16:21 h. Domingo, 15 de diciembre de 2019

“Fuimos en paz y nos reprimieron”

Con el voto de los 34 legisladores del oficialismo que responde a Rodríguez Larreta, la ley regresiva en materia de regulación de la tarea de los residentes y concurrentes del sistema público de salud de la Ciudad de Buenos Aires fue aprobada en ausencia de la oposición y con más de mil quinientos residentes en la calle. Cuatro Palabras habló con jóvenes de Chacabuco que realizan residencias en CABA y que estuvieron en la manifestación que terminó en represión policial. 

Reprimieron a residentes de CABA  |  29 de noviembre de 2019 (09:15 h.)
Más acciones:

foto: ElDestapeWeb
foto: ElDestapeWeb

Josefina Jacobs es residente en Psiquiatría en el Hospital General de Agudos Parmenio Piñero y participó de la manifestación. “Fue redactada sin consultar con nadie; marchamos para repudiar eso porque esta ley precariza nuestro trabajo. En mucho habíamos avanzado y esto significa un retroceso muy grande: no reconoce a los residentes ni concurrentes como trabajadores de la salud, no especifica cómo se calcula nuestro sueldo, no reconoce las guardias, establece sanciones, limita las selecciones de jefes de residentes y hay mucho más, pero fuimos a manifestarnos fundamentalmente por esos motivos”. 

 

La joven residente aseguró: “fuimos pacíficamente, con carteles, con mates, y terminaron reprimiendo y cuando la oposición salió a la calle para que dejaran de reprimirnos, no los dejaron volver a entrar para votar, por lo tanto la ley salió con los votos oficialistas nada más”. Además, Josefina indica que la norma fue tratada de forma express, ya que la primera reunión informativa fue el último 20 de noviembre y hubo otra el 22, para tratarla directamente ayer, 28 de noviembre. 

Esta situación cristaliza la explotación laboral de los residentes, reconociendo la carga mínima de 36 horas semanales, y un máximo de 64 horas. 

Augusto Tintorelli es residente de Kinesiología del Hospital Fernández y cuenta a Cuatro Palabras que de la movilización participaron médicos, enfermeros, kinesiólogos, trabajadores sociales, terapistas ocupacionales, y otros trabajadores de la salud de distintas áreas que realizan alguna residencia o concurrencia en la Ciudad de Buenos Aires. “Fue una manifestación y paro, fuimos a la legislatura, una marcha totalmente pacífica, y a la hora de la votación hubo personas que no podían ingresar a la Legislatura. Hubo una disputa con las personas de seguridad de la Legislatura que empezaron a agredir y a los pocos minutos empezó la represión, tiraron gas pimienta, hubo un montón de jóvenes y mujeres golpeadas”, contó. 

La protesta buscó traccionar un cambio con cortes de las calles Diagonal Sur y Avenida de Mayo y un grupo de representantes ingresó para dialogar dentro del recinto. Sin embargo, ante el rechazo expresado por el inicio del tratamiento de la ley, la respuesta fue con la Policía de la Ciudad reprimiendo y lanzando gases lacrimógenos. 

“Los legisladores(oficialista) tuvieron quórum y arrancaron la votación, y los opositores, que bajaron a frenar la represión, se quedaron afuera sin votar”, dijo Tintorelli. 

La ley afecta varios derechos, por ejemplo, los jefes de residentes no van a poder ser elegidos por ellos, van a aumentar las horas semanales de trabajo y el régimen de guardia.  “En relación al salario, siempre se hace un cálculo en relación a los de planta permanente, y ahora irán por caminos separados, y no nos van a afectar las paritarias, y en algunos casos se extiende la residencia”, finalizó el joven médico chacabuquense. 

Según informaron ambos trabajadores de salud, se anunció un paro indeterminado y hoy habrá una nueva movilización desde Callao y Corrientes hacia el Obelisco.