• 03:35
  • viernes, 05 de marzo de 2021

“Necesitamos más Escuelas Técnicas” 

EDUCACIÓN

 

Con la presión por la vuelta a clases presenciales para niños y niñas de primaria y adolescentes de secundario, los universitarios quedaron en segundo plano. Normalmente, el docente y licenciado Marcelo Chata García, no sale de su biblioteca si no es para dar clases. “Por eso fue un año raro, y cansador”, dice. La semana entrante arranca con un curso de Lógica y piensa “ya me da pereza volver al zoom, me encantaría a esta altura del año encontrarme cara a cara con un grupo nuevo de estudiantes”. En diálogo con Arrancamos Tarde (FM Radio Ultra 98.9), insiste en la necesidad de reorientar los secundarios locales al tipo de realidad cotidiana de los y las jóvenes y a las demandas de una ciudad agroindustrial. 

122239326_3991319250897667_1295304287101286085_o
“Necesitamos más Escuelas Técnicas” 

Algunas carreras puntuales, sobre todo las más prácticas, necesitan exclusivamente de la presencialidad. Por eso, desde la Universidad Tecnológica Nacional, se ha “retrasado para este año todo lo que es Taller y Laboratorio”. A eso -dice García- “hay que sumarle que Argentina tiene una falencia enorme en educación técnica, tienen que entrar a un taller, ver un torno, cableados eléctricos”. Aunque hubo protocolos para trabajo de Laboratorio y Taller con poca gente, cree que por ahora continuará todo virtual, “entiendo que no vamos a discutir el regreso a la presencialidad por ahora, porque la mirada está puesta sobre primaria y secundaria”.

  De todas formas, asegura que es probable que se pueda avanzar -incluso en este primer cuatrimestre- en tutorías presenciales que complementen lo virtual, “con grupos chicos, sobre todo los que están mayores dificultades y podés apuntalar hasta que se vuelva a una normalidad, pero cada localidad va a tener sus particularidades”. 

Para Marcelo, “hay un cuello de botella en la educación con la escuela media, donde se dan las mayores deserciones y los problemas de calidad”. En ese sentido, explica que - si uno se detiene en Chacabuco -una ciudad agroindustrial- los números del Ministerio registran que solo el 13% de la población estudiantil está en educación técnica o agrotécnica. “Es muy bajo el 13% para la ciudad, por eso sucede que los secundarios pasan a perder sentido”. “No es lo mismo el proyecto institucional que podés hacer si tenés un secundario de Bachillerato de organizaciones que un Agrotécnico”. Como ejemplo cita el contexto de Rawson, donde “si tenés un Agrotécnico con los materiales y tipo de profesionales con los que contás, e incluso con el movimiento agroecológico que existe, te hacés un festín, pero si tenés un un secundario en Organizaciones, no hay mucha forma de que el pibe participe, porque no tiene nada que ver con su realidad cotidiana, no tiene ninguna incumbencia, hay desconexión”. Por eso también recalca y pone en valor “la originalidad de docentes y directivos para saltar los baches con los que se encuentran”. Si bien Educación depende de la Provincia, García cree que que debería haber una política educativa para trabajar desde el Municipio que tiene que ver sobre todo con “llamar a Provincia permanentemente para que transfieran Escuelas Secundarias a Técnica,e insistir, si te dicen que no, no importa, hay que seguir insistiendo”.