17:30 h. Domingo, 26 de enero de 2020

“Lenguaje de señas y braille deberían ser materias obligatorias en los profesorados”

conectar con el otro  |  24 de diciembre de 2019 (13:09 h.)
Más acciones:

María Inés Caballini, hace más de 3 años que se desempeña como docente en el Instituto Paulo Freire. Además, es profesora en la Escuela Especial Nº 501 y prestadora de apoyo visual en distintas obras sociales.

“El Taller de Braille en el Freire cada vez convoca a más personas. Este último año, creo que lo novedoso fue la orientación que le dimos, ya que el uso de las TICs y la accesibilidad a los dispositivos móviles le permite a todo aquel que realice el Taller acercarse al mundo más fácilmente, nos permite conectarnos con el otro sin barreras”.

Inés estudió en el ISFDyT Nº 9, en la ciudad de La Plata, el Profesorado en Educación Especial en discapacidad visual, y se especializó en educación y TIC en el nivel superior.

“Lenguaje de señas y braille deberían ser materias obligatorias en los profesorados, y en los Tramo de Formación Pedagógica, en ambos niveles”, aseguró Inés, debido a que esto le permitiría a los diferentes profesionales, estudiantes, familiares, adquirir nuevas herramientas y así hacer del braille un lenguaje cotidiano, un medio más de comunicación. Agregó también, “lo que intentamos con el taller es que otras personas conozcan el código, que el braille no sea solo para las personas con discapacidad, que sea de uso común, por todos”.

Cuando le consultamos, ¿por qué es necesario que los profesionales aprendan braille? Inés contestó: “para que los vínculos con las personas con discapacidad sea más fluido. Gracias a las nuevas TIC nos manejamos mejor pero todos deberían saber lenguaje de señas y braille ya que de esta forma se generaría una verdadera inclusión”. En tanto a los jóvenes, indicó que “los estudiantes de secundaria, en los primeros años, también podrían tener una materia como taller de braille o lenguaje de señas, o en Construcción de Ciudadanía, para complementar la enseñanza y favorecer la inclusión”

Por otro lado, la Profesora Caballini explica que: “el braille generalmente se aprende como uno código aislado o un complemento pero debería encontrarse en todos lados, tanto en productos, como en la vía pública, menús de restaurantes, entre otros”. Existe una reglamentación que debería cumplirse pero realmente en muy pocos lugares se aplica.

Mientras que Caballini comentó sobre lo que siente al enseñar braille, “a mí me encanta poder transmitirle al otro mi pasión por el braille y las nuevas TICs y la recepción de mis alumnos al ver, clase a clase, como van aprendiendo, y avanzando, como manejan el código. Durante los primeros encuentros, los ves tímidos y silenciosos, y con el pasar de las semanas se van abriendo, preguntan, y empiezan a tomarle la mano”.

Por último, con respecto a su situación como docente del establecimiento educativo, Inés comentó: “siento emoción y placer al trabajar en el Instituto. Me gusta planificar mis clases, porque ya me siento parte del equipo. Es más, ya estamos planificando un nuevo taller, con una nueva orientación sobre las implementación de las nuevas tecnologías”. Por último, añadió que la Directora –Ana María Arias- “siempre me dio libertad y facilidades para trabajar. Es súper compañera. Siempre se muestra interesada en el Taller, también en cómo se sienten los alumnos. Nunca la sentí como una jefa, sino, más bien, siempre estuvo presente como una colega”.