21:19 h. Lunes, 14 de octubre de 2019

“Los funcionarios deben tener perspectiva de género” 

Eugenia Gsrdella y Sabina Meza trabajan desde hace algunos años en la Organización Manitos en el Bolsillo. Durante la última sesión del Concejo Deliberante realizada el miércoles pasado, hicieron uso de la banca abierta y expusieron sobre el trabajo que vienen realizando en Chacabuco, con articulación en Junín. Solicitaron que todos los organismos de la ciudad relacionados con la problemática de género funcionen de manera coordinada, y pidieron los recursos necesarios para llevar adelante su trabajo, que es voluntario.

DESDE LA BANCA ABIERTA  |  11 de octubre de 2019 (09:40 h.)
Más acciones:

“Nosotras somos una ONG sin fines de lucro, el trabajo de cada uno es por voluntad propia. Donde la víctima muchas veces recurre a nosotras y nuestro trabajo es silencioso. Nosotras acompañamos, hacemos un seguimiento, y siempre tenemos que recurrir a la fiscalía, que es el servicio local” explicó a Cuatro Palabras Gardella. 

“Siempre hay mujer, familia, hijos. No solo nos llegan casos de violencia, sino también de abuso, etonces, más que nada lo que esperamos es que cada uno ocupe el lugar. Como, por ejemplo, el servicio local que, cuando se trata de familias estamos totalmente desamparadas, cuando se trata de la mujer, también. No tenemos un acompañamiento, o sea, la víctima no tiene un acompañamiento adecuado, no tiene una asistencia psicológica como debería”. 

Explicó que “Es sensible para la víctima hablar de lo que sucedió” y que cada funcionario debería tener perspectiva de género. “Es como dijimos en la banca, somos sujetos de derechos, estamos pidiendo lo que nos corresponde”. Herrera explicó que cuando se trata de una víctima de violencia, por lo general la misma tiene que dejar su hogar y el violento queda en la casa, “Entonces ella y sus hijos quedan desamparados”. 

Sabina Lis Meza contó que en Chacabuco existe un hogar de tránsito para víctimas que “No se está utilizando porque es el último recurso, cuando no hay nada más. Si no, no se utiliza. La pregunta que intentamos hacer en el 2018 era cuál es el presupuesto que tenemos para estas problemáticas y cuáles son las funciones que tiene y cuáles son las que está cubriendo. No las sabemos, no existen”. En ese sentido amplió: “No hacen ni siquiera el seguimiento de acompañar a la víctima sino llamamos por teléfono. La víctima se termina cansando, buscando su lugar, o viviendo con el violento. Entonces, estamos pidiendo plata, todos nosotros en determinado lugar con sueldos y sosteniendo gente con nuestro compromiso”. 

La respuesta de los concejales fue casi unánime. Sobre ésto Meza recuerda “Hace un tiempo que no estaban todos de acuerdo como ahora. Dijeron que van a pasar la nota que nosotros presentamos con todos los pedidos que hacíamos, que incluso es pidiendo recursos para la fiscalía descentralizada, que acá es la que está trabajando muy bien”. En concreto La organización pide que se traiga el centro de atención a la víctima, que es su función política, “Porque ya está todo, es decisión política simplemente. Van a pasar todo este proyecto a comisión de Derechos Humanos y Violencia de Género y van a empezar a trabajar desde ahí. Van a hacer la presentación del protocolo de abuso infantil, como protocolo está muy lindo y lo celebro, pero, sino tenemos la base que es el servicio local que no funciona, tenemos la caja vacía. Agradecemos que tenemos muchos dispositivos en Chacabuco, pero, necesitamos que se llenen esos vacíos”.