• 08:50
  • domingo, 24 de octubre de 2021

“En política tenés que pensar en el otro”

Bernardo “Nano” Unsain, candidato a Consejero Escolar en primer término por el Frente de Todos viene de una familia ligada al radicalismo, tiene cuatro hermanos y son -como él- todos docentes. Defiende y admira el gobierno de Alfonsín, pero considera que el radicalismo “dejo de tener sus principios en momentos difíciles, para poder arreglar con espacios políticos que le permitieron llegar al gobierno”. En diálogo con Frecuencia Electoral (FM Radio Ultra 98.9) Unsain reflexiona sobre la cara real del 50% de pobreza de niños y niñas en el territorio; habla de su decisión de dar un paso a la militancia política y se refiere al programa de viaje de egresados de la Provincia: “Hay una cosa simple, dicen que es un regalo, pero en verdad se inyecta un dinero al turismo, y se genera más trabajo. Los pibes y pibas estuvieron encerrados dos años. Si decidís hacer política, tenés que pensar irremediablemente en el otro, y no en vos y tu mesa chica”. 

 

“En política tenés que pensar en el otro”

-¿Por qué creen que se vandalizan los carteles del FdT?

-Los carteles están rotos, pero tanto salir a romper carteles como tapar pintadas -habiendo tantas paredes- habla más de ellos que nosotros. O de su intolerancia. Desde ya que nosotros no vamos a pedir que se rompa ningún cartel porque somos todos ciudadanos de Chacabuco, las campañas tienen que ser democráticas, de la mejor manera. A partir de diciembre, cuando se asuma, vamos a tener que trabajar juntos por la comunidad, hay que dejar de hacer esas pavadas, y apuntar a que la militancia sea respetuosa con los demás. La política está cambiando y tenemos que darnos cuenta que esas cosas ya no van. 

 

-¿Cómo se vive la política familiarmente?

-En mi familia no quedó nadie allegado a la figura de Macri, todos consideramos de la ultraderecha lo que es y fue. Todos pensamos que la militancia social era la clave, que venía por ese lado. Una de mis hermanas, y su última pareja, nos prenden la lamparita de cómo diferenciar políticas y proyectos de políticos. Y quienes encarnaban la visión social, venían del peronismo. Es una reflexión que tenemos que hacer todos, hablar de la empatía y de la necesidad urgente, es importante, es lo que nos tiene que marcar el camino. 

 

-Diste un salto a la vida política, ¿cómo te está yendo en este tránsito cuando sos apasionado de tu trabajo en la educación pública?

-Nos metimos en una comisión del Instituto Proyectar, después me llamaron para ver si quería ser candidato a consejero escolar, primero dije que tenía que preguntar. Pregunté en casa, a mi mujer y mis hijos, a mi hermano gemelo, porque es muy parecido y por ahí le podía molestar, también pregunté al comedor donde trabajo los sábados, y a mis compañeros de la escuela especial, para que me marquen el camino. Y siempre sabiendo que puedo volver al mejor lugar en donde puedo estar, que es la escuela María Rosa Canale. Soy muy afortunado de poder trabajar ahí. Me tengo que sacrificar porque en charlas de amigos, de comedor, todos tenemos ideas buenas, pero la política es el lugar de transformación genuino. Y hay que ponerse en el lugar. 

 

-Te toca estar cerca de niños, niñas y adolescentes, en un país con un 50% de niños que viven en la pobreza, ¿cómo lo transitás?, ¿son aceptables estas cifras con un gobierno peronista?

-Son cifras reales. Hay pibes y pibas con hambre. Es dolorosísimo, y lo vemos cuando salimos a caminar por los barrios. Creo que no se puede seguir trabajando desde la igualdad, porque sostiene las brechas, hay que trabajar desde la equidad. Hay que ver donde está la dificultad urgente y empezar con ello. Desde el primer día en el que entremos, hasta el último, me comprometo a trabajar. Hay que ir a las escuelas y ver qué necesitan.

 

-Desde el 83 a la fecha, la política no ha dado respuesta a la necesidad de poder comer, curar y educarse. La nueva política, que representás, debe asumir que es una responsabilidad de todos y todas, ¿creés que es así?

-Es tiempo de cambio y reflexión política. La educación, la salud, son principios importantísimos. No hay mejor lugar para los pibes y pibas que las escuelas públicas. Pero hubo procesos en los que se desestimaron políticas, porque venían de otro partido. En el 2017 Macri dijo que había pibes que caían en la escuela pública. Esto pasó. 

Lo que sí sabemos es lo que ya fue: un concejo deliberante donde se repartan cachetadas, o salir a romper carteles. No va más. C

 

-Cuando el gobierno provincial decidió avanzar con el programa de viaje de egresados, el senador Máspoli aseguró que “el gobernador nos está tomando el pelo”. Los tres legisladores que tenemos de la ciudad le cuestan al Estado 600 millones de pesos, en todo concepto, ¿qué opinás?

-Se tienen que terminar los privilegios, está claro. En el caso de los consejeros escolares, cobran lo mismo que cobran en sus trabajos habituales, además de una carga horaria semanal. 

Respecto a la medida de Kicillof, el área de turismo fue muy golpeada. Cuando hablamos de una medida previa para fomentar el turismo, como el PreViaje, que se les daba a los que podían viajar, estaba bien. Pero cuando el derecho a viajar es de todos, como es el caso de los egresados, es un regalo. En muchas escuelas de Chacabuco, por las condiciones económico-sociales, ni se plantea un viaje de egresados. Hay una cosa simple, dicen que es un regalo, pero en verdad se inyecta un dinero al turismo, y se genera más trabajo. Los pibes y pibas estuvieron encerrados dos años. Es una locura que lo piensen en esos términos. Tienen muy poca empatía. Está dando laburo a las empresas, un beneficio a los hoteleros, a las familias, a los pibes. Si sos funcionario, tenés que tener cierto cuidado con lo que decís. Hay que empezar a pensar en el otro, cuando sos de otro palo, podés quizás no hacerlo, pero si decidís hacer política tenés que pensar irremediablemente en el otro, y no en vos y tu mesa chica.