13:19 h. Viernes, 22 de Marzo de 2019

Cuatro Palabras

 “Podría retirarme como campeón”

Mientras recorre el último tramo de la gestión iniciada el 10 de diciembre de 2015, el intendente Víctor Aiola comienza a hacer un balance de lo actuado y de lo que imagina para los próximos años. El Jefe Comunal plantea el desafío de pensar a Chacabuco en términos de región, a partir de definir políticas de estado que se acuerden más allá de los colores partidarios. Respecto a la posibilidad de su reelección, prefiere mantener el suspenso y dice “podría retirarme ahora como un campeón". 

cuatropalabras.com.ar  |  01 de Marzo de 2019 (10:01 h.)
Más acciones:

“Pensamos en un futuro mucho mejor para Chacabuco”

Por Alejo Dentella

Transitando el último año del mandato iniciado el 10 de diciembre de 2015, Víctor Aiola intenta hacer un balance de lo bueno y lo malo de su gestión. En está entrevista realizada ayer en “Arrancamos tarde” (98.9 Radio Ultra), el Jefe Comunal habló de la necesidad de pensar en Chacabuco como parte de la región, de diseñar políticas de estado que vayan más allá de un color político y del desafío de soñar la ciudad del futuro.

Cuando se va terminando este primer ciclo y empezás a hacer un balance de la gestión, ¿cuántas cosas tienen sabor a poco?

Cuando uno gestiona una ciudad donde se necesitaban hacer muchas cosas, siempre la agenda pendiente nos parece muy extensa. Nos quedan por arreglar muchas calles para darle accesibilidad a la gente, nos falta iluminar mejor la ciudad, crear la Guardia Urbana que sería algo para agregar en seguridad, nos falta crear un Centro Cívico donde podamos unificar todas las actividades administrativas del Municipio, que no esté en el Palacio Municipal y que esté alejado del centro urbano para hacer crecer la ciudad, nos falta traer universidades a Chacabuco, hay que crear un gran polo educativo como tienen Junín o Chivilcoy. Porque ¿cómo crece una ciudad? Una ciudad crece trayendo industrias, que también es un gran desafío porque estamos pasando por un contexto nacional bastante adverso. También la educación es una señal de crecimiento y por eso hay que generar alternativas educativas terciarias y universitarias. Si vos tenés universidades que funcionen y tengan propuestas interesantes va a haber estudiantes que van a venir a Chacabuco, que se van a alojar acá y van a traer recursos que quedarán en la ciudad. Uno siempre piensa ¿cómo hago grande a Chacabuco? A veces me dicen “es el cuarto año de gestión, ¿por qué no lo hiciste antes?” Bueno, antes tenía otras prioridades, poner en marcha el Municipio, desde mi punto de vista. Ahora ya estamos planificando otras cosas, pensando en un futuro Chacabuco mucho mejor.

¿No es hora de pensar en términos de regionalización, donde cada Municipio pueda ir haciendo distintos tipos de aportes, e integrarnos?

Nosotros tenemos un grupo con los intendentes y algunos diputados donde se habla de regionalización. A veces los esfuerzos no tenemos que duplicarlos en forma innecesaria, es decir, si vos ponés las mismas carreras que están en Junín, es muy raro que la gente venga a Chacabuco. Primero, hay que hacer un análisis con los empresarios locales y ver qué necesitan. ¿Técnicos molineros? ¿Ingenieros agropecuarios? Busquemos lo que necesiten y que no esté en la zona, ampliar la oferta académica. Hay que buscar carreras que sean requeridas tanto por el empresariado de Chacabuco y de la zona, como en Bragado, Junín o Chivilcoy. Debemos buscar especificidad en las propuestas académicas. Para mí un claro ejemplo del modelo de ciudad es el que plantó el exintendente Abel Miguel de Junín (1983/ 2003), y como radicales nos sentimos re orgullosos porque Abel transformó para todos los tiempos su ciudad. Llevó las universidades, hizo crecer a Junín, creó el grupo Junín que es una empresa con participaciones públicas y privadas. Yo lo estoy pensando eso, quiero que exista el grupo Chacabuco, porque es una empresa de coparticipación que tiene el 51% de las acciones la Municipalidad y que bien utilizada, y con un buen contralor y todo correctamente, hoy por ejemplo Junín le vende lámparas led y telefonía a otras ciudades. Es una ciudad con otra cabeza. Abel Miguel pudo hacerlo en el contexto de una dirigencia política en su conjunto y de una ciudad que tiraba para adelante para hacer eso. Ahí veo yo los anclajes para construir políticas de regionalización.

