14:08 h. Viernes, 22 de Marzo de 2019

Cuatro Palabras

“Nuestra función es muy distinta a la de un club” 

El presidente del Club Porteño de Chacabuco, Horacio Pannunzio, pidió reglamentar la comercialización de rifas en nuestra ciudad y dijo que el municipio debería intervenir en la venta de la rifa de los Bomberos Voluntarios porque “le causa perjuicio a otras instituciones al acaparar la atención de gran parte de los vecinos”. Gustavo Díaz Palacio, presidente de la institución, le contestó en una entrevista realizada en el programa “Arrancamos Tarde”, de Radio Ultra 98.9: “La llegada de bomberos es al 100% de la población por ende la colaboración que debe tener es de toda la sociedad, y el objetivo que tenemos es muy distinto al que puede tener un club”. 

ENTREVISTA  |  11 de Marzo de 2019 (00:44 h.)
Más acciones:

Yo no comparto que entre una institución como Bomberos y un club, no haya una finalidad similar en cuanto a lo social, más allá de las cuestiones que atiende uno y otro. Si el club quisiera sortear 20 autos, ¿lo puede hacer o está imposibilitado? 

Puede sortear cien autos si quiere, o mil. Los premios son ilimitados, pero tienen que cumplir con la ley de premios, que exige que los premios se compren antes de que la Municipalidad autorice la rifa. Ahí hay un patrimonio que no solo la institución debe cumplir sino los que son responsables de ese patrimonio que son los de la comisión directiva. Si vos sacás esa rifa a la calle sin tener los premios comprados, estás cumpliendo una ilegalidad. No podés sacar una rifa y comprar los premios con lo recaudado. 

Ahí jugaría la jerarquización que una institución como Bomberos le da a la comercialización de la rifa? ¿sería así? 

Exacto. Nadie sabe cuándo puede necesitar de Bomberos, y todos pensamos que ojalá no los necesitemos nunca, pero todos necesitamos de una institución como Bomberos. Socialmente necesitamos de los clubes también, pero está la posibilidad de elegir a qué club ir, pero yo no puedo elegir qué bomberos vienen a prestarme el servicio, porque automáticamente vamos a estar nosotros. El objeto es muy distinto. Cuando nosotros nos comparamos, yo me comparo con otros cuarteles de la provincia, no me puedo comparar con otra institución. Y es muy difícil compararse con Bomberos porque Bomberos es una institución única, ni siquiera la policía se puede comparar, ambos siendo parte del Ministerio de Seguridad. La función que tenemos es muy distinta a cualquier otra institución. A nosotros nos delega el servicio público el Estado, no se formó el cuartel en 1980 porque cinco vecinos dijeron “che, ¿vamos a construir un cuartel de bomberos?” como sí puede hacerse un club. Hay una jurisdicción que te la da defensa civil. 

Además de una función social están cumpliendo un rol delegado que correspondería en principio al estado. 

Exacto. Previo a 1980 estaban los bomberos de la provincia de Buenos Aires. En 2019 se arrancó bien, con tiempo, con una resolución que salió a principios de enero de un subsidio nacional en el cual se enlistan todos los cuarteles del país que van a cobrar un subsidio y se ganó mucho tiempo. En Chacabuco los cuatro cuarteles están en condiciones de cobrarlo por mes antes del 30 de junio. La misma resolución dice que primero lo van a cobrar aquellas localidades que tuvieron algún tipo de contingencia de nivel natural, alguna inundación o algo por el estilo, esa va a ser la prioridad de cobranza de este año. Es un subsidio que de inicio estamos hablando de cerca de 2.200.000 pesos por cuartel, ajustable con la partida recaudatoria. Es un subsidio importante que exclusivamente se utiliza para equipamiento, con esa plata no se puede pagar el sueldo de un guardia. Ni siquiera podes construir. Tiene un manual muy importante de rendición y ahí está cómo podés gastar la plata y cómo la tenés que rendir. 

¿La crisis económica que se vive y se palpa en la calle repercute a la hora de venderle la rifa a los vecinos? 

La rifa circula en la calle desde hace casi treinta y ocho años, desde el comienzo. No estamos ajenos a la crisis, todo lo contrario, se siente mucho la crisis en la venta de las rifas. Y lo que bajó mucho es la cantidad de rifas que se compra por persona, mucha gente compraba tres rifas y ahora compra una. La gente no deja de colaborar, pero se tiene que achicar. La rifa de Bomberos es grande, la institución es cada vez más grande. Si crece Chacabuco, tiene que crecer Bomberos naturalmente. 

¿Qué porcentajes de rifas tienen vendidas y qué es lo que resta vender? 

Esta semana cerramos, y estamos en un 80% de la rifa nueva. Hay mil números más, este año hay 12.000. Hoy quedan 3.000 sin colocar, y hasta nos piden rifas desde afuera a través de las redes sociales. 

¿Hay especulación de parte del Gobierno provincial en la contraprestación del servicio que ustedes brindan en los accidentes viales? 

Desde el año pasado que la contraprestación del gobierno provincial no la recibimos más. Es obligación de los Bomberos de Chacabuco prestar el servicio, la jurisdicción es nuestra. Pero hay una obligación del concesionario en tener un servicio de emergencia. Lo tenía en contratos anteriores. Entonces era más barato “pagarle” a los bomberos, darle una ayuda económica y que los bomberos prestaran ese servicio. Con la modificación que se hizo de los contratos de las concesiones, relacionadas con las PPT, le han pasado la pelota al Municipio, que es el que se tiene que hacer cargo de ese servicio. 

¿Han tenido una charla con el Intendente respecto a esto? 

No, con Jorge Muela lo venimos hablando desde el año pasado. Si me preguntás si habrá aporte económico, hasta hoy te digo que no. Puede que haya una ayuda económica de algún legislador provincial de Chacabuco.