• 12:20
  • sábado, 19 de septiembre de 2020

“Mauricio Macri no puede ser candidato”

Para Marcelo Daletto plantear a Mauricio Macri como candidato al 2021 es “hacerle el juego al gobierno”, porque achica el margen de posibles acuerdos electorales con sectores que lo consideran un límite. Daletto cree que la oposición “tiene que estar preparada como alternativa” y que para eso necesita sumar nuevos espacios. El exdiputado asegura que su desafío político para el 2021 es “mantener unido Juntos por el Cambio, no de forma hipócrita, sino con amplitud y democracia interna”. Además, se refiere al lugar que ocupó el radicalismo durante la gestión de Cambiemos. 

Por Alejo Dentella

“Mauricio Macri no puede ser candidato”

 

Emilio Monzó asegura que en el 2015 los dos grandes partidos tuvieron que postular a dos candidatos de la frivolidad como Daniel Scioli y Mauricio Macri, ¿No es una partida de defunción política para Macri?

-Lo que Emilio dijo es que hace ya muchos años desde todos los sectores terminamos eligiendo candidatos que andan bien con las comunicaciones, que son conocidos, que son populares. Y eso no quita que esos candidatos estaban habilitados para serlo o para gestionar. La opinión que puede tener Monzó o que puedo tener yo sobre Macri, nada tiene que ver con lo que pasó en el 2015, donde con Cambiemos hemos logrado un éxito electoral muy grande. 

Eso no se vio reflejado después en la gestión de gobierno, por eso Emilio -y todo el mundo que lee la política lo sabe- venía manifestando allá por el 2018 que Mauricio no tenía que ser candidato en el 2019, creíamos que podía ser mucho mejor candidata María Eugenia Vidal. Hoy, sin lugar a duda Mauricio tiene mucho para aportar pero empieza a hacerle juego al gobierno si hoy se plantea la posibilidad de que sea candidato en el 2021 o en el 2023.  

Está gobernando el Frente de Todos frente a una pandemia, y queremos que le vaya bien, pero en el momento que lleguen las decisiones la oposición tiene que estar preparada como alternativa, y lo que necesita la oposición es ampliarse, sumar a distintos espacios que en el 2019 no nos acompañaron. 

 

¿Hay una interpelación a todo el arco político para mejorar el diálogo con la sociedad?

 -Para sintetizar, Emilio tiene la teoría de que las dos principales fuerzas políticas tienen en su interior espacios que están más al centro y espacios que están más al extremo. Los extremos son quienes hoy conducen los dos espacios, a la hora de las definiciones Cristina es la que manda de un lado y Mauricio el que manda del otro.

 

-¿Ustedes se sienten conducidos por Mauricio Macri?

- Le tenemos el mayor respeto porque creemos que siempre ha tenido las mejores intenciones, pero no compartimos muchos errores de nuestro gobierno. Pero más allá de lo que pasó, estamos convencidos de que el rol de Mauricio como expresidente es acompañar a la oposición, para que se pueda fortalecer, pero no desde el lugar de candidato, porque dejaría de lado a muchos espacios de Juntos por el Cambio y otros espacios que no han estado pero que necesitamos sumarlos. ¿Por qué no podemos sumar hoy a dirigentes como Stolbizer, Urtubey y tantos otros que son de renombre?.

La pelea que se viene, no es entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, sino que no ganen los extremos, que pueda ganar el centro, la moderación, porque la Argentina  necesita de grandes acuerdos que saquen adelante al país. 

Es mucho más divertido y convocante la pelea entre Mauricio y Crtistina que un acuerdo, pero esa no es la salida. La política tiene que ser un poquito más aburrida pero tiene que lograr esos acuerdos que empiezan por respetar al otro. 

 

-En los trazos gruesos, Cambiemos va por más de lo mismo con una oposición muy radicalizada, con la idea de conservar el voto duro, con la idea de confrontar todo el tiempo, ¿hay perspectiva de que se instalen debates profundos dentro de Juntos por el Cambio para poder empezar a repensar ese modo de oposición? 

-El éxito no está garantizado. Creemos que no estamos solos, que Rogelio Frigerio está en la misma sintonía, y también Martín Loustou, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal. Somos muchos más los que pensamos de esta manera. Lo que tiene que quedar claro es que en la propuesta del 2021, que va a ser la primera propuesta que vamos a hacer como oposición, vamos a trabajar para que prime el centro. 

 

Aiola quiere saber qué anda haciendo Monzó dentro de la interna del Radicalismo de la Provincia, lo dijo ayer en un portal provincial, ¿qué opinás?

-Pido disculpas si no es atractiva la respuesta, pero por respeto a Víctor y a la investidura del Intendente, eso lo he charlado de forma privada con él y prefiero que quede ahí por el momento que estamos viviendo. 

 

Por respeto a los vecinos, los lectores, ¿Monzó tiene que ver con la interna de Unión Cívica Radical?

-Monzó forma parte de lo que es Juntos por el Cambio, pero de los sectores que están por afuera del radicalismo. Ahora, Monzó está convencido que sin un radicalismo fuerte, Juntos por el Cambio no funciona, por eso está trabajando desde hace muchísimos años para que el radicalismo esté bien. En la segunda etapa, mientras fuimos gobierno, lamentablemente, el radicalismo no tuvo los lugares en el gobierno, el espacio para poder gestionar.

Hoy lo que se viene, lo que está planteando Monzó, lo que está planteando Martín Loustou es que necesitamos un espacio político que tenga amplitud y en segundo lugar necesitamos democracia interna. 

 

-Algunos dicen “llamalo a Marcelo Dalleto que va a ser el próximo legislador por la Cuarta Sección en representación de Chacabuco en el 2021”, ¿esto es así?

-De ninguna manera, me gusta mi vocación política, pero lejos estamos de pensar una cosa así porque la crisis económica que tiene la Argentina condiciona a la hora de analizar la política. Quiero, más que nunca en mi vida política, ser parte de un proyecto que pueda hacer algo para arreglar este país. Nuestro desafío es mantener unida esta fuerza, no de forma hipócrita, sino porque hay amplitud y democracia interna.