• 23:24
  • viernes, 10 de julio de 2020

Orgullo de ser quien soy

Profesionales de la ciudad /  (*)Por Lic. Mariano Rato 

Orgullo de ser quien soy

En Junio se conmemora el mes del orgullo gay en casi todo el mundo. Estas celebraciones están relacionadas con el comienzo del verano (en Europa y Estados Unidos), siendo una oportunidad donde el colectivo recuerda diferentes sucesos ocurridos y, principalmente, reafirma la idea que el movimiento LGBTQ+ quiere consolidar: sentirse orgullosos de ser quienes son. 

Tal vez para muchos esta frase sea sólo un slogan. Seguramente muchos otros no comprendan lo utópico que continúa siendo que ese orgullo pueda sentirse libremente, incluso en la sociedad contemporánea. En algunas latitudes aún condenan la homosexualidad en términos legales. Si bien en las grandes metrópolis occidentales pareciera estar socialmente aceptada, no es difícil darse cuenta que dicha aceptación no es tal y las limitaciones son claras cuando siendo gay se quiere acceder a determinados puestos de poder, o pertenecer a ciertos credos. La situación se profundiza en medianas y pequeñas sociedades que al día de hoy, estigmatizan todo aquello que sea diferente. Incluso alejándose de las grandes metrópolis se percibe un comportamiento expulsivo de los homosexuales. 

La cultura continúa teniendo expectativas para hombres y mujeres que obedecen a mandatos antaños, generando de este modo opresión en quienes no suscriben con la heteronormalidad. 

Un artículo publicado hace algunos años (Christopher Stults, Universidad de Nueva York) investigó el sufrimiento que tienen las personas gays. Específicamente la investigación se dedicó a estudiar el padecimiento psicológico de los hombres que se declaraban abiertamente homosexuales (que habían “salido del closet”). Los datos que arrojó el estudio resultaron mas que sorprendentes: ser homosexual en la actualidad continúa siendo tan nocivo como sufrir producto de un trauma o cumplir con los criterios para el trastorno por estrés postraumático. 

Si bien la comunidad gay ha sido posiblemente la que mayores logros ha obtenido en lo que respecta a la aceptación legal y social (comparado con otros grupos),  pareciera que aún opera una lógica (por momentos sutil e implícita), pretendidamente conservadora y machista . Se continúa estigmatizando a los niños que son afeminados o que tienen determinados gustos, si estos son entendidos como “preferencias del sexo opuesto”, sólo para poner un ejemplo. 

La autoestima está sujeta a la aceptación que se consigue del grupo familiar y de pertenencia. Las personas que padecen esta carga, suelen vivir sus vidas a través de los ojos de los demás, generando dudas constantes en quién es uno mismo, qué hace y cómo se piensa.

Por otro lado, si bien ya ha quedado demostrado que no hay incidencia del ambiente en la orientación sexual, muchas teorías continúan atribuyéndole a la crianza un rol determinante en la preferencia sexual. Se sabe que más del 75% de los gemelos (igual carga genética) tienen una misma orientación sexual, incluso en los casos en los que no hayan sido criados en el mismo contexto (gemelos separados al nacer). El alto porcentaje da cuenta del rol preponderante que tiene la biología en la determinación de la elección sexual y lo inmodificable que resulta por el contexto. 

A pesar de esto, aún se avalan teorías que explican la homosexualidad de otro modo. Entre ellas se destacan las que contemplan “falencias en la figura paterna” o “sobreprotección de la madre”. Se oye hablar de desviación o perversión en algunos consultorios, generando enorme daño a las personas que tienen una orientación sexual hacia personas del mismo sexo, así como a sus familias.

Para finalizar, los artículos escritos por psicólogos deben citar películas (ese es el cliché) y este no será la excepción. En el largometraje “El código enigma”, el papel protagónico interpreta a Alan Turing, quien fuera un matemático determinante en el descifrado de la máquina enigma de los nazis. Se sabe que su rol fue clave en la finalización de la segunda guerra mundial, salvando cientos de vida. El dato de Turing que pocos conocen es que fue procesado por ser homosexual, condenado a ser sometido a un proceso de castración química. Fue recién en el 2009 que la corona británica emitió un comunicado declarando sus disculpas por la persecución en los últimos años de su vida.

Lo cierto es que aún hoy hay cientos de casos anónimos similares, donde los homosexuales son discriminados por el mero hecho de tener una orientación sexual diferente a la heterosexual. Hoy son cada vez mas los que entienden a la homosexualidad como una manera diversa de vivir el amor. De esto se trata. Así será visto por todos con el correr del tiempo, esperemos que mas temprano que tarde. 

 

(*)Psicólogo, especialista en terapia cognitiva.