16:18 h. Martes, 16 de julio de 2019

Pibes sospechosos

PORROS Y CÁMARAS​  |  22 de marzo de 2019 (12:30 h.)
Más acciones:

​Cuatro pibes en las escalinatas del Municipio despertaron la alarma del Centro de Monitoreo que actúa bajo la órbita de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Anoche, cerca de las 22:00, al menos dos policías se ocupaban de verificar la identidad de los menores que se encontraban en la puerta de ingreso al Palacio Municipal. Advertidos por un vecino nos acercamos al lugar y pudimos saber que a los agentes de seguridad se los había llamado desde la central de monitoreo local porque, según los propios uniformados dijeron a este diario, los pibes estaban fumando marihuana. Una vez realizada la “tarea” de identificación, durante la cual permanecimos atentos, pudimos registrar el asombro de los policías. No había ningún rastro de que en el lugar hubiese habido una fumata, de hecho, fueron los mismos jóvenes quienes nos contaron que estaban “practicando la bajada”, ya que dos de ellos egresan del colegio secundario a fin de año. Estaban jugando. Más allá del espanto de pensar que cuatro adolescentes fumando marihuana serían un peligro para la seguridad de este gobierno, lo que sí debemos preguntar es quién se hace responsable de dar este tipo de órdenes que ridiculizan a las propias fuerzas de seguridad.

El dantesco episodio nos obliga a recordar que hace un tiempo atrás, a doscientos cincuenta metros de la entrada al Municipio, un par de delincuentes no residentes en nuestra ciudad, se llevaron casi medio millón de pesos en perfumes importados y algunas otras mercaderías. Ese día los encargados de mirar no vieron nada. Al Secretario de Seguridad le quitan el sueño las plantas de marihuanas y cuatro jóvenes que podrían estar fumando porros. Mientras tanto, la comercialización de drogas sintéticas circula libremente por las calles de Chacabuco y no sabemos quién cuida las fronteras del distrito.