• 19:59
  • miércoles, 27 de mayo de 2020

“La Ley Micaela es un punto de partida para dar respuesta”

Finalmente, llegó la primera capacitación de la Ley Micaela a la Comisaría de Chacabuco. Se hizo a través de la Comisión de Políticas de Género, del Ministerio de Seguridad. La Ley Micaela comprende una capacitación obligatoria en violencia de género, para todas las personas que se desempeñan en la función pública, en todos los poderes. El miércoles se trabajó, sobre todo, con los protocolos en la recepción de denuncias, y en la actuación del personal policial. 

“La idea es replicar esta misma capacitación en las áreas municipales para que llegue a todos los funcionarios públicos”, dice en esta entrevista Marcelo Loyola, en la que además asegura que lo que está faltando en los casos de violencia de género “es seguimiento, tiene que ser más exhaustivo, y ahí estamos todos, todas las áreas”. Además alerta sobre la vuelta del “cuento del tío” y sobre la seguridad en tiempos donde crece la desigualdad social. 

“La Ley Micaela es un punto de partida para dar respuesta”

¿Qué experiencia tuvieron y cual es tu percepción sobre quienes recepcionan denuncias o están a cargo de las distintas comisarías?

Creo que lo más importante es que la víctima de género, cuando realiza una denuncia o cuando pide un auxilio al 911 o a una dependencia, que tenga una atención de alguien capacitado para dar respuesta. Un caso de violencia de género atendido a destiempo o sin la importancia que merece o sin un seguimiento, termina en una situación letal. Estoy convencido que la Ley Micaela es un punto de partida para poder dar una mejor respuesta a un tema tan sensible. Este primer acercamiento estuvo dictado dictado por la Coordinadora Zonal Erica Bisio y la Comisaria de la Mujer, Daniela Montes. Cuando vino el Ministro Berni pedí que se bajara esta capacitación al Jefe de Gabinete, con quien tengo un vínculo más estrecho, y el movilizó a través del área de políticas de género. 

El Comisario que brindó el primer parte del caso de Sonia Ponce dijo que habían sido “conflictos de pareja”, ¿cuánto viene a aportar la Ley Micaela para que los trabajadores de la seguridad puedan tener otra perspectiva y a la hora de dar un informe puedan referirse correctamente a la problemática?

Todos sabemos que las carátulas no las pone la policía, sino la fiscalía. A lo mejor lo que hizo el comisario fue repetir esa carátula. Pero la Ley Micaela alcanza a los funcionarios para que al momento de transmitir estas cuestiones sean puntuales.  

Crecen las denuncias por violencia de género, incluso se agudizan en contexto de pandemia. Una palabra mal dicha repercute. Acá se trata de preservar a la víctima, esa es la clave. Proteger y contener a la víctima de violencia de género. 

Los familiares de Sonia Ponce insisten en que había realizado denuncias previas, también la víctima de femicidio Gabriela Scalise se acercó a la comisaría de la mujer a pedir asesoramiento, ¿dónde creés que está fallando el estado?

Creo que lo que está faltando es seguimiento, tiene que ser más exhaustivo, y ahí estamos todos, todas las áreas. Vos recepcionás una denuncia, hacés una medida perimetral, una cautelar, pero cuando pasa el tiempo, se supone que eso encamina, y ahí es donde fallamos. En el seguimiento. No hay que echar culpas sino mejorar lo que tenemos. 

Hace algunas horas alertabas sobre la vuelta del conocido “cuento del tío”, ¿cuáles son las recomendaciones?

Siempre hay gente que puede aprovecharse de este tipo de situaciones, los adultos mayores son los que más grado de vulnerabilidad tienen. Por eso recomendamos no brindar datos personales ni tarjetas de crédito, ni trámites bancarios que se hagan por telefóno. Puede haber personas que con la modalidad de llevar un bolsín de mercadería, tratan de acercarse a determinadas personas con idea de sacar algún tipo de rédito. 

Sabemos que los delitos aumentan cuando crece la desigualdad social, o al menos es uno de los factores, ¿se tiene en cuenta para cuando se levante la cuarentena y se vea el impacto del aislamiento en la economía?

Desde el Municipio trabajamos en consonancia con Nación y Provincia, la visita del Ministro de Seguridad Sergio Berni, significó una demostración de cómo se trabaja de forma mancomunada. Ningún estado está preparado para una pandemia como la del Covid-19. Primeras potencias mundiales están viviendo grandes inconvenientes. Nosotros hemos tomado medidas desde las áreas de salud, y en la misma línea se trabajó en políticas para llegar a los sectores más vulnerables. Sostener esto en el tiempo, cuesta. Lamentablemente va a haber cada vez más gente que se caiga del sistema. 

En estos dos meses de encierro, ¿que tipo de delitos ocuparon mayoritariamente al área?

Es una situación atípica, hay menor circulación de gente en las calles. Trabajamos en intensificar el patrullaje en los barrios, plantear distintos operativos, dinámicos, estáticos. Los delitos contra la propiedad han disminuido, pero esto no significa que una ciudad de casi 55 mil habitantes pueda llegar a delito cero. Trabajamos con el vecino para que cualquier anomalía, o situación sospechosa, se comunique con la comisaría.