• 06:27
  • jueves, 24 de septiembre de 2020

“Que la Justicia se ponga los pantalones largos” 

Fuertes declaraciones del Intendente Víctor Aiola, contra los vecinos de Chacabuco que violaron el decreto nacional que prohíbe las reuniones sociales para festejar un cumpleaños. En una entrevista con el periodista Mauricio Bartoliche, habló de las denuncias formales presentadas ante la justicia y de los contagios que generarán un perjuicio para toda la comunidad. Además, el Jefe Comunal aprovechó la transmisión para enviarle un guiño a la Justicia, “Yo no soy juez, como Municipio somos querellantes, y le decimos a la Justicia que se ponga los pantalones largos, porque al albañil no lo detuvo el Intendente, fue una decisión de la Justicia Federal, la misma que deberá tomar medidas ahora. Pareciera que está en un lugar intocable, lejano, y en este caso la justicia tienen que actuar rápido” dijo. 

“Que la Justicia se ponga los pantalones largos” 

 

Durante una entrevista realizada ayer por la mañana, el Intendente Víctor Aiola aseguró que comparte con los vecinos de Chacabuco “esa sensación de impotencia o bronca que genera la responsabilidad de muchos vecinos, que no tienen en cuenta los esfuerzos que hacemos todos”. “No se si les parecerá gracioso hacer una fiesta o una reunión en un momento donde están prohibidas las reuniones sociales”, dijo. 

 

El Intendente insistió en que se trata de una “falta grave”. En esa línea expresó que “Las cosas tienen que ser para todos igual, por eso hemos tomado las medidas del caso, y vamos a caer con la sanción más alta posible, hasta las últimas consecuencias. No hay privilegios para nadie. Lo que han hecho no tiene nombre y merecen el repudio de la comunidad entera. Yo no sé si se creen más vivos que los demás, o se creen que están por encima del común de la población, pero es una afrenta a todo el trabajo que venimos realizando, cuando uno es estúpido, no tiene límites”, dijo.  

 

Por otro lado, explicó que se presentó la denuncia formal el día sábado en la Comisaría, ya que se trata de un delito federal. De todas formas, ayer,  a primera hora de la mañana el asesor letrado del Municipio concurrió personalmente a ratificar la denuncia al juzgado federal. 

 

Respecto a la cantidad de personas que participaron de ese evento dijo “lo sabemos indirectamente, porque a la falta de responsabilidad por el cumpleaños se suma que no quieren facilitar o no les surge de manera espontánea dar los datos de lo que se había realizado, pero indirectamente, al estar asustados empezaron a caer al Hospital y al Sanatorio a hacerse hisopados, ahí empezamos a atar cabos y hoy tenemos -además de los moradores de la vivienda- entre 12 y 14 personas más las que asistieron”. 

 

De todas formas, por una ordenanza que dispuso el mismo, cualquier hisopado que se realice de manera privada, el Sanatorio tiene la obligatoriedad de alertar al municipio. 

 

Aiola aseguró que “Esto va a generar más contagios y hacer que no podamos pasar de fase y eso va a ocasionar un perjuicio para todos los vecinos, y hay que caer con todo el peso de la ley, porque una cosa es contagiarse trabajando, y otra cosa es hacer una fiesta de cumpleaños, sabiendo el riesgo que se corre. Yo no puedo poner un policía en cada casa, la población tiene que colaborar”. 

 

Por último, el Intendente aprovechó la transmisión para enviar un guiño a la Justicia “Yo no soy juez, nosotros podemos presentarnos como querellantes, y le decimos a la justicia que se ponga los pantalones largos, porque al albañil no lo detuvo el Intendente, fue una decisión de la Justicia Federal, la misma Justicia Federal que deberá tomar medidas ahora. El poder judicial pareciera que está en un lugar intocable, lejano, que no tiene responsabilidad. Y en este caso la justicia tiene que actuar rápido”, dijo.