17:26 h. Domingo, 26 de enero de 2020

La Peña campeón invicto

Y llegó el gran día, el más esperado y el más soñado para Peña La Doce. El día de la final, por el que todos trabajan y anhelan jugar, pero solo dos llegan y uno se lleva toda la gloria y esta vez le tocó al “Xeneize” local. En la tarde de ayer, en el estadio Aldo Carena, acertó desde los 12 pasos, venció a Viamonte FC por 4 a 3 y se quedó con el título del interligas Chacabuco- Los Toldos, siendo el primer equipo en alcanzar este logro para Chacabuco y además conseguirlo en forma invicta. Más no se puede pedir y merecido lo tiene. 
Fútbol Interligas  |  16 de diciembre de 2019 (09:51 h.)
Más acciones:

Y llegó el gran día, el más esperado y el más soñado para Peña La Doce. El día de la final, por el que todos trabajan y anhelan jugar, pero solo dos llegan y uno se lleva toda la gloria y está vez le tocó al “xeneize” luego de caer en la final 2018 ante Juventud Alsina.

En la tarde de ayer, en el Aldo Carena,no falló en este caso desde los 12 pasos y se quedó con el título del interligas Chacabuco Los Toldos, siendo el primer equipo en conquistar este cetro para Chacabuco y además conseguirlo en forma invicta. Más no se puede pedir y merecido lo tiene.

Un campeón que fue el mejor a lo largo del torneo, jugando cuando se podía y lo dejaban, mostrando templanza y coraje en momentos difíciles, donde nadie escatimó esfuerzos y con la solidaridad de sus integrantes como bandera pudo llegar a lo má alto. Un campeón desde la humildad y el trabajo.

El partido fue una típica final donde cada uno no quiere regalar nada y privilegiando los cuidados para no ser sorprendidos por el rival. El local siempre dio la sensación de ser más que Viamonte FC, un equipo que pareció y lució desgastado en está final, donde sus figuras claves no aparecieron y esto hizo resentir sus posibilidades. Por el contrario el equipo de Juan Marcelo Cerella, llegó alto en cuanto al aspecto anímico, y futbolístico luego del empate en el partido de ida.

En el primer tiempo, ante una gran concurrencia, no abundaron las situaciones de peligro solo un remate de Martín Zanotti que pasó cerca del palo derecho de Duarte y un rebote que capitalizó Agustín Salaro que tiró por arriba con el arco libre cuando todos gritaban el gol. Por el lado de la visita solo un tiro del marcador central Elías Martínez, el más destacado en las dos finales, que se fue cerca del horizontal.

En el complemento el partido no mejoró no hubo situaciones claras y Peña fue el que tuvo más la pelota pero falló en las decisiones y definiciones finales que le impidieron llegar con más peligro al arco de la visita.

En este contexto se llegó a la definición por tiros desde el punto penal, donde Peña la Doce con los goles convertidos por Lautaro y Lisandro Cerella, por Pagano y Romero se impuso por 4 a 3. En tanto el penal de Diego Barros lo atajó el “1” del “decano”.

Para la visita marcaron Stefanonni, Mauro y Ríos en tanto Leo Petruchelli se lució al detener el remate de Bonamino y el arquero Duarte tiró el último desviado. Final con desahogo y festejos con humo de color, nieve artificial, cotillón y demás, para el “xeneize” que vió así coronar un año futbolístico inmejorable donde fue campeón también a nivel local en cuarta división.

El árbitro del encuentro fue el señor Mariano Gómez de buena labor, acompañado en las líneas por Gonzalo Nuñez y Pablo Fernández. Final para el torneo interligas y para la sociedad futbolística, luego de dos años, entre las Ligas de Los Toldos y Chacabuco. Cada una tomará nuevos rumbos, pero el último fue de La Peña.