La ciudadanía al pie del cañón

Frente al COVID-19  |  17 de marzo de 2020 (12:16 h.)

Martín Giovio, voluntario y líder de Red Solidaria siempre cuenta que Juan Carr dice que Chacabuco es una ciudad muy solidaria. Puede que tenga un poco de razón y este parece ser el momento de confirmarlo.

Frente a la pandemia COVID-19 la ciudadanía se ha puesto al pie del cañón.  Así, como en un estado de guerra, se atiende lo urgente y los vecinos y vecinas piensan en cómo colaborar con los demás. Estar al pie del cañón es permanecer, a pesar de las dificultades y el cansancio, atento y dispuesto a actuar si hace falta en cualquier momento, luchando sin descansar. 

Dos jóvenes, Micaela y Araceli, se ofrecieron a colaborar con mandados para la población de riesgo que debe evitar la circulación. A través de las redes sociales publicaron: “Si estás en cuarentena, agradecemos mucho que nos estés cuidando a todos. Si necesitas algún mandado, podemos hacerlo por vos. Si conoces a algún adulto mayor de 65 que necesite algo, también podemos ayudarlo. Avísanos!”.

Tomás Ortega y “Chuchú” Lancuba también se ofrecieron a través de las redes sociales para brindar una mano a cualquier persona mayor de 65 años, “estoy para lo q necesiten, no duden, no se muevan de sus casas, mandados, compras etc. estoy”, publicaron. 

Franco C. no presenta síntomas de coronavirus, pero regresó hace 48 horas de Italia, entiende la situación y muy responsablemente hace un distanciamiento social en su casa. A través de un video transmitido por facebook, llevó tranquilidad al resto de los vecinos y pidió tomar conciencia. “Vamos a salir adelante todos juntos, no hay que volverse locos ni entrar en pánico, pero sí hay que seguir las medidas tomadas por las autoridades y cuidarnos entre todos. Las personas grandes son las más afectadas, y tenemos que ser conscientes y responsables de nuestros actos. Quien pueda, debe quedarse en su casa y no expandir este problema”, dijo.

La farmacia Mujica habilitó un servicio a domicilio para adultos mayores y para quienes están cumpliendo con la cuarentena, y la farmacia Marino compartió un número de contacto para hacer el pedido, y no hacer cola para retirar las compras. 

Lo mismo hizo el vecino Sergio Vaca, que publicó en su perfil “Si sos mayor de 60 quedate en tu casa. Si necesitas algo nos llamas en horario de negocio y te lo llevamos, ya sean cosas del negocio o no. Nuestro teléfono 427566 470566”. 

Las autoridades del Hogar de Ancianos San José suspendieron las actividades que se realizan con personal externo, y pidieron a las familias de los internos que no se presenten a menos que sea sumamente indispensable. Es cierto que son la población más vulnerable, pero tan necesario como eso es que no pierdan contacto con el afuera, quien pueda, que levante el teléfono. 

En Chacabuco las vecinas y vecinos se aíslan, paradójicamente, para ser uno. 

Más acciones: