• 11:59
  • sábado, 05 de diciembre de 2020

La reina del rock 

Por Esteban Villalba
La reina del rock 

Anna Mae Bullock nació el 26 de noviembre de 1939, en Nutbush, Tennessee, hija de una familia con bajos recursos económicos, despreciada y abandonada por sus padres y educada por su abuela. De niña fue empleada doméstica hasta que se mudó a St. Louis.

Una noche, en su plena juventud asiste a un bar, y conoce a Ike Turner, un músico que presentaba su show en ese mismo lugar, y así mismo, él conoce su poderosa voz cuando la invita a cantar al escenario como voluntaria. Él no podía perder la oportunidad y la convence para sumarse a su banda. Comienza el camino hacia la fama y también nace su amor por su compañero musical. Dinero, fama y amor era lo que recibía esa joven y talentosa artista con el dúo "Ike and Tina Turner", pero todo tuvo un límite cuando ella comenzó a ser la gran protagonista de los shows y opacar a su pareja y mentor.

El mundo entero la amaba y aclamaba por su nombre, pero tras bambalinas solo sufría golpes, amenazas y abusos. Pasó años cantando llena de maquillaje para tapar sus moretones, a veces rompía en llanto en pleno concierto, y hasta tuvo que ir de gira obligada y debilitada por dar a luz a su primer hijo pocas horas antes. Sufrió violaciones en los estudios de grabación y vivió rodeada de drogadictos y trabajadoras sexuales que su esposo contrataba, sin importarle la presencia de ella ni de sus hijos. Él fue dueño de su nombre artístico, sus canciones y fortuna, ella no tenía nada más que marcas en su cuerpo.

Pero todo comenzó a tomar otro rumbo cuando se aferró a una amiga, como también a la fe del budismo que la encaminó hacia la paz. Se fortaleció y decidió apartarse, y pelear para llevarse todo lo que le corresponde. Ganó el juicio, se convirtió en dueña de su nombre artístico, sus hits y la tenencia completa de sus hijos.

Ike siempre le dijo que sin él, ella no sería nada y nadie más la reconocería, pero ella le demostró que estaba equivocado, y todxs somos testigxs de los hechos. 50 años de trayectoria, más de 200 millones de discos vendidos, se convirtió en una de las grandes leyendas de la música.

Anna Mae Bullock es un gran símbolo de lucha, resistencia y fortaleza.

Con ustedes, la reina del Rock, Tina Turner.