los casos fueron decreciendo, y actualmente tenemos 78 casos activos en todo el partido, y la ocupación hospitalaria está en un nivel aceptable”. 

 

Segunda ola

Respecto a la segunda ola y las potenciales medidas que puedan tomarse en la ciudad dijo “Lo más importante que aprendimos es la conducta individual frente a las actividades reguladas, uno puede tener reuniones sociales de hasta diez o quince personas en lugares abiertos, adecuados, con distanciamiento, con alcohol, y ahí está la conducta de cada uno de nosotros, si las conductas no son las adecuadas, el problema no es la actividad en sí lo que pone en riesgo la situación sanitaria, hay un montón de cosas que se pueden hacer: se puede salir a comer, a la plaza con amigos, se puede tener una reunión social al aire libre”. 

 

“No hay riesgo al diferir la segunda dosis”

En algunos casos, se está retrasando la aplicación de las segundas dosis de las vacunas. Los especialistas coinciden en que el objetivo es disminuir la mortalidad y las hospitalizaciones antes de la llegada de la segunda ola, en un contexto de incremento de casos y desigual distribución mundial de las vacunas. En ese sentido el funcionario dijo “Hay un plan estratégico respecto a la vacunación, los lineamientos fueron comunicados este fin de semana, y explica que primero hay que priorizar a los grupos de riesgo de forma escalonada con la primera dosis, y después hay que aplicar la primera dosis a todos los que han tenido covid, aunque debe aplazarse entre tres y seis meses, lo mismo que la segunda dosis a aquellos que padecieron covid y tienen aplicada la primera”. El cuarto lineamiento, según explicó, es priorizar los aglomerados urbanos. “Todo eso hace que la llegada de vacunas a Chacabuco y al interior de la Provincia se vea retrasado, que es lo que estamos observando. Al punto de vacunación del Hospital no han estado llegando vacunas, y a la posta de vacunación del Centro de Jubilados tampoco, hace ya tres semanas aproximadamente que no hay vacunas y eso complica la situación”. 

En relación a la incertidumbre de quienes se aplicaron la primera dosis y no fueron convocados para la segunda, Gastaldi aclaró que “hay cuestiones que están por determinarse pero la evidencia indica que la inmunidad de los pacientes que han tenido covid dura entre 3 y seis meses, por eso se puede posponer la primera dosis, y en algunas vacunas está determinado que se puede prolongar el período entre la primera y la segunda aplicación sin ningún riesgo, es más, con beneficios”. 

Respecto al estado de situación en el Hospital y de los trabajadores de la salud en particular dijo que “El equipo está trabajando como corresponde. Muchos, afortunadamente, han podido tomar licencia para renovar un poco las energías y estar atentos a el venidero de una segunda ola o al incremento de los casos como ocurre en otras áreas del mundo” y cerró “Estamos haciendo lo imposible por beneficiar a la salud de los habitantes de Chacabuco”.