18:52 h. Domingo, 26 de enero de 2020

De la formación docente y los espacios de debate que brindan los Institutos Superiores

"preparar para dudar"  |  24 de diciembre de 2019 (13:09 h.)
Más acciones:

Todos los años cuando empieza un ciclo lectivo y comienzo a preparar mis clases me surge la inquietud sobre la necesidad de formar futuros docentes y profesionales con una conciencia política y social. Desde mi paso por el profesorado me preocupan los docentes que se reciben sin tener esa conciencia social y esa preocupación por el mundo que los rodea. Solemos escuchar decir a mucha gente “a mí no me interesa la política” cuando hablamos de política, los docentes no hablamos de política partidaria, sino de una cierta manera de hacer política que viene de los antiguos griegos, que es luchar por el bien común. O como la concebía Paulo Freire, desde el acto transformador.

Cuando digo que me preocupa la formación de los futuros docentes y de los alumnos que pasan por los institutos superiores me refiero a eso, a la falta de conocimientos que se dan en los institutos, que no tiene que ver con lo científico sino con lo ético- pedagógico y los ideales, creo que no podemos dejar seguir pasando generaciones que no comprendan ideas como la “justicia social” la “empatía” “ el otro” “ la desigualdad” que no les importe el momento histórico ya sea latinoamericano, de nuestro país y de nuestra ciudad.

Por eso mientras pienso mis clases pienso la importancia de enseñar autores como Paulo Freire, Simón Rodríguez , Jorge Huergo y otros tantos, que no pueden concebir la educación sin pensar un modelo de país justo que garantice los mismos derechos a todos los estudiantes e integrantes de la sociedad.

Creo que los Institutos de Formación son la herramienta que tenemos como ciudadanos donde se puede debatir el modelo de sociedad que tenemos y que vamos a tener. Pero por sobre todo es en los Institutos superiores donde tenemos que aprender este tipo de conocimientos. Debatir y pensar qué tipo de educación queremos, que es sin dudas una educación que prepare a las futuras generaciones para dudar, y no para obedecer. Una educación que emancipe a los pueblos para que estos nunca más sean oprimidos. Una educación inclusiva, abierta a los cambios.

Cuando pienso en mis alumnos quiero que además de aprender conocimientos científicos tengan una educación con conciencia política y social, para que cuando éstos entren en las aulas sepan y puedan ver situaciones de injusticia, de inequidad y si ven que sus alumnos están frente a una vulneración de derechos, puedan salir a luchar por ellos.

Por esto y por mucho más sostengo la importancia de estudiar en Institutos superiores, porque son los lugares claves para debatir y formar una sociedad más justa, una sociedad con valores, empatía por el otro, inclusiva, con derechos y abierta a los nuevos cambios.

Profesora, Sofía Garello