• 10:21
  • martes, 02 de marzo de 2021

El nuevo organigrama que no llega y el destiempo en los cambios de gabinete

Captura de pantalla 2021-02-19 a las 9.24.20 a.m.
El nuevo organigrama que no llega y el destiempo en los cambios de gabinete

La renuncia del Secretario de Servicios Públicos Pablo Echevarria, es la confirmación o síntoma de las carencias de la segunda gestión de Víctor Aiola. El jefe comunal ha perdido la iniciativa, la sintonía fina y la percepción para manejar la sensibilidad humana de quienes lo rodean. En privado, la mayoría están enojados. Apenas asumió su nuevo mandato, Aiola habia vuelto a prometer la reestructuración del gabinete para cumplir aquello de “reducido, ágil y eficiente”. La pandemia fue sin dudas un hecho fortuito que obligó a fijar prioridades de otro tipo. De cualquier modo, nunca se abandonó la idea de llegar a finales del 2020 con el nuevo organigrama. Lejos de eso, la salida de Echevarría confirma la falta de estrategia para definir la oportunidad del momento. El desgaste dentro de la órbita del equipo de colaboradores y el desagradecimiento con quienes han puesto el hombro en momentos difíciles es ya una marca registrada. Algo parecido, aunque no termina de definirse, ocurre con la Secretaria de Medios Rita Aluise, a quienes en las cercanías de Aiola ya no la consideran parte del gobierno, mientras Maximiliano Felice se prueba el traje para ocupar ese lugar.

Lo cierto, es que Pablo Echevarria, excelente subsecretario durante el primer mandato, pero a quien le costó adaptarse al sillon principal de obras publicas, le anuncian su despedida cuando ya estaba definido el sucesor. Pero ademas, luego de un primer año sin obras, el renunciado funcionario deja el cargo en el momento en que se empiezan a ejecutar proyectos y a delinear otros futuros. Llega en su reemplazo el arquitecto Fabio Di Palma, otro funcionario sin compromiso partidario, profesional que deberá adaptarse a la gestión, conocer la dinámica con la que se viene trabajando y apretar el acelerador en medio de un año electoral. La oficina de Saavedra y 12 de febrero, era ayer un hervidero luego de confirmarse la noticia y correr el comentario de que Di Palma viene dispuesto a armar su propio equipo.