16:03 h. Martes, 16 de julio de 2019

“Las posibilidades de mejoras están muy condicionadas por las negociaciones salariales”

El desfinanciamiento a los clubes, su situación económica, el rol social que realizan y la colaboración del Municipio fueron parte de la agenda durante toda la semana. La mayoría de los funcionarios o concejales optó por el verticalismo o el silencio. El ex Gen y actual Secretario de Evaluación y Gestión, Maximiliano Felice, se refirió a la problemática desde una perspectiva social: “Entiendo y comparto que los clubes tienen necesidades, estamos en una situación económica difícil en el país, con lo cual en la gran mayoría de las casas se sufre y esto repercute en las instituciones como los clubes”, aunque dejó en claro que el programa, es decir, la ayuda económica del Municipio, tal vez no puede sostenerse en el tiempo “Se trata de un empujón, una ayuda en el arranque, para que no sea más difícil”. 

ENTREVISTA A MAXI FELICE  |  12 de abril de 2019 (10:41 h.)
Más acciones:

Todos los gobiernos tienen un problema de comunicación, ¿confunden publicidad con comunicación e información?

-Voy a sacar al área de Prensa de esto, porque se dedican a la comunicación. Yo creo que a veces a los funcionarios nos falta contar el trabajo que estamos llevando adelante, vender, en el buen sentido de la palabra, o contarle al ciudadano qué es lo que estamos haciendo, y un caso es el de Nuestros Clubes. Quiero aclarar que por supuesto entiendo y comparto que los clubes tienen necesidades, estamos en una situación económica difícil en el país, con lo cual en la gran mayoría de los hogares se sufre y esto repercute en las instituciones como los clubes.

Estamos hablando del fuerte impacto que genera el aumento de los costos de servicios básicos como la luz.

Varios costos, como los servicios, los sueldos, la movilidad, mantención, un montón de cuestiones. Sobre todo cuando los clubes tienen intención de crecimiento, que está bueno y es loable que así lo tengan, pero eso hace que tengan más necesidades. Igualmente no hay que restarle importancia a cómo se ha trabajado desde el Estado Municipal el tema. 

¿Cómo ha sido el desenvolvimiento del aporte que ha hecho el Municipio a los clubes en estos últimos casi tres años, desde que está en vigencia el programa Nuestros Clubes?

El espíritu del nacimiento del programa llega un poco para ordenar cuestiones administrativas, de tratar de hacerlo más equitativo, de tratar de volcar esos recursos hacia las inferiores para que el Estado y la institución puedan trabajar en conjunto, para cumplir con el objetivo social de contener a los chicos dentro del club. Programa que puede ser sostenido en el tiempo o no. 

Esto significa que ese dinero no va a estar siempre direccionado en el mismo sentido y puede ser que haya otras necesidades que terminen primando sobre esta ayuda.

En algún momento puede que necesitemos de alguna manera intensificar o acompañar a otras instituciones. Esto es un empujón, una ayuda. Te ayudo con esto en el arranque, para que no te sea más difícil y tengas que tener la cabeza pensando 100% en lo económico sino en cómo reorganizás el club dentro de lo que corresponde, en cuanto al trabajo. 

Lo que están poniendo sobre la mesa es un comparativo entre lo que está haciendo el actual gobierno con respecto a lo que se venía haciendo, y lo que se nota es que, en gestiones anteriores, había un alto nivel de discrecionalidad. 

Nosotros no denunciamos. Actuamos. Había dos cuestiones: una cuestión discrecional en el uso de los subsidios de los clubes, lo cual puede conllevar al adoctrinamiento de la billetera, es decir, vos sos un club amigo, yo te doy. No sos amigo, no te doy. Entonces, lo que venía a hacer Nuestros Clubes, de alguna manera, era modificar eso y decir bueno, hay un programa donde entran todos los clubes y se reparte la plata medianamente de igual manera, depende de algunos aspectos como si tienen inferiores o no, qué tipo de situación trabaja el club deportivamente y demás. Si tomamos que en 2015 se dieron $470.400, al implementar el programa Nuestros Clubes, un año después, pasamos a entregar $1.420.000.

Con una devaluación en el medio.

Hubo un cambio de criterio. Ese $1.420.000 se repartía entre doce clubes. Hoy, ese monto asciende a $2.544.000. Hace tres años entregábamos $500.000, pasamos a un millón y medio y hoy entregamos más de dos millones y medio, repartidos entre diecinueve clubes, porque acá sí hubo un trabajo integral que fue lograr, de alguna manera, acompañar para poner en orden cuestiones administrativas de los clubes que les permitió poder acceder al beneficio del programa. A ver, yo no tengo problema en incluir pero, mínimo, hagan un poquito los deberes, traigan la conformación del estatuto, de una mesa directiva y demás, y los ingresamos. 

Y el adoctrinamiento continúan con grandes imágenes del Gobierno municipal y los clubes, es decir, haciendo política con esto.

Se está mostrando el programa.

Mostrando la gestualidad de entregar cheques, que es un recurso político también.

A ver, yo me quedo con la imagen de que pasamos de doce a diecinueve clubes en el programa, de que se triplicó el monto que se les destina.

Las políticas del Gobierno nacional impactan en el corazón de las economías familiares, empresariales, con la gravedad adicional de que las instituciones no tienen la posibilidad de mejorar su ingreso para correr detrás de semejantes brutales ajustes, ¿Están en condición de indefensión?

Yo no voy a ser juez, cada club deberá autointerpelarse.

¿Vos coincidís en que hubo un brutal ajuste que partió al medio la organización de todas las economías?

Yo no me voy a poner en analista, no me corresponde. Yo he estado charlando con algunos jugadores y exjugadores y hay algunas cuestiones que habría que rever. Una es el costo que se gasta para traer jugadores para jugar en primera división. 

Aiola dijo “si no déjenme que me hago cargo yo de los clubes pero manejo todo yo”.

No lo escuché. Sé que hizo manifestaciones que dolieron y generaron repudio pero no sé.

¿Hay alguna posibilidad de que se revea alguna mejora en la ayuda que les va a llegar a los clubes?

Hoy es muy difícil, y más teniendo en cuenta que estamos en una discusión de paritaria, donde la mayor parte del presupuesto se lo lleva el recurso humano.

¿Qué porcentaje del presupuesto municipal está insumiendo el pago de salarios?

Sesenta y pico, setenta. 

Bajó sustancialmente.

Se está trabajando en ese sentido, para cerrar ese número. Parece mentira pero cerrar un 5%, un 10% o un 15% más, golpea mucho dentro del salario, y nos limita mucho a poder continuar, rever, fortalecer programas del municipio, no solo de nuestros clubes.

¿Se mete la política y el proceso electoral?

De alguna forma sí. A ver, no podemos sacarnos algunos trajes de encima, yo lo dije, para mí Sergio Palmieri es buena persona, hemos tenido trato, de hecho algo de lo que se me acusa es que me llamaron para pedirme la prótesis para un joven y por supuesto que lo hicimos, tengo los papeles, se hizo todo administrativamente a través del municipio por orden de compra 3919. 

Esto tiene que ver con las denuncias sobre el pago indebido de honorarios en el Hospital.

Uno tiene que ser cuidadoso donde se mezclan las cosas, no se puede despojar de algunos roles. Sergio es sindicalista, presidente de la Liga Deportiva y ahora se le suma su trabajo conjunto y posible candidatura a través del sector de Fuerza Peronista… Yo, si mañana voy a denunciar, voy solo, no necesito gente de la política esperándome afuera. Me parece que a veces se mezcla.

Si usted tuviera que haber iniciado el período de Sesiones Ordinarias, ¿hubiese contratado veinte efectivos de seguridad?

Yo creo que fue excesivo. He pasado mucho tiempo en el Concejo Deliberante, siempre había cordialidad, iba a haber una exposición del Intendente, fui crítico también de los discursos de una hora, innecesarios, creo que es el espacio del Intendente. Nosotros consensuamos eso, no nos sentíamos más importantes, si no es muy largo, la gente se pierde y no escucha más. 

Pero ha habido mucha agresión verbal de parte del Intendente, me parece que esto fue parte de una espiral.

También el ambiente social está caldeado, me parece que todos tenemos que llamar a la cordura en ese sentido. Yo creo que uno puede manifestarse políticamente, pero escuchar gritar barbaridades…

Pero es parte de una espiral. Ha habido mucha agresión verbal personal hacia la oposición.

Hay que hacer un mea culpa y nosotros somos responsables de esta política.