• 13:41
  • miércoles, 02 de diciembre de 2020

Pasitos-Madrigal consiguió la subvención estatal 

Con más de dos décadas transitadas en la educación privada, el jardín Pasitos y el colegio Madrigal logró -después de un largo peregrinar burocrático- conseguir una subvención del Estado que le permitirá tener una previsibilidad, pagar sueldos, y poder bajar la cuota para poder recibir mayor cupo. En está última instancia han tenido el acompañamiento del exintendente Darío Golía, “Nos abrió varias puertas, habíamos entrado en contacto con él el año pasado y él nos ofreció su ayuda”, cuenta en diálogo con Cuatro Palabras Nancy Bidondo. Con Milagros Marveggio y Agustina Rebolini a cargo de la dirección, el próximo miércoles arrancan las inscripciones y finalizan el 16. 

Pasitos-Madrigal consiguió la subvención estatal 

Nancy Bidondo, fue la directora de Pasitos-Madrigal por más de veinte años. Ahora, jubilada de ese cargo, es la representante legal de la institución, y la acompaña el Dr. Tomás Cieri. En una entrevista con este medio contó “Estamos felices, hace bastante que venimos luchando por la subvención estatal, nuestro colegio era no subvencionado”. Este lunes, llegó la buena noticia, “todavía no tenemos el porcentaje, pero ya tenemos esa tranquilidad de saber que contamos con eso”.  “Arrancamos en el 98, presentamos carpeta dos veces, y este año nos asustamos un poco, porque nos irrumpió la pandemia”, dice. De manera sorpresiva, en los últimos días llegó de Jefatura el aviso de que presentaran toda la documentación para mandar a la plata. 

 

En esta instancia han tenido el acompañamiento del exintendente Darío Golía, “nos abrió varias puertas, habíamos entrado en contacto con él el año pasado y él nos ofreció su ayuda, él tenía contactos para poder hacerlo más visible en Provincia, charlamos mucho, u lo que le plantéabamos es la necesidad de un colegio, porque hay muchos chicos en la ciudad, y hacen falta colegios”, contó Nancy a este medio.  

Con respecto a este año atravesado por la pandemia, explicó “a nosotros nos sostuvo la asistencia del ATP, pero una vez pasado esa instancia no sabíamos cómo íbamos a seguir. Todos los padres y el equipo de docentes nos estuvieron bancando, y nos sentamos y contamos que el año iba a ser complicado, y el equipo se quedó, así que la alegría en ese sentido es doble”. 

 

Según explicó la exdirectora, “cuando pedís subvención hay un reglamento para el período, en el que tenés que cumplir ciertos requisitos, primero una parte pedagógica, y nosotros contamos nuestro recorrido de educación laica, y eso nos permitía estar enmarcados para poder requerir este aporte”. La realidad es que Chacabuco tenía hasta el momento solo una institución semi-privada, un número bajo si se tiene en cuenta que la ciudad vecina de Chivilcoy cuenta con diez colegios privados. 

 

Esta subvención permitirá poder “bajar la cuota y permitir el ingreso de nuevos alumnos”. Además, dentro de la subvención hay ciertas pautas, entre ellas “hay un porcentaje de becas que tenés que otorgar”. “Formar niños críticos, niños lectores para que se defiendan es lo que siempre busqué, nunca me pensé retirada del sistema educativo”, dijo Bidondo y finalizó “Siempre tratamos de luchar con la idea de que era una escuela para pocos, o que los chicos estaban adentro de una burbuja”. 

Como novedad, el próximo año, niños y niñas de la institución, harán un trabajo conjunto con Cuatro Palabras y Radio Ultra para tener una sección de noticias de Pasitos-Madrigal.