Al principio de la charla marcaste que al llegar al Municipio tuviste que ocuparte de las urgencias, de las cosas que nos habíamos olvidado que el Estado tenía como obligación primaria. Pero ahora entramos en 2019 con un índice alarmante de inflación y con datos económicos que son preocupantes. ¿Ustedes lo sienten eso, con la responsabilidad de ser intendente y ser parte del gobierno que no le encuentra la vuelta a la cosa?

Siempre digo que al Presidente le toca tomar las decisiones más difíciles.

Cuarto año, ya las tendrían que haber tomado. Ya tendríamos que estar viendo los resultados.

Uno entiende eso, esto es multifactorial y la situación del país en 2015 era muy compleja, pero yo soy de la idea de que a partir de que uno se hace cargo del Estado, el problema es de uno, no de los que lo dejaron. Eso es como si yo digo acá “Ay, Barrientos me dejó un desastre en la Municipalidad”, “Y bueno, para eso te votamos a vos” van a decir los vecinos, “hacete cargo vos”.

El resultado de la elección fue la respuesta de la gente a lo que no estaba bien hecho…

Exactamente, la responsabilidad ahora es nuestra. También está el contexto internacional, la macroeconomía, que estornudan en Estados Unidos y a nosotros nos agarra una neumonía que nos deja en terapia intensiva.

Es relativo, por ejemplo a Bolivia y a Chile no les va mal.

Pero vienen de años de continuidad de políticas públicas, y ahí dejo de lado al kirchnerismo, peronismo, radicalismo. Acá no hay continuidad. La AUH porque no la pueden sacar, pero acá si el kirchnerismo hizo una buena política pública, no la continúan porque la hizo el kirchnerismo. Si el radicalismo hizo una buena política pública en tal cosa, no se continúa porque lo hizo el radicalismo, entonces el contador siempre arranca en cero. En los países que vos nombrás, las políticas públicas que son buenas se continúan independientemente de la ideología del gobierno, porque se sabe que es algo que pertenece al patrimonio de la sociedad, esos países han avanzado y son más estables frente a los embates externos.

Por otro lado se han cometido errores, nosotros reconocemos las cosas, no hay que ser negador. Yo puedo hablar por teléfono con una chica y decir que soy alto, rubio, de ojos celestes y musculoso. ¿Cuánto tiempo lo puedo sostener eso? Dos segundos, porque la realidad es otra. 

Pero Cambiemos pretende convencernos de que vamos bien 

No se puede tapar el sol con un dedo. Quizás económicamente no se ha encontrado el camino pero sí, desde mi punto de vista, muchas cosas a nivel nacional comenzaron a cambiar. Se ha recuperado el valor de las instituciones… 

¿Qué instituciones? 

Las sociedades de fomento ya no se prostituyen por política, la educación no la manejan más los sindicatos sino el Gobierno provincial y nacional, se premia a los que hacen las cosas bien, hoy no hay gente que cobre sin trabajar. 

Es decir, la educación la manejan el Gobierno nacional y provincial y cuando la desidia y la infraestructura se cobran la vida de dos personas, es responsabilidad del Estado provincial…

Te recuerdo que el lugar del que vos estás hablando, que es Moreno, lo gobierna el peronismo hace 28 años, y que no invirtieron un peso en ese lugar en el que murieron dos personas. 

Pero estás diciendo que es una decisión política del Gobierno nacional y provincial. Son políticas del Gobierno nacional y provincial.

Sí, y que quienes gobiernan en ese lugar, invirtieron cero pesos en infraestructura. Nosotros en Chacabuco somos, de la octava región educativa, la que más invirtió en educación.

¿Qué puntuación le ponés al sistema educativo en términos de lo que aporta el Estado municipal, o cómo direcciona los recursos en términos edilicios?

En Chacabuco estamos muy bien, 8 puntos. Yo recorro las escuelas no para sacar rédito político como dicen, sino para ver cómo están. Hemos hecho el SUM en los Colegios Secundarios de calle Moreno, 20 años esperando el SUM y lo hicimos nosotros. 

Una escuela emblemática de Chacabuco, como la Nº3, padece problemas estructurales graves que no se pudieron resolver en los últimos tres años, se resolvieron mal y es preocupante la situación en la que está ese colegio. 

Diez puntos, coincido. La Escuela Nº 3 tiene tejas. Cuando a mí me dicen que se llueve (desde hace años), se intentó arreglar, se arregló y siguió pasando. El tema era sacar las tejas y poner chapas. De ninguna manera, porque eso forma parte del patrimonio arquitectónico y edilicio de la ciudad. Yo me negué. Finalmente, pedimos a Provincia que nos dieran los fondos necesarios para hacer el arreglo como corresponde, con gente especializada, son $2.400.000 que ya se depositaron para poder hacer el arreglo y mantener el criterio arquitectónico. Ahora estamos buscando tejista, que es un oficio que se está perdiendo. Es un trabajo muy complejo, así que estamos buscando una empresa que pueda hacer ese trabajo, y esperemos que sea de Chacabuco.

 

“Podría retirarme como campeón”

En la segunda parte de la visita de Aiola, ayer por la mañana en “Arrancamos tarde”, 98.9 Radio Ultra, el Intendente habló del lanzamiento de su candidatura para renovar el actual mandato. También se refirió a las posibles PASO en Cambiemos y aseguró que “a mí no me gusta Lousteau”.

¿Cuándo se anuncia la candidatura a la reelección?

La predisposición está, pero depende de múltiples factores. Hay que analizar un montón de cosas, es una situación bastante compleja desde el punto de vista hasta personal. Hemos hecho una muy buena gestión y uno podría retirarse como un campeón.

Podrías retirarte con un 8 o 9 en esta primera parte, con altísimas probabilidades de reelegir o incluso de perder, porque los partidos se pueden perder. 

Las elecciones se ganan el domingo a la tarde cuando abrís la URNA Y CONTÁS LOS VOTOS. Si no, no. Uno está a veces a la disyuntiva. Ayer estuvimos con Ismael Passaglia, exintendente peronista, fue presidente de la Cámara de Diputados, Ministro de Salud, y dice que el cargo más desgastante fue ser intendente. Y sí, un día te levantás y llovieron 200 mm, se inunda la ciudad y la gente no piensa en el cambio climático, putea al intendente. A veces con razón, no te digo que no.

De cualquier manera a esta altura no sería una primicia decir que Víctor Aiola va a ser el candidato a intendente. La novedad sería ¿quién va a ser el candidato a primer concejal de Cambiemos? ¿Va a ser un PRO o un radical? ¿O va a haber PASO?

No lo hemos hablado, pero por el armado de la lista -y ayer sí lo conversé con Marcelo Daletto-, nos sentaremos en la mesa de Cambiemos, hablaremos mano a mano con todos los integrantes y decidiremos. Esta es una coalición donde hay más partidos. Veremos cómo lo manejamos. A mí no me quita el sueño. Ayer me escribió una amiga radical de Junín que me preguntaba si había PASO en Junín, y hay un acuerdo de Cambiemos que donde hay intendente oficialista no hay PASO. 

Poco democrático…

No, yo no tengo problemas de darle PASO a quien sea. Pero donde hay intendentes PRO o UCR, no hay PASO. En los distritos donde hay intendente opositor puede haber PASO pero con una sola lista, o sea no puede haber tres listas radicales o tres listas del PRO. Una radical, una del PRO. 

Saliendo del pago chico, no va a sonar raro que yo diga que el actual presidente tiene un desgaste político enorme, en ese contexto ¿No te gustaría una PASO entre Martín Lousteau y Mauricio Macri por ejemplo?

No. Primero te digo. Cornejo se anticipa al tirar el nombre de Lousteau, que tiene doce meses de afiliado al radicalismo. El partido no ha consultado al radicalismo de la provincia sobre esa posibilidad y yo, en lo personal, no estoy de acuerdo con Lousteau. Fue Ministro de Economía del gobierno anterior y no representa al radicalismo en la provincia de Buenos Aires.

¿No te gusta el candidato o no te gustaría que Macri enfrente una PASO?

Que tenga que enfrentar una PASO me parece perfecto porque son las reglas del juego. Eso se va a definir en la Convención Nacional de la UCR. 

Cuando mejor les fue a los radicales fue cuando supieron ser rebeldes, y vos sos el ejemplo. Estar en tensión dinamiza la política.

El radicalismo tiene muchas cosas por lograr, es un partido de gobierno, algunas veces le ha ido muy bien, otras más o menos, algunas veces pasaron cosas graves, pero no podemos decir, por ejemplo, que no fue el radicalismo el que nos aseguró la democracia para siempre. Obviamente podemos cometer errores, pero siempre tratamos de hacer lo mejor para el partido. Algunas veces quedamos poca gente, después del año 2001 fue muy difícil, pero hubo gente que sostuvo la vela encendida para que el partido esté. Y hoy, en la historia, dentro de Cambiemos no somos la cabeza de esta conducción, quedamos como algo que estaba ahí, pero el radicalismo fue fundador del espacio de Cambiemos, y viene a dar un vuelco en la historia del país. Vamos a tener el primer presidente no peronista que termina la gestión en 70 años, lo cual no es pequeño. Ningún presidente que no fue peronista terminó su gestión.

Igual, repito, tiene sabor a muy poco. Yo lo veo al radicalismo como un acompañante terapéutico de Cambiemos.

El radicalismo marca su posición, yo cada vez que tengo la oportunidad a nivel provincial lo hago, y es un partido dispuesto a poder tratar todos los temas. Nosotros tenemos la libertad de decir lo que pensamos, acompañamos por ejemplo en lo educativo, sabemos que lo principal es el maestro frente al aula, valoramos mucho la figura del maestro, se logró la implementación del boleto estudiantil que fue un reclamo de décadas y lo ha hecho nuestra Gobernadora, el radicalismo aporta eso, tenemos un montón de banderas que hacen impronta en el espacio y se tienen que aplicar porque el radicalismo presiona. Nosotros damos nuestra voz cuando nos parece justo, pasó con el presupuesto 2019 cuando se quería sacar el subsidio al transporte. Muchas cosas se han tirado para atrás porque el radicalismo ha plantado su voz.

“El crecimiento desordenado nos obliga a invertir en servicios públicos para unos pocos”

El intendente Víctor Aiola y su opinion respecto a la nueva Ordenanza de Zonificacion

“Después de la aprobación de la Ordenanza de Zonificación, que pasaron 10 años, habrá que reactualizarla pero tenemos una base sólida. Cuando nosotros empezamos a trabajar a partir de la planificación estratégica que hizo Darío Golía, con la UNLP, utilizamos eso y seguimos proyectando la ciudad de acá a 20 años y lo hicimos con Nación y con Provincia. Hoy vemos que la ciudad estaba creciendo para cualquier lado, la mancha urbana se iba expandiendo en forma espasmódica. Y eso tiene importancia porque si vos haces un loteo muy alejado de la ciudad, después esos vecinos quieren, con todo el derecho del mundo, que uno les recolecta la basura, que hagamos asfalto, y es imposible, eso no puede ocurrir porque se gasta un montón de energía en llevar cosas que benefician a unos pocos. Entonces, a partir de ahora, hay un ordenamiento quizás preferible, no digo que sea la Ordenanza de Zonificación estrella de Chacabuco pero por lo menos da un marco para hacer crecer la ciudad de forma ordenada. Todavía hay muchas cosas para hacer. Es un desafío grande… yo lo quiero enfrentar.