“Mientras haya un solo delito nos vamos a sentir frustrados”

cuatropalabras.com.ar  |  24 de enero de 2020 (10:09 h.)

La denominada Policía Local creada por Daniel Scioli vuelve a tomar fuerza. Axel Kicillof, analiza avanzar en una nueva organización policial a nivel municipal que podría ser conducida por los intendentes. Con una larga trayectoria dentro de las fuerzas, el nuevo Secretario de Seguridad, Marcelo Loyola, confía en que va a ser beneficioso para los municipios y aseguró que cree en la capacidad operativa del Intendente.

 

Por Gustavo Porfiri 

 

-El ministro de seguridad hizo el anuncio sobre la creación de una nueva Policía comunal o local, ¿que se sabe y cuál es tu visión del asunto?

-Estamos leyendo las noticias que bajan a través del Ministro de Seguridad Sergio Berni, en consonancia con el gobernador Axel Kicillof. Tengo conocimiento de que están trabajando en este proyecto, y confiamos en que va a ser beneficioso para los municipios y para la prevención de los ciudadanos de cada comunidad. 

-Tenés una larga trayectoria, y ha habido distintas policías, distintos enfoques y políticas, ¿cuál es el mejor modelo o el que más se ajusta a las problemáticas actuales de seguridad para una localidad como la nuestra?

-En mis últimos años dentro de la fuerza, en el cargo de superintendente de Seguridad y Comunicaciones, tuve la posibilidad de participar en la creación de los protocolos de lo que fue la Policía Local, que nació con la intención de ser una policía de proximidad, proactiva, y que estuviera cerca del vecino, para recuperar la figura del policía como servidor público con respecto al vecino. 

-En cualquier trabajo -privado o público- es fundamental la capacitación de los empleados que deben cumplir determinado rol, ¿cuál es el mejor modelo para un joven que decide tomar está profesión?

-Creo que tenemos que estar presentes desde el Estado provincial y municipal, al formación inicial de un futuro policía tiene que ver con la Escuela Juan Vucetich, que es la madre de la enseñanza del policía, y el complemento debe ser desde cada distrito, a través de las escuelas descentralizadas. Estoy convencido que desde las áreas municipales estamos capacitados para fortalecer la capacitación de los futuros policías. 

El intendente tendría un rol central para la policía comunal, ¿cómo ves este rol en manos de los intendentes en general y en particular a Víctor Aiola?

Estuve hace quince días con el Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Mario Buadry y lo que nos dijo es que los intendentes, a través de los secretarios de seguridad, van a tener un rol político fundamental en el control de las policías locales. Nuestro intendente desde el primer día se pone al hombro lo que tiene que ver con la seguridad, por lo tanto, no va a haber variaciones.

-A la policía, a la docencia, se llega por vocación, o muchas veces -por falta de trabajo o crisis general- por la necesidad de un ingreso, ¿cuál de los dos perfiles preferís?

-Es verdad que hay muchos, o hay futuros oficiales que ingresan a la fuerza sin vocación, pero creo que la adquieren con el tiempo, y a lo mejor terminan con más vocación que los que al principio al tenían. La misma fuerza lo va llevando al policía a tener su vocación de servicio. Lo mejor es que esté al servicio de su vecino, para que pueda ayudarlo, y para que cualquier inconveniente que tenga, esté como servidor público. 

-El responsable de una dependencia, ¿necesariamente tiene que ser del pueblo? ¿es mejor que sea así?

-En realidad prefiero que el Jefe de la Policía comunal sea una persona de Chacabuco. A mí me pasa cuando voy con el comisario Héctor Reyes, con el comisario Cabrera a los barrios y la gente los conoce. Hay un programa del Ministerio de Seguridad que se llama Conozca a su Comisario, y a mí me gusta ese programa porque el vecino tiene que saber quién es el comisario, tiene que saber quién lo va a atender, quién le va a dar más prevención y quién le quién le va a tratar de resolver un conflicto cuando lo haya. 

-Revisando una de las primeras notas que hice en mi carrera, en el año 1987, en la subsidiaria local del diario La Verdad de Junín, había un título que decía “No se detiene la ola de delitos”.  Con sus más y sus menos, con mejores o peores épocas, el título se repite. ¿Cuál es el desafío actual más importante de tu área en este sentido?

-El abordaje principal es fortalecer la prevención, tener más patrullaje, llegar a todos los barrios y apoyarnos en la participación comunitaria como lo estamos haciendo a través del Mapa de Prevención Vecinal, y tratar de hacer un esfuerzo mancomunado entre lo que tiene que ver con el Estado y con el vecino, que sigue siendo sabio en materia de seguridad.  Por supuesto que mientras haya un solo delito nos vamos a sentir frustrados. A pesar de que estadísticamente y en relación a ciudades de similares características demográficas éstas son muy positivas para nosotros, no nos interesa ni nos alcanza. 

-¿Cómo ves a la figura de Berni?

-He tenido la posibilidad de trabajar con él cuando cuando fui superintendente, y él era Ministro de Seguridad de Nación. Es una persona muy operativa, muy solidaria con lo que tiene que ver con los recursos que tiene a disposición. Quiere una policía profesionalizada y que tenga una buena capacidad operativa para llegar a todos los vecinos de la provincia. 

Más acciones: