22:16 h. Lunes, 14 de octubre de 2019

“Ricardo armará su gabinete sin condicionamientos” 

El diputado provincial y exintendente Mauricio Barrientos atraviesa sus últimos meses en la función pública. Firmó un convenio con la Facultad de Psicología de la UNLP destinado a la capacitación en Educación Sexual Integral de los docentes de todos los niveles que comenzó el último fin de semana. Ayer visitó Arrancamos Tarde (FM 98.9 Radio Ultra) y habló de sus planes para después del diez de diciembre, de la renovación dentro del partido, criticó duramente al Intendente Aiola y habló de la conducción y liderazgo del peronismo que viene, entre otras cosas. También se refirió a las auditorías de Aiola que nunca llegaron.

ENTREVISTA  |  24 de septiembre de 2019 (08:06 h.)
Más acciones:

El curso de capacitación sobre ESI comenzó este fin de semana en la sede local de la Universidad Tecnológica Nacional. Según el diputado “No todos los sectores están de acuerdo con que se enseñe educación sexual en los colegios, tener acceso a la información y una buena aplicación de la ESI en el ámbito educativo va a ayudar muchísimo a la prevención de los abusos, a la igualdad de género, a prevenir los embarazos adolescentes y un montón de cosas más”. Barrientos se mete en el corazón de la discusión cuando dice que “Algunos sectores entienden que es responsabilidad de los papás educar en ese sentido, pero la mayoría de los abusos se crean en situaciones intra familiares, entonces, es necesario avanzar en estas cuestiones. Son los jóvenes los que están planteando la necesidad”. 

Dice que es la primera vez, después de muchísimos años que no sabe qué hará después del diez de diciembre, aunque retomó su trabajo como abogado con su hija Mariana, recién recibida. “Pasé gran parte de mi vida siendo candidato y así se fue rápido todo. Entiendo que es necesaria una renovación política, no en el sentido que se vaya nadie, pero sí que se tome mayor gravitación a la hora de las decisiones políticas. Ricardo va a ser el intendente de Chacabuco, no voy a formar parte de su gestión, no porque no quiera, sino porque entiendo que no. Veré qué hago”. 

-Militás dentro de los que piensan que nadie se jubila en política. Eso es un mensaje para todos aquellos que entienden que la renovación es que lo más viejos se corran. Muchos dirigentes políticos son abogados y todos dicen “me vuelvo al estudio”, es poco creíble porque ponerse en ritmo a trabajar en un estudio jurídico cuesta una enormidad y es una dinamica totalmente distinto a la de la política. 

-Lo comparto, me agarró toda la reforma jurídica, el sentido común jurídico, no le he perdido pero ha cambiado. Desde el 2010 se reformaron todos los códigos.

-Ricardo Ciminelli tiene dos tareas: una es gobernar el Municipio, que sigue complicado financieramente, por otro lado la tarea de conducir un proceso político donde el peronismo de Chacabuco no tiene un líder natural. ¿Qué es lo que puede venir en esos términos a partir del diez de diciembre?

-Lo que va a venir es mayor proceso de consolidación de unidad política. Muchos decían que yo me había plantado, que no quería la unidad, pero yo les decía que la unidad es con la gente adentro. Votó la gente, nos sorprendió, lo que no pensé que quince mil personas de Chacabuco iban a participar de las PASO de Chacabuco El proceso se va a ir consolidando, sobre todo cuando el peronismo llegue el gobierno. Quien va a entrar en un proceso de desintegración política va a ser Cambiemos.

-El poder tiene que ver con el peronismo, y hay una coyuntura que indicaba que, lo mejor era este proceso de unidad

Yo creo que va hacia un proceso de mayor consolidación, teniendo en claro que las peleas para adentro desgastan, rompen y no nos permitieron seguir gobernando, nos llevaron hasta la derrota electoral. Eso es una gran enseñanza para el peronismo. Hay diferentes sectores, cada uno tiene sus aspiraciones legítimas, pero todos saben que hay un límite, que si el límite es la ruptura, todos perdemos. 

-Ricardo Ciminelli es un candidato de la síntesis de la pelea del peronismo, ¿quién va a armar el gabinete de Ricardo?

-Ricardo Ciminelli, sin condicionamientos. A nivel nacional, Cristina tiene mayor legitimidad en términos de votos, pero es Alberto Fernández quien armará su gabinete. Cuando fui intendente ni Julián ni Dario me dijeron a quién debía llamar. Con absoluta libertad uno va buscando personas, funcionarios.

¿Pensás que Alberto Fernández, a partir de ser el nuevo presidente de la Argentina, puede llegar a ser el nuevo conductor del peronismo?

Va a ser el conductor de la Argentina, el presidente. Por otra parte Ricardo es producto de un proceso político en Chacabuco. Aiola cometió el “error” de ir tres veces por la Cooperativa Eléctrica y las tres veces Ricardo le ganó las elecciones. Ricardo logró para adentro del peronismo mucha legitimidad política, porque fue la esperanza y el sueño de la vuelta del peronismo a Chacabuco. Hasta en eso tiene más ventaja que Alberto. Todos sabemos que no era algo que lo desvivía a él, pero es un hombre con mucho sentido de la responsabilidad política y de entender lo que exigen los tiempos.

Hablamos del Municipio que de arranque tiene quince veces más empleados que la Cooperativa Eléctrica y donde la política está todo el tiempo en tensión.

El que va a heredar Ricardo va a ser un Municipio muchísimo más complicado que el que heredó Aiola. ¿Te acordas cuando me decía que me iba a hacer una auditoría?, todavía lo estoy esperando. Estoy esperando que llegue el 10 de diciembre para ir a ver las facturas. No lo mostró porque los números daban bien, cuando me fui del municipio había 1600 empleados, ahora hay 1900. Aiola contó -como ningún intendente de este proceso democrático- con un aporte de 150 millones de pesos y de subsidios. Lo que hizo fue con esa plata prestada y endeudada. Nosotros siempre planteamos que recibimos un Municipio y dejamos un municipio más ordenado, con menos deuda, con menos personal. Yo tenía la plena tranquilidad sobre la transparencia y honestidad con la que habíamos manejado todo. De hecho, quien había sido mi tesorera y mi contadora durante mi gestión sigue estando en este momento. Aiola hizo un circo bárbaro, y nunca se supo qué pasó con la auditoría. Nunca mostraron el resultado, hay un incumplimiento, le generaron una expectativa a la sociedad. Hay cosas grises como el tema de la compra de la piedra, la limpieza de los terrenos de la cooperativa La Fortaleza. ¿Qué pasó con la fábrica LED, con la promesa de los 200 puestos de trabajo?. 

-¿Creés que Ciminelli le puede dar previsibilidad al Municipio de acá a dos años?

Un municipio con dos mil empleados es inviable. Hay que ordenar la Argentina, porque con una economía en recesión y con inflación, no hay posibilidad de ordenar nada. Hay que cambiar el modelo económico, si no no hay Municipio posible. Si no se frenan los precios, si no se pone plata en los bolsillos de la gente, los trabajadores, los jubilados, la economía no se reactiva nunca más. Hay que tener paciencia y no resignación.