10:52 h. Miércoles, 20 de noviembre de 2019

“Necesitamos un peronismo moderno, plural y horizontal”

A cinco días de los comicios, el concejal Martín Carnaghi analiza los resultados de las elecciones donde el peronismo unido, con más de quince mil votos, fue derrotado por el intendente Víctor Aiola. Según el joven dirigente, para romper con el techo de más de dieciocho mil votos que impuso Aiola, será necesario “un peronismo moderno, plural, horizontal, que sea capaz de llevar adelante un desarrollo sustentable, y que al mismo tiempo esté cotidianamente cerca de los vecinos. Esa tarea la tenemos que llevar adelante en la unidad, pero con una ponderación de los distintos espacios políticos. Ahí creo que tendremos una oportunidad”. 

ENTREVISTA  |  01 de noviembre de 2019 (10:07 h.)
Más acciones:

¿Qué evaluación hacés a cinco días de los resultados?

Creo que tenemos que estar conformes con la tarea que hicimos. A nivel local queda el sinsabor de no haber podido ganar, pero me parece importante lo que fue el proceso desde el 2015 para acá, de haberlo culminado con más de quince mil vecinos que nos acompañaron, es algo para destacar. Los proyectos políticos no se definen por una elección, justamente son proyectos. Tenemos la responsabilidad de sostener el Frente de Todos de cara al futuro y defenderlo y luchar para que las políticas que lleven adelante Alberto y Axel, se vean reflejadas en Chacabuco. 

El Frente de Todos local superó los números de las primarias, pero algunos dirigentes insinuaron que podría haber algunos sectores que no acompañaron, ¿cómo tomás esto?

Contesto por lo que atañe a nuestro espacio. Teníamos un gran desafío con Ricardo de lograr que la sumatoria de nuestros votos sea vea reflejado en las generales, y eso ocurrió. Más allá de que no haya alcanzado para ganar, cumplimos con nuestra tarea de integrar las propuestas, eso se vio reflejado en los resultados, y hay que continuarlo. Ahí radica nuestra tranquilidad y nuestra esperanza de construcción de cara a futuro. Las especulaciones o comentarios que pueda hacer tal o cual dirigente no se atan con la realidad, y en tal caso cada uno tendrá que dar explicaciones y hacerse cargo de lo que dice o hace. Lo que hacemos nosotros, se expresó en las urnas, pese a algunos especularan con otra cosa. 

¿No creés que el peronismo en los últimos -por lo menos- seis años ha buscado chivos expiatorios en vez de hacer mea culpa?

Hay que mirar la película completa y entender el proceso para entender lo que sucedió en el 2019 y para poder construir a futuro. En ese proceso ha habido diferentes momentos. Hubo un momento de falta de autocrítica, en el que se puso en cuestionamiento la figura de Cristina, hubo un proceso de atomización, hubo un momento donde nosotros planteamos una alternativa y fuimos la segunda fuerza acompañada de parte de los chacabuquenses, después tuvimos un intento de unidad donde quizás se cerraron las puertas a nuestro espacio antes de poder arribar a un entendimiento, después tuvimos un proceso interno, y todas esas situaciones culminaron con una elección en la que obtuvimos el respaldo de más de quince mil chacabuquenses. No es menor haber logrado un camino que nos traza una esperanza. Hay que ver esto y no buscar chivos expiatorios. Estamos en un proceso de encuentro donde el militante tiene que ser protagonista. La clave y la verdad está en la escucha al vecino, y no en lo que puedan llegar a decir tres o cuatro dirigentes encerrados en una habitación, está claro que eso no nos condujo a la unidad. 

¿Cuál es la estrategia para poder alcanzar los dieciocho mil votos de AIola? 

El Intendente tendrá la responsabilidad de gobernar de una manera distinta a la que lo hizo durante estos cuatro años, ha planteado que se ha equivocado respecto a la relación con la oposición, me parece que viene un proceso de madurez, en el sentido de representación de los vecinos y de fortalecer la capacidad de diálogo entre los distintos partidos, y es el peronismo el que tiene que predicar con el ejemplo. 

Para romper ese techo de los dieciocho mil votos imagino un peronismo moderno, plural, horizontal, que sea capaz de llevar adelante un desarrollo sustentable, y que al mismo tiempo esté cotidianamente cerca de los vecinos. Esa tarea la tenemos que llevar adelante en la unidad, pero con una ponderación de los distintos espacios políticos y la valoración de las compañeras y compañeros que han tenido lealtad y cercanía al vecino. Ahí creo que tendremos una oportunidad. 

¿Creés en la palabra de Víctor Aiola?

No sé si creo o no, me parece que es un imperativo del tiempo que viene. 

Es probable que el Intendente haya definido la elección el día que planteó “Es Aiola o Domínguez”, ¿compartís esta idea?

Tener una opinión peyorativa hacia un dirigente no contribuye en nada. Lo puedo decir con absoluta tranquilidad, por haber sido uno de los dirigentes más críticos de las posiciones y los mecanismos de decisión del peronismo de los últimos tiempos, y quienes son responsables de eso. Es una discusión que ya tuvimos, que ya saldamos, y ahora tenemos el desafío de encararlo de otra forma, con estos cuadros políticos que necesitan espacio para poder representar a los vecinos. El Intendente hizo un trazado reduccionista, acá no se trata de Domínguez o Aiola sino de generar trabajo o expulsar del mercado a miles de Chacabuquenses, o de tener inclusión y derechos para todos, o seguir gobernando de espaldas a la gente. En estos días se habla mucho de la palabra renovación y unidad, son palabras muy lindas pero hay que ponerlas en práctica. El contenido lo determina tener un cambio en el peronismo de Chacabuco, que nosotros lo planteamos y no se dio, el gran planteo de nuestro espacio, que sigue más vigente que nunca, es que hay que cambiar la práctica política y los mecanismos de decisión. 

¿Hubo alguna reunión de dirigentes después de las PASO?

No, me comuniqué con Ricardo y quedamos en que pronto nos vamos a encontrar, no ha habido ninguna reunión de ningún tipo por ahora. Tampoco creo que el futuro del peronismo se resuelva tan sencillamente con una reunión, sino con las actitudes de apertura, horizontalidad, humildad, y grandeza y generosidad que necesita la hora, y nosotros las vamos a aportar como hicimos siempre.