Las fuerzas vivas

cuatropalabras.com.ar  |  13 de febrero de 2020 (15:21 h.)
Publicación Pedida

En Mendoza, una empresa familiar convierte las colillas de cigarrillos en ladrillos ecológicos, y en Rosario, otros argentinos inventan la manera de quitar la maleza sin utilizar agroquímicos. Dios crea y nos da poder creador: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza” (La Biblia, Génesis 1,26).

Los argentinos somos un pueblo talentoso. Muchas personas en diversas disciplinas nos lo confirman: Favaloro, Maradona, Gardel, Bergoglio, Milstein, el Indio Solari, Borges, Piazzolla, Vilas, Alfredo Alcón, Discépolo, Cortázar, Ginóbili, Mosconi, Quinquela Martín, Barenboim, José Hernández, Fangio, Charly García, Messi y tantos otros. Y siempre, el Libertador, paradigma de argentinidad y símbolo de americanismo: José de San Martín.

Los dones y los talentos los recibimos de Dios, y nuestra tarea consiste en utilizarlos para bien propio y de los demás. La cuestión es socializar los bienes de la Creación. En este sentido, Dios es una cuestión práctica: la misión (contemplativos en la acción). Ser proactivos.

Necesitamos evaluar bien la situación y aplicar las políticas pertinentes para que el talento argentino sirva a nuestro país, para evitar la fuga de materia gris, para impedir el vaciamiento de nuestra cantera de creadores, para evitar el exilio de nuestros mejores hombres. “La Patria existe y triunfará” (San Martín).

Carlos Martín Cerri

Más acciones: