08:52 h. Miércoles, 16 de octubre de 2019

“El que gane tendrá el liderazgo” 

A partir de que se conoció como quedaba compuesta la lista de candidatos a legisladores del Frente de Todos, el exdiputado provincial Darío Golia apuntó contra algunos sectores por haber manipulado la lapicera. Después dejó en claro que seguirá militando para que la lista de Ricardo Ciminelli se consolide en las PASO. “El que gane seguramente tendrá el liderazgo y debería tener el acompañamiento del resto”, aseguró el dos veces intendente de Chacabuco. 

ENTREVISTA  |  26 de junio de 2019 (09:49 h.)
Más acciones:

Hubo un sector de la militancia que reaccionó con un poco de enojo, vos después saliste a aclarar que esta todo bien y vas a seguir militando para ganar en Chacabuco

Cuando uno trabaja en política tantos años tiene expectativa en esa posibilidad, es parte de la sociedad que tiene sueños, ilusiones, que cree poder trabajar y volcar esas cosas. A la hora de las definiciones a veces se da, se puede cumplir y a veces no. 

Lo que yo planteo es que mi ingreso a la política nunca fue por un cargo en particular, la política va más allá de los cargos circunstanciales. Me abracé a la política como una causa noble, como instrumento de transformación de los pueblos, de las sociedades, de mejorar la vida de nuestra gente. 

¿Volver a la legislatura era como completar una etapa?

Lógicamente me hubiese gustado estar, creo que podía volcar mucha de la experiencia que uno tiene, y podría tratar de contribuir a un mejor proyecto político futuro. Tenía algunas iniciativas y proyectos para la comunidad que me hubiese gustado llevar adelante, pero parte de la construcción del espacio entendió que se debe dar otro esquema de trabajo y representación para ofrecer a la sociedad para los próximos tiempos. Seguiré trabajando desde otro lugar.

El armado final de las listas, ¿refleja que tuvo efecto la apertura, la necesidad de brindar lugar a otros espacios o -como algunos intentan plantear- fue por la monopolización de la lapicera que adjudican a la Cámpora?

Creo que cuando se dan los armados, deben ser generales. En lo puntual de la Cuarta Sección Electoral creo que hubo dos factores importantes que han repercutido. Uno tiene que ver con la ley de Cupo y otro con la apertura del frente. Estamos hablando de catorce legisladores en juego de los cuales son cinco, seis o siete entrables, en caso de una elección importante, o que el tercer sector no llegue al piso. Normalmente serían entre 5 y 6, son tres varones y tres mujeres. Las posibilidades del sector masculino son del 50%, es decir, tres lugares, de los cuales el primero ya estaba asignado para Pehuajó que es un distrito que viene siendo gobernado por el peronismo, cabeza de sección en los últimos tiempos, que no perdieron su municipio y con lo cual tenían prioridad. El segundo casillero masculino estaba destinado al Intendente de Alem, que después de veinte años decide dejar el Municipio y pasar al Legislativo, y si bien es un distrito chico y por ahí no tiene el peso de Chacabuco se le dio prioridad por los atributos personales que son incuestionables. El tercer lugar masculino, lógicamente al entrar en escena el Frente Renovador, se le asignó al Intendente de Pintos. Por lo tanto no quedaron espacios entrañables dentro de lo que es la lista. 

Disparaste contra Martín Carnaghi a pocas horas de saber el armado definitivo de las listas y de conocerse que una joven de la Cámpora de Chacabuco entraba en cuarto lugar, ¿marcaste al concejal como uno de los responsables de alguna operación política que te pudo haber perjudicado? 

No es que disparé. Es parte de los posicionamientos que se dan. Ellos bregaron lógicamente para que no sea nuestro espacio el que esté representado sino que sea en el cual ellos vienen trabajando con La Cámpora. Hoy Chacabuco está representado por una jóven cercana a Martín Carnaghi que milita dentro del espacio de La Cámpora. Lo han planteado y es legítimo el planteo que hicieron desde su lugar. Yo no disparé sino que plantee una realidad, no se entendió, o la conducción entendió eso. 

Fue la misma expresidenta la que planteó la necesidad de ampliar, ¿no te queda la sensación de que en Chacabuco no hubo los suficientes gestos como ampliar en la conformación de una lista que permitiera dar una batalla más pareja al intendente Aiola?

Hubo intentos, yo no estuve en la mesa de negociación,estuvo el espíritu de convocar, no es de un solo sector que tenga que venir la predisposición sino que tiene que ser de todos los sectores, y la verdad que cuando se plantean esas posibilidades de acuerdos, se hacen sobre lugares ciertos, y esos se dan con cupos muy reducidos, hablamos de cuatro o cinco concejales en el ámbito local. Y es muy difícil. La expectativa está sobre los primeros tres lugares, y llegar a un entendimiento con tantos espacios es complejo. Debería haber un acuerdo más profundo, más amplio, pero también creo que las PASO sirven para legitimar liderazgos, ese es el planteo y objetivo. 

¿No crees riesgoso el armado de unidad futura?

Nosotros vamos a ir con tres listas internas, y está bueno que esté la discusión de ver quién tiene el liderazgo en el peronismo de Chacabuco. El que gane seguramente tendrá el liderazgo y debería tener el acompañamiento del resto. Me parece que sirve también como un punto ordenador a futuro, sino estamos hablando del hipotético caso de cuántos votos tiene uno, de cuántos tiene el otro, me parece bueno legitimarse, para eso son las PASO. Si después de las Primarias sumamos todos los equipos técnicos, militantes, compañeros y hacemos una síntesis, seguramente nos va a dar una potencialidad mucho mayor para ir a las generales.