• 12:59
  • sábado, 19 de septiembre de 2020

“Yo estaría en fase cero” 

En las últimas semanas, la pandemia se desplazó hacia el interior de la provincia y está afectando a muchos distritos. Jorge Herce, director de la Región Sanitaria III, habló sobre el incremento de casos de coronavirus en diferentes municipios.  Su opinión respecto a las restricciones es que deberían ser “máximas”. Durante una entrevista en el canal municipal aseguro, “Yo estaría en la fase mínima posible, si hubiese fase cero, en fase cero. Cuantas menos actividades haya habilitadas, menos nivel de contagio. Es el momento de pensar en estas cosas. Esto no es para toda la vida”, y planteó un esquema de dos semanas de cuarentena más estricto como una posible respuesta para el distrito. 

“Yo estaría en fase cero” 

En nuestra región, particularmente, estas últimas semanas los distritos más afectados han sido General Viamonte y Junín. En ese sentido, el Director de la Región Sanitaria III dijo “Hace unas semanas atrás, el AMBA, el Gran Buenos Aires, se llevaba casi el cien por ciento de los casos que había en la provincia de Buenos Aires, y, en las últimas semanas esto ha ido modificándose, al punto tal que durante el fin de semana los casos del interior son casi el veinte por ciento del total de la provincia”.  Herce manifestó sentirse preocupado porque “simultáneamente se ha dado en muchos municipios cierta flexibilización de las medidas vinculadas a las circulación de las personas”. 

En otro orden de cosas se refirió a la demora de los resultados de las muestras de hisopado relacionados al incremento de los casos. Aseguró que la capacidad del laboratorio se cuadruplicó, “no obstante el gran aumento del número de hisopados hace que se atrase un poco. El laboratorio de Junín no solo procesan muestras de nuestra región, sino de otras localidades que han tenido un aumento importante de brotes. Es una razón más para pedirle a la población la solidaridad de quedarse en casa”, dijo. 

Su opinión respecto a las restricciones, es que deberían ser “máximas”. “Si nos piden a los sanitaristas nuestra opinión, la única respuesta que tenemos es la cuarenta más estricta posible. Esa es la única forma que tenemos de que no haya circulación viral. Yo estaría en la fase mínima posible, si hubiese fase cero, en fase cero. Cuantas menos actividades haya habilitadas, menos nivel de contagio. Es el momento de pensar en estas cosas. Esto no es para toda la vida. Un período de cuarentena más estricto durante dos semanas, por ejemplo, podría ser una respuesta para nuestros distritos”, aseguró.

Los trabajadores de salud son un blanco que empieza a alertar a las autoridades, “nos preocupa porque uno puede tener muchos respiradores, pero lo principal es el recurso humano, y si empezamos a tener dificultades, por más que tengamos todos los aparatos del mundo, no hacemos nada”.