06:29 h. Sábado, 21 de septiembre de 2019

“El peronismo viene mucho mejor de lo que se fue” 

Francisco Pancho Bruno visitó el programa Mates y Noticias, 95.5 Radio Futura, que conduce Gustavo Porfiri y habló del peronismo local que se viene: “Creo que es imprescindible entender que hay una nueva etapa en el peronismo de Chacabuco, y que esa etapa debe reconocer a todos los sectores, primero para el triunfo de octubre, y segundo para tener un gobierno que tenga potencia y capacidad de gestión de acá en adelante”, dijo. 

ENTREVISTA  |  04 de septiembre de 2019 (07:07 h.)
Más acciones:

 

El diputado provincial Walter Abarca dijo “La deuda provincial es impagable, y va a condicionar la próxima gestión completa”. Suponiendo que Macri y Vidal pierdan las elecciones, ¿Cómo amortiguan las esperanzas teniendo en cuenta que no va a ser ni rápido ni fácil?

Por un lado creo que la gente lo entiende, lo cual no quita que tengamos expectativas y ansiedad, que no son solo ganas sino que es la ansiedad del estómago muchas veces. El gobierno que venga va a tener que atender eso lo más rápido posible. Hay temas que son de emergencia en todas las áreas del Estado. Así como tenés la emergencia alimentaria, también tenés el área de salud, tenés que salir a vacunar a todo el mundo, también está el sector de pequeñas, medianas y grandes empresas. Emergencia energética, la gente no puede pagar las tarifas. En 2019 más de catorce mil jóvenes se fueron a buscar trabajo al exterior. Y así en cada área. Eso se tiene que mejorar inmediatamente. Sé que hay equipos del próximo gobierno provincial y nacional que están trabajando en este sentido.

¿Cómo ves ese contexto pero con un gobierno local de otro signo? 

No creo que sea bueno que haya un gobierno municipal de distinto color político que el gobierno nacional o provincial, porque eso va a hacer que funcione mucho menos aceitado, porque va a estar planteado desde una concepción distinta. Desde el gobierno nacional y provincial van a pensar en una dirección, y Aiola va a pensar en otra. Excepto que Aiola sea como Groucho Marx, ya que ahora parece que no sabe bien qué es. Muchos se empiezan a hacer los desentendidos, me hace acordar a la frase de Dady Brieva en una entrevista con Novaresio, le dice “¿En serio no sabían que iba a pasar esto? Se supone que ustedes estudiaron, sabían”. 

¿Cuál será la disputa por el armado del gabinete?

Creo que hay una sintonía que se tiene que dar, que es con el momento político que se vive y con lo que se necesita tanto en lo nacional, provincial y municipal. A nivel nacional lo que vemos es la construcción de un gran frente, mucho más amplio incluso que en 2015 y que es otro momento del gobierno nacional y popular, y es lo que tenemos que replicar acá en Chacabuco. El peronismo local ha cambiado mucho, no es el mismo peronismo de hace diez años atrás, hay mucha gente nueva, muchos espacios políticos nuevos, hoy dentro de este gran frente está el sector que lidera Julián Domínguez con sus vertientes internas, el sector de Hugo Moro, el sector de La Cámpora, el sector nuestro, el sector sindical. Creo que también habría que incluir a algunas organizaciones intermedias, sectores empresarios, clubes deportivos, etc. 

¿Crees que va a funcionar esa convivencia?

Considero que es imprescindible entender que hay una nueva etapa que se viene en el peronismo de Chacabuco, y que esa etapa debe reconocer a todos los sectores, primero para el triunfo de octubre, y segundo para tener un gobierno que tenga potencia y capacidad de gestión de acá en adelante. Obviamente respetando la legitimidad de cada uno, por lo menos quienes han podido participar de las elecciones. El desafío es una mesa amplia, escuchar todas las opiniones, generar una coalición donde se aprovechen las ideas de todos, y donde haya una concepción de unidad de gestión y política. 

Con la confluencia de las líneas internas, Ciminelli tendrá un “plantel largo”: cuadros formados, con experiencia en la gestión pública, y también a los más nuevos. Será un desafío -y un acierto- si logra conformar a los distintos sectores...

Creo que eso es una fortaleza nuestra, que hay que saber administrar esas tensiones, pero que tiene posibilidades de elegir lo mejor que tiene en ese abanico para poder gestionar de la mejor manera. Quien debe timonear ese barco es Ricardo Ciminelli que fue el candidato más votado por la gente, y a quien le delegó la gente la responsabilidad de conducir. Hay muchos compañeros y compañeras con mucho potencial y capacidad. También creo que es una etapa de transición del peronismo donde se debe articular entre la experiencia que tienen algunos cuadros políticos, con la incorporación de nuevos actores que traen ideas nuevas.

¿Ciminelli deberá mediar entre lo viejo y lo nuevo? 

Entiendo que Ricardo es una persona que tiene el temple como para administrar eso, que lo puede hacer de la mejor manera, y también creo que es una necesidad. Primero hay que ganar la elección. No es por ser precavido, acá hubo una elección ajustada, ahora hay que lograr no solo que los votos que logró el Frente de Todos confluyan en octubre, sino también salir a convencer y a persuadir a un montón de vecinos, que por algún motivo eligieron otro color político, hacerlos entender que es importante la línea con los gobiernos nacional y provincial, y que el peronismo que viene, viene mucho mejor de lo que se fue. Tiene muchísimo más para aportar, una mirada, una concepción, un proyecto que este gobierno demostró que no tiene. 

Después del 27 de octubre, ¿habrá una configuración diferente del bloque peronista?

Entiendo que sería lo más lógico. Distinto fue el proceso de 2017, donde hubo dos frentes. Ahora fuimos todos en el mismo espacio, los resultados los aportó el voto popular y entiendo que deberían unificarse los bloques, pero eso es una cuestión que no me compete. Creo que podría ya mismo haber un solo bloque.