• 03:28
  • lunes, 25 de enero de 2021

Martín Losteau en la provincia

Martín Losteau acompaña la estrategia del radical Gustavo Posse y anuncia su eventual candidatura a legislador provincial. Elisa Carrió volvió a incumplir su promesa y será candidata por la provincia de Buenos Aires. Esto impacta en la alianza opositora y mueve fichas radicales. Daniel Salvador se declara Lilito por carencia de un jugador de fuste que dé batalla frente a los socios PRO.

Martín Losteau en la provincia

Apenas iniciado el nuevo año y a pesar de la preocupación por la creciente posibilidad de una escalada de contagios de Covid-19, en todas las tiendas de la política se habla de elecciones 2021. Como siempre los oficialistas suelen ordenar la tropa sin llegar a derramar sangre, mientras la oposición aprovecha las elecciones de mediano término para tomar posiciones respecto a las ejecutivas que se definen dos años después. Particularmente compleja es la situación de Juntos por el Cambio, y en especial de los socios radicales de esa alianza, aunque durante las últimas horas del año que se fue, algunas señales aclaran aunque duelan. Justamente, la decisión de la ya varias veces retirada de la política, Elisa Carrió, de volver a ser candidata y por la provincia de Buenos Aires, genera un fuerte impacto hacia adentro de ese frente. Si esto es así, confirma que María Egenia Vidal, tal como lo adelantaron algunos colaboradores, tiene intención de apostar por la Ciudad de Buenos Aires. Pretende evitar una nueva derrota en la tierra provincial que le significa su partida de defunción política. Pero además, la candidatura de Carrió obliga a muchos a sacarse los ruleros para la fiesta de líneas internas que vienen amagando. Excepto el caso de Emilio Monzó a quien la Lilita no considera un aliado en ningún caso y deberá demostrar si se anima a hacer la gran Randazzo 2017. 

En ese contexto, la tribu radical se prepara también para dar pelea, aunque previamente deberá jugar su lucha interna. El radicalismo funcional al PRO, con Daniel Salvador a la cabeza, tiene como rival al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, que le disputará la conducción del comité provincial. Posse es un dirigente con mucho peso territorial a quien el senador Martrín Losteau ha decidido acompañar y además redobló la apuesta anunciando a sus íntimos que será candidato a legislador por la provincia de Buenos Aires. A esto se suma el apoyo de dirigentes históricos como Freddy Storani y Juan Manuel Casella. De ahí, tal vez el apuro de lilitos y macristas por largar a Carrió en este distrito clave. El anuncio inminente de la chance que Losteau se jugaría en la provincia, podría tener fuerte impacto en la interna radical del mes de marzo. Mientras tanto, Daniel Salvador ya se posicionó detrás de los movimientos de Carrió en una clara nueva demostración de no tener a mano un dirigente de reconocimiento y de pura cepa radical que batalle adentro o afuera de la coalición opositora.