15:45 h. Domingo, 15 de diciembre de 2019

“La intención no es competir sino complementar”

Ana María Arias, directora del Instituto Paulo Freire y Delfina De Nigris, secretaria, visitaron Arrancamos Tarde (FM Radio Ultra 98.9) para hablar de la oferta educativa del Instituto que comenzó a funcionar en el año 2003. Se cursan carreras como Licenciatura en Psicopedagogía, Tecnicatura Superior en Acompañamiento Terapéutico, Profesorado en Psicología, Licenciatura en Servicios Educativos, Profesorado de Inglés y Counseling, entre otras. Además, tienen convenios con centros universitario que permiten hacer carreras a distancia. Entre otras cosas, hablaron de la relación público-privado y el vínculo con el Estado en la formación de futuros profesionales para la ciudad.

INSTITUTO PAULO FREIRE  |  25 de noviembre de 2019 (08:58 h.)
Más acciones:

¿Cómo se proyecta el 2020?

A.M: Estamos organizando la propuesta para el año próximo, seguiremos con carreras que tuvimos el año anterior que es el caso de Psicopedagogía, profesorados en Psicología y de Inglés, una Tecnicatura Superior en Acompañamiento Terapéutico, entre otras. Son válidas para después ejercer el rol y son reconocidas por las mutuales y las autoridades correspondientes, las que llevan un número de resolución en forma conjunta con Dirección General de Escuelas y Ministerio de Salud de la Provincia.

Hay muchos enunciados respecto a la necesidad que tenemos de ampliar la oferta educativa y de buscar que los jóvenes se queden en la ciudad. El Estado municipal, ¿muestra interés en saber qué es lo que ustedes están haciendo, en apoyarlos para que esto se pueda profundizar, que se pueda amplificar?

A.M Pertenecemos a la Dirección de Educación de Gestión Privada. Nosotros hemos tratado siempre de promocionarnos, de hacernos conocer, de colaborar, de ofrecer otras oportunidades, inclusive nos hemos acercado a ofrecer beneficios a determinados empleados. Hemos tenido mucha colaboración en algunas situaciones, nos han escuchado, nos han consultado inclusive. En un momento, de la Jefatura de Educación Distrital se nos pidió que abramos un determinado profesorado porque hacía falta en Chacabuco, fue el Profesorado de Música, lo abrimos y nos pusimos a disposición, lo cual significaba que éramos tenidos en cuenta y que habíamos sido considerados, nosotros lo hacíamos con mucho gusto. A veces nos hemos acercado y hemos sentido un poco más de indiferencia, nada más. La cuestión es seguir trabajando. 

DD: Este año, en relación a pensarnos un poco como Instituto Terciario, y de que resonara la posibilidad de abrir una universidad, habíamos estado invitando a todos los candidatos ante las elecciones generales para charlar un poco, porque tenemos varias propuestas interesantes. En su momento, fue solo el grupo de Ciminelli. En realidad, estamos hablando con la gente de Aiola, la idea es esperarlos hasta el diez de diciembre. Les vuelvo a recordar que los estamos esperando porque hay varias propuestas para el Municipio, para los alumnos que egresan del secundario y también para la gente que viene de las localidades de afuera. 

Es necesaria la articulación entre lo público y lo privado en estos emprendimientos. 

AM: La escuela privada aparece en lugares o en momentos donde el Estado no puede llegar. Es decir, nosotros en el 2003, ¿por qué abrimos?. Porque quisimos fortalecer el nivel de Educación Superior y porque era un momento donde la política educativa no ampliaba las ofertas para los jóvenes de Chacabuco. La idea fue ampliar, no superponer. Esa es la intención, no competir, sino complementar, traer lo que hace falta. Y terminar con el mito de la escuela privada, porque la escuela privada por ser privada, no es ni buena, ni mala. La calidad de una institución pasa por la gente que está adentro.

En el instituto transitan personas de todos los estratos sociales, no hay una mirada parcializada de la realidad, por eso es importante derribar algunos prejuicios cuando hablamos de la educación privada en el interior. 

Respecto al convenio con el Centro Universitario Blas Pascal, con opción de carrera a distancia, ¿de qué se trata?

El año pasado nos convertimos en centro universitario Blas Pascal, es una universidad y tiene sede en Córdoba, pero también tiene sede en CABA, es muy reconocida. Y tienen carreras presenciales y online, pero en nuestro centro se pueden cursar las carreras a distancia, te asignan un tutor y te van siguiendo y estamos gestionando para que los exámenes finales también puedan rendirse en Chacabuco. Son carreras universitarias, desde las clásicas hasta las otras más novedosas, pero también hay cursos, hay diplomaturas, hay posgrados, hay mucha oferta educativa.

¿Ustedes lo articulan?

DD: Nosotros articulamos, mandamos los legajos, seguimos toda su trayectoria, ellos manejan sus horarios. La universidad les otorga un tutor por carrera y uno por materia. Combina con los alumnos un horario, como si fuese una clase, pero se hace todo online. Se manejan a través de una plataforma digital que ahí es donde tienen la bibliografía, van a ir subiendo los trabajos prácticos e interactúan con estos tutores. 

¿Cuál es el promedio de edad de la población del Instituto?

DD: Es bastante variada, porque tenemos gente que viene del secundario y gente adulta. AM: Hay gente que la había empezado y no ha podido terminar, otros que no terminaron pero que siempre aspiraron a hacerlo y se encuentran en un momento en que pueden, con más tiempo, otro concepto, otra maduración, otros criterios, inclusive en las carreras de la Universidad Blas Pascal se anota gente también adulta.

Cuando se evalúa a un alumno adulto mayor, ¿se lo evalúa con otra perspectiva?

AM: Sí, el tema de la evaluación en educación ha sido siempre como la caja negra, o es como las capas de las cebollas que vos te acercás y empezás a sacar. Generalmente, se termina evaluando al alumno y en realidad se trata de hacer una evaluación integral, yo tengo que evaluar qué dí, cómo lo dí, qué me olvidé, qué hice. Y las posibilidades de cada uno. Lo que yo tengo que comparar es el punto de partida del alumno, con el punto al cual llegó en el proceso de aprendizaje. No comparar el resultado final de Juancito con el de Pedrito.