• 00:59
  • domingo, 12 de julio de 2020

Hoy tengo ganas de 

Por Esteban Villalba 
Hoy tengo ganas de 

Hoy tengo ganas de ser la marica más hermosa del mundo. Quiero ponerme tacones tan altos como mi orgullo, llenar mi monstruoso rostro de glitter y brillar como el comienzo de la existencia.

Mirá como me calzo las medias de red y me ato la camisa por encima del ombligo, aunque tal vez me decida por la remera hecha top para lucir más mis rollos y estrías.

¿Pelucas? Sí, tengo muchas y de distintos colores, una para cada día de la semana. Algunas son de plástico y otras casi ni tienen pelo, pero todas me quedan igual de fabulosas.

Quiero decidir por el bolso más lindo pero que combine con el tono de la pancarta que hice anoche con tanto sacrificio. Esa que tiene las letras más grandes y el dolor más profundo.

Hoy tengo ganas de salir a lucir mis uñas pintadas, pero también de llorar por aquella compañera que ya no puede acompañarme.

Hoy tengo ganas de ser libre, porque es mi derecho, porque nadie más me lo va a prohibir. Le rendiré homenaje a toda una historia que existe detrás de mí, y seguiré los legados de aquelles que no la pudieron seguir.

Los gritos de odio dictados desde medioevo no llegan a mis oídos, porque mis gigantescos aros interfieren su evanescencia y Gloria Trevi se escucha al palo.

Hoy te voy a incomodar con mi imponente presencia, porque tengo ganas de vestirme de multicolor, quiero vestirme de lucha. Hoy más que nunca tengo ganas de representar tantos años de batallar en contra de la persecución, discriminación y sometimiento, y lo hago lleno de convicción, empoderamiento y divosidad.

 

(*)25 años, estudiante del profesorado de Educación Especial en Discapacidad Intelectual.

Activista LGBTI+