• 09:34
  • martes, 01 de diciembre de 2020

“El medio ambiente es transversal a todas las áreas”

El legislativo aprobó la “Ley Yolanda”, en memoria de Yolanda Ortiz, la primera secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano de Argentina. La norma establece que los funcionarios deben recibir una capacitación integral en materia ambiental y alcanza a todas las personas que se desempeñen en la función pública en sus diferentes niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación. Sobre esto, opinaron el Director de Medio Ambiente, Marcos Pinto, y el ecologista y promotor agroecológico, Santiago Muhape. 

“El medio ambiente es transversal a todas las áreas”

El proyecto, originado y aprobado por unanimidad en el Senado, fue sancionado por la Cámara baja con 213 votos a favor y 1 en contra, que correspondió al diputado del PRO de Neuquén Francisco Sánchez, y 2 abstenciones.

Cuatro Palabras consultó al Director de Medio Ambiente, Dr. Marcos Pinto, que opinó que la ley “Es sumamente importante, es algo esencial, porque el medio ambiente es trascendental para todas las áreas, toda decisión que puede tomar cualquier funcionario o cualquier miembro del Estado, puede afectar enormemente las cuestiones que tienen que ver con el medio ambiente, que es transversal a todas las áreas, con lo cual es importantísimo en que todo funcionario esté capacitado, porque una decisión puede afectar temáticas que hasta desconocen”. 

En ese sentido, explicó que “las leyes establecen como marco fundamental, la recomposición ante un daño” y aclaró “en las cuestiones ambientales no es así, muchas veces la ley recompone un daño a través de una indemnización sustitutiva, en la cuestión ambiental es muy difícil o casi imposible volver la cuestión al estado anterior, entonces la ley es sabia, no prevé una indemnización sino la recomposición en la medida de lo posible. Todo aquel que tenga potestad de toma de decisiones debe estar bien entendido en la materia, para que sus decisiones no afecten, no solo a la comunidad, sino a las generaciones venideras”. 

El ecologista Santiago Muhape, en diálogo con este medio, puso en contexto el nombramiento de la ley y recordó que “En 1972 Perón escribió junto con Yolanda Ortiz La Carta a los Pueblos del Mundo, que es en realidad una especie de manifiesto ambiental de una lucidez hasta hoy impecable, en 1973 Perón la nombra a Yolanda Ortíz, la primera autoridad ambiental al crearse la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Argentina, y también la primera mujer en ejercer ese cargo en Latinoamérica”. Según Muhape, se trata de “una mujer en un puesto tan importante, que hizo muchísimo ruido en ese momento en el ambiente político y más dentro del peronismo, algunos decían que esta mujer venía a poner trabas en la producción con eso de cuidar el ambiente y la salud humana”, y continúa “Esa visión, la ambiental, tenía que ser la columna vertebral de toda política de estado”. Para el militante ecologista, “esas contradicciones hoy están muy presentes, al igual que en el tiempo de Yolanda y se transforman en hechos. Yolanda fue un exponente digno de la lucha de la mujer en la defensa del ambiente, dentro de un ambiente político y académico plenamente gobernado por hombres”. 

La nueva ley establece una formación obligatoria “con perspectiva de desarrollo sostenible” en materia medioambiental, y con particular "énfasis en el cambio climático". Los lineamientos generales deberán contemplar, como mínimo, información referida al cambio climático, a la protección de la biodiversidad y los ecosistemas, a la eficiencia energética y a las energías renovables, a la economía circular y al desarrollo sostenible, así como también deberán contemplar información relativa a la normativa ambiental vigente. 

 

“El ser humano ya no puede ser concebido independientemente del medio ambiente que él mismo ha creado. Ya es una poderosa fuerza biológica, y si continúa destruyendo los recursos vitales que le brinda la Tierra, solo puede esperar verdaderas catástrofes sociales para las próximas décadas. La humanidad está cambiando las condiciones de vida con tal rapidez que no llega a adaptarse a las nuevas condiciones. Su acción va más rápido que su captación de la realidad y el hombre no ha llegado a comprender, entre otras cosas, que los recursos vitales para él y sus descendientes derivan de la naturaleza, y no de su poder mental. De este modo, a diario, su vida se transforma en una interminable cadena de contradicciones”. 1972 - Juan Domingo Perón, con la asesoría de Yolanda Ortiz.