Lanzamiento de la fundación Karakachoff

cuatropalabras.com.ar  |  22 de febrero de 2020 (19:56 h.)

 Luego de la reunión que mantuviera el Intendente en el mes de noviembre con el referente del radicalismo a nivel nacional, Federico Storani, en las oficinas que ocupa en la calle Uruguay al 950 de la CABA, ayer el cinco veces diputado nacional visitó Chacabuco para el lanzamiento de la Fundación Sergio Karakachoff.  

 En un claro gesto de que un sector del radicalismo de la provincia de Buenos Aires cree que es momento de comenzar a transitar un nuevo rumbo, ayer el intentendente Víctor Aiola recibió al dirigente radical en una reunión privada de la que participó el exconcejal Jorge Pérez (87-91), el secretario de Gobierno Alejo Pérez y el senador Agustín Máspoli.  

Storani fue presidente del bloque radical de la Cámara Alta legislativa, ministro nacional y fundamentalmente un dirigente político reconocido por su trayectoria política y su docencia universitaria como titular de cátedra en la Facultad de Derecho de la UNLP. 

 Luego de una conferencia de prensa en la confitería La Strada, Storani, acompañado por el exdiputado nacional Alejandro Echegaray y referentes de la región, asistió a la cena organizada por la Fundación en el salón del Sindicato de Choferes de Camiones y brindó un discurso en el que destacó el posicionamiento que debería tener el centenario partido luego de la experiencia de Juntos por el Cambio: “En aquella histórica convención en la ciudad de Gualeguaychú decidimos avanzar en una construcción política que garantizara el equilibrio y el control del poder. Aspirábamos a que después esa convención se constituyera una verdadera coalición de gobierno. Una coalición de gobierno no es repartir un cargo más o un cargo menos. Yo les regalo todos los cargos si quieren, lo que exijo es tener un ámbito de debate de las políticas públicas esenciales que hacen a nuestra identidad como nación, para definir un proyecto común que es lo que hace falta. Había que ser ingenuo para no advertir que realmente la intención era otra, en realidad el gobierno que surgió, fue un gobierno de un solo sector. No quiero ser cruel, pero recordemos 40% de pobreza, 54% de inflación, que se lleva el 0% en el rubro de alimentos, que golpea los sectores más vulnerables y miles y pequeñas de medianas empresas quebradas por no poder sostener un proyecto que no se compadecía con lo que históricamente hemos pensado. Pero no hubo autocrítica, en su momento se encaró una elección y algunos de nosotros lo dijimos públicamente: “cuidado con jugar a la polarización a muerte”, algo tan elemental que supuestamente acá estaban los buenos y allá los malos, si uno juega a algo tan infantil, si te corre uno de los polos, te dejan pegando trompadas al aire qué fue lo que ocurrió. El resultado ustedes lo conocen, se retrocedió, y la verdad entonces es, como decía Víctor, tenemos también que hacer alguna autocrítica porque durante gran parte de ese periodo, el partido histórico, el partido con territorio, el partido con gestión comprometida fue el partido ausente, fue un partido que no señalaba las desviaciones que había y que se hacían incluso a nuestra esencia y a nuestro ADN y sabíamos que no había un equipo de sueños y así se fue encadenando una sucesión de errores que el pueblo siempre sabio supo finalmente señalar”. 

Storani cerró “Es obligación que nos levantemos, el país nos necesita, porque además los hombres y las mujeres que no comprenden lo que pasa en su país y en su tiempo son una contradicción andante. Pero los que comprendiendo no actuan, solo serán recordados en la antología del llanto y no en la historia amiga de la patria. Adelante radicales, el pueblo nos espera. Tenemos que abrazarlo con ellos y salir para delante”. 

Más acciones: