17:45 h. Viernes, 19 de julio de 2019

“El Intendente no debería enojarse con nadie”

Víctor Aiola realizó una visita al CIC Alcira de La Peña y encontró el lugar para descargar su enojo. El encuentro comunitario del último sábado organizado por Red Solidaria puso al descubierto la fisura a la que más le teme el gobierno en este año electoral. Los vecinos están agradecidos por las obras pero hoy enfrentan la urgencia de poder comer los treinta días del mes. El exintendente Darío Golía pasó por Arrancamos Tarde 98.9 Radio Ultra, y dijo “el Intendente no debe enojarse con nadie, menos con los que están dispuestos a ayudar”. 

CHARLAS DE RADIO​  |  24 de abril de 2019 (12:39 h.)
Más acciones:

Red Solidaria organizó un encuentro comunitario, el último sábado, en el barrio Alcira de la Peña y el Intendente salió al cruce porque de alguna manera los vecinos agradecen las obras de infraestructura pero denuncian que el principal problema es acceder a la comida, ¿Cuál es tu opinión?

-En estos últimos años vimos un deterioro importante en la calidad de vida de todos, especialmente en los más desprotegidos, en los sectores más vulnerables. Se ve muy claro en el hecho de que empezaron a resurgir comedores, copas de leche, diferentes acciones solidarias, bono contribucion, rifas, por la gran ausencia del Estado. Hoy tenemos un Estado ausente que no da respuesta a las necesidades reales de la gente, que dista mucho de lo que era unos años atrás. La necesidad real hoy es llevar un plato de comida a la familia y eso es importante. 

¿Este es un problema de ahora?

A mí me tocó asumir como Intendente en 2003, en un año difícil para la economía, donde veíamos que la ayuda inmediata era lo básico, lo urgente. Eso se fue reemplazando por otras solicitudes, como la vivienda, los servicios, cuando se fue levantando la Argentina nuevamente. En estos últimos tres años vimos un deterioro a la inversa. En la campaña de 2015, el reclamo pasaba por eliminar el impuesto a las ganancias y hoy vemos cómo se vuelve a reprimarizar esa solicitud, pidiendo ayuda social para lo indispensable como la calefacción. Actualmente una garrafa sale 400 pesos a la que a un trabajador, un jubilado, le cuesta acceder. Nosotros cuando visitamos los barrios vemos cómo a la gente mayor se le complica para llegar a pagar los medicamentos. 

¿Pensás que el gobierno se siente incómodo con las acciones de algunas instituciones?

No hay que confundir la ayuda social de un sector intermedio, con el rol del Estado representado en el Intendente, que es quien tiene que planificar, acompañar, generar políticas públicas y dar respuestas a las necesidades de la gente de forma integral. Cada institución desde su lugar puede generar cierta ayuda, por sus vecinos y por sectores más vulnerables. El Estado debería acompañar las iniciativas de esas instituciones, estar al lado, y no tratar de competir o combatirlas. 

¿Por qué creés que los principales referentes de Cambiemos empiezan a enojarse con los propios ciudadanos?

Yo creo que a veces cuando ven que no se pueden cumplir los objetivos que se han planteado, sienten impotencia y tratan de encontrar un adversario, en este caso es una institución que solo quiere contribuir y colaborar y lo han hecho siempre, en todos los gobiernos. Cuando nos tocó ser gobierno la Red Solidaria contribuía con ayuda a muchísimos vecinos, y muchos de esos integrantes hoy son parte del bloque de concejales del oficialismo, tal el caso de Rodolfo Serritella y Jorgelina Soñez. Nunca hubo descalificación hacia ellos, al contrario, creo que desde los partidos políticos y las instituciones vale la pena acompañarse para contribuir con los vecinos, y no debería enojarse nadie, mucho menos quien cumple una función tan importante como es la del Intendente.