• 22:16
  • lunes, 10 de agosto de 2020

Quedate en tu barrio

OPINIÓN /

Por Alejo Dentella

Para los grandes centros urbanos habrá cambio de consigna, por eso ahora la recomendación será “Quedate en tu barrio”. Chacabuco tiene serios problemas habitacionales por falta de políticas públicas en los últimos cinco años. También hay barrios de la ciudad donde la cuarentena bajo un mismo techo se hace casi imposible. Las decisiones que tome el intendente deben tener presente que rige la constitución y el estado derecho. 

Quedate en tu barrio

En las próximas horas el presidente Alberto Fernández anunciará la extensión del plazo de Aislamiento Social Obligatorio. En el entorno inmediato dan por descontado que por ahora será hasta el 12 de abril, pero seguramente va para largo. El primer mandatario goza de mucha credibilidad por el manejo que está mostrando de está grave situación, aunque habrá que ver cuales son los resultados a medida de que pasen los días. 

Por lo pronto la gran preocupación del gobierno central está puesta en el conurbano bonaerense donde las condiciones de precariedad habitacional echan por tierra cualquier posibilidad de pensar seriamente que en esas circunstancias se pueda cumplir con la cuarentena obligada. Para ponerlo en palabras simples, hay que decir que cientos de miles de personas comparten un techo pero no una vivienda. Son apenas algo mas que un refugio que utilizan para pasar algunas horas de la noche. Creer que ese puede ser el hábitat para compartir días y semanas es como mínimo una negación de la realidad.

Por eso, mientras se multiplica la asistencia social se prevé un cambio de consignas para todos aquellos ciudadanos a los que el aislamiento les puede resultar peor que la epidemia. “Quedate en tu barrio” será la propuesta y desde ese concepto se definirán las estrategias y las órdenes que bajan desde el poder político a las fuerzas de seguridad.

Que puede pasar en nuestra ciudad

Si bien no hay dudas de que nuestra ciudad, como la mayoría del interior bonaerense, no tienen la misma problemática que los grandes centros urbanos que anillan a las capitales de las principales provincias, no menos cierto es que el déficit habitacional es una problemática que nos alcanza. Durante los últimos cinco años no hubo programas de construcción de viviendas y la profunda recesión económica que va rumbo a los tres años, obligó a que muchos jóvenes que se habían mudado a su propio hábitat debieran  regresar a la casa de padres ,abuelos o algún familiar. Los barrios periféricos de Chacabuco muestran una densidad de habitantes por metro cuadrado por encima de la media recomendada para estas convivencias de días y semanas. Es altamente probable que muchos vecinos descompriman situaciones de contacto diario moviéndose dentro de su barrio. Por eso es necesario que las decisiones que pueda tomar el gobierno local respecto a los comportamientos de algunos ciudadanos, no tengan carácter coercitivo como único remedio. Hace apenas unas horas fue detenido un vecino por cortar el césped del frente de su casa y ahora se sabe que los jardineros y quienes realizan limpieza de pileta están autorizados a trabajar. La racionalidad, el sentido común, el poder disuasivo y la actividad pedagógica son las recomendaciones elementales previas a las medidas represivas. En nuestro país, hoy, tiene plena vigencia la constitución nacional y el estado de derecho. Todo el ordenamiento jurídico debe ajustarse a ello. Vale la pena recordarlo